BIODIVERSIDAD

‘Carretera’ de vida silvestre

Un nuevo estudio científico cuenta ya con resultados que demuestran el alto flujo de animales en un canal boscoso en Colón que, sin protección legal, enfrenta las presiones de la actividad humana.

Temas:

Canal boscoso lleno de vida silvestre

Imagen de un jaguar, especie insignia de la lucha por la conservación en el país, captada por las cámaras de Somaspa. Somaspa Imagen de un jaguar, especie insignia de la lucha por la conservación en el país, captada por las cámaras de Somaspa. Somaspa

Imagen de un jaguar, especie insignia de la lucha por la conservación en el país, captada por las cámaras de Somaspa. Somaspa

El siempre cauteloso jaguar. Una pareja de pumas. Trigrillos, saínos, venados, capibaras o un tapir... Al menos 25 especies de mamíferos usan el corredor biológico o franja de bosque que une la cuenca del Canal de Panamá, al oeste, con las reservas naturales de Chagres y Portobelo, en el este del país.

El tramo boscoso, también llamado “corredor del jaguar”, es estudiado desde 2014 y más intensamente desde 2017 por científicos de la Sociedad Mastozoológica de Panamá (Somaspa) con la meta de conocer las especies que recorren la zona, especialmente los mamíferos, y la funcionalidad del corredor biológico.

Registro de especies

Empleando cámaras sensibles al movimiento distribuidas en unos 80 kilómetos cuadrados de la “carretera” silvestre entre Santa Rita y Sierra Llorona, Colón (ver mapa), se registró el paso de varios ejemplares de cinco de los seis felinos salvajes que hay en Panamá: tigrillo, yaguarundi, ocelote, puma y jaguar.

También se fotografiaron especies como mapaches, armadillos, zarigüellas, venados, capibaras, ñeques, conejos pintados, saínos, perros de monte o el tapir. Algunas de ellas en grandes cantidades, destaca el biólogo Rafael Samudio, director de Somaspa y líder del proyecto pionero.

El tiempo que lleva desarrollándose el estudio le permite a Samudio tener la certeza de que pese a las presiones humanas (cacería, carreteras, asentamientos, proyectos agrícolas o ganaderos, entre otros) los animales emplean el corredor biológico para migrar, dispersarse o residir.

“La mayoría de las especies de mamíferos está presente a todo lo largo del corredor biológico. El número de especies y la identidad de las especies del corredor son muy similares a las que Somaspa ha encontrado en sus estudios con cámaras trampas en el Parque Nacional Chagres. Estos resultados nos sugieren que el corredor biológico de Colón contiene una alta y relativamente completa diversidad de mamíferos silvestres, y que potencialmente el corredor tiene las condiciones ecológicas que facilitarían el movimiento de la vida silvestre entre las áreas protegidas de esta región de la cuenca del Canal de Panamá”, amplía el biólogo.

Sin protección

Como se trata de terrenos o reservas privadas, el segmento recorrido y estudiado por los biólogos de Somaspa no cuenta con la protección de los parques nacionales. Los moradores de las fincas en el terreno de estudio han sido colaboradores y están conscientes del valor del canal de comunicación boscoso que pasa por sus propiedades, pero siempre existirá el riesgo de que la presión humana aumente y afecte la dinámica de los animales, analiza la bióloga Julieta Carrión, también integrante de Somaspa.

“El corredor del jaguar es un ‘pulmoncito’ importante, merece ser conservado”, refuerza Samudio.

Para asegurar que se mantengan las condiciones que parecen favorecer a la biodiversidad y a la funcionalidad del corredor biológico que pasa por Colón, es necesario que las entidades nacionales e internacionales colaboren con los propietarios de los terrenos en la protección y conservación de los recursos naturales, expone Samudio.

Pumas, saínos, conejos pintados y tapires son algunos de los mamíferos que transitan o habitan en el corredor biológico de Colón. Expandir Imagen
Pumas, saínos, conejos pintados y tapires son algunos de los mamíferos que transitan o habitan en el corredor biológico de Colón. Somaspa

Por ello, con los resultados del estudio y otros similares, indican los biólogos, se presentarán recomendaciones a las autoridades para preservar este canal de bosque.

La investigación de Somaspa fue financiada por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y el plan es ampliar el área de estudio en 2020 hasta las cercanías de la cuenca del Canal de Panamá.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan