Colores en los cuartos de Fanlyc

Hace unos días fue renovada la Posada de Fanlyc, donde una decena de artistas plasmó imágenes inspiradas en cuentos infantiles.

Temas:

Algunas de las habitaciones renovadas de la Posada Yo tengo un Amigo. LA PRENSA\Jazmín Saldaña Algunas de las habitaciones renovadas de la Posada Yo tengo un Amigo. LA PRENSA\Jazmín Saldaña

Algunas de las habitaciones renovadas de la Posada Yo tengo un Amigo. LA PRENSA\Jazmín Saldaña

Colores en los cuartos de Fanlyc Colores en los cuartos de Fanlyc

Colores en los cuartos de Fanlyc

Colores en los cuartos de Fanlyc Colores en los cuartos de Fanlyc

Colores en los cuartos de Fanlyc

Colores en los cuartos de Fanlyc Colores en los cuartos de Fanlyc

Colores en los cuartos de Fanlyc

La Posada Yo Tengo un Amigo de la Fundación Amigos del Niño con Leucemia y Cáncer (Fanlyc) fue inaugurada en 2006, y desde entonces ha albergado a cientos de pequeños con leucemia y cáncer.

En total la posada tiene 23 habitaciones, de las cuales 15 son para hospedaje cuando vienen a las citas y tratamiento a la ciudad, y las otras ocho se utilizan para los niños después de un trasplante de médula ósea.

Hace unos días este aposento fue renovado gracias al apoyo de varios artistas voluntarios que plasmaron coloridos dibujos.

Natalia Jiménez, Adrián Miranda, Reneé Karamañites, Estefanía Leigthon, Isaac Armstrong, Roberto Rodríguez, Nicolás López, Miguel Rodríguez, Sharito Moreno, Juliana Ruiz, Verónica Ramírez y Havana Gallegos fueron los autores de los dibujos en las paredes de cada habitación.

Estas obras de arte se inspiran en las imágenes y valores de cuentos infantiles que están relacionados con las chacras del cuerpo, explicaron.

Se resalta el color, el símbolo, el elemento y el valor espiritual de cada uno en forma sutil, comentó Leslie Ducruet, directora ejecutiva de Fanlyc.

Por ejemplo, la habitación denominada “La Estrella”, surge del cuento Cómo atrapar una estrella, de Oliver Jeffers. Tiene como temas centrales la autoestima, confianza, seguridad, energía, responsabilidad y cuidar de uno mismo.

También está el cuarto “Arco Iris”, del cuento Daniela de Ana Tortosa. Sus temas son la conexión con seres de luz y las guías espirituales, señala Ducruet.

Otras de las habitaciones que podrá observar es “El pez payaso”, inspirado en Buscando a Dory de Disney-Pixar, y expresa creatividad, miedos, relaciones, conexión y pasión.

“El camino abierto” es otro de los cuartos y se basa en el cuento Yo descubro un camino abierto de Graciela Repún. Hace un llamado a encontrar solidaridad en la indiferencia o luz en las sombras.

MÁS DE LA POSADA

Un lugar de paz en el corazón de la ciudad. Así consideran muchos a la Posada Yo Tengo un Amigo, la cual cuenta con áreas sociales y áreas de servicio.

Además, allí se encuentra la capilla La Sagrada Familia y el comedor “El árbol de la vida”, que están rodeados de las sonrisas y los pasos de sus huéspedes.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Newsletter