COMEDIA DRAMÁTICA

El Alzheimer desde la comedia teatral

Varios de los actores que participan en ‘Una espina en el zapato’ reflexionan sobre los mensajes de la obra que se presenta en el Teatro En Círculo de martes a domingo hasta el 30 de mayo.

Temas:

‘Una espina en el zapato’ trata de romper las concepciones que se tienen en torno a las personas que padecen el Alzheimer, y no se burla de la situación que sufre el paciente. A la izquierda, la actriz Nilena Zisópulos. A la derecha, la directora Hannia Woodman.  ‘Una espina en el zapato’ trata de romper las concepciones que se tienen en torno a las personas que padecen el Alzheimer, y no se burla de la situación que sufre el paciente. A la izquierda, la actriz Nilena Zisópulos. A la derecha, la directora Hannia Woodman. Expandir Imagen
‘Una espina en el zapato’ trata de romper las concepciones que se tienen en torno a las personas que padecen el Alzheimer, y no se burla de la situación que sufre el paciente. A la izquierda, la actriz Nilena Zisópulos. A la derecha, la directora Hannia Woodman. Agustín Herrera

¿Cómo abordar el mal de Alzheimer desde una perspectiva simpática y reflexiva a la vez? La obra Una espina en el zapato, escrita por el dramaturgo argentino Nazareno Molina y dirigida por Hannia Woodman, trae la respuesta.

Woodman asegura que la obra no se burla del paciente con Alzheimer, sino que hace mofa de las situaciones que viven los demás integrantes de la familia que son indiferentes a Modesta, la protagonista.

“En esta obra se respeta la dignidad del enfermo. En ningún momento alguien se burla del paciente. Esto es un reflejo de la vida porque, a pesar de afrontar una situación difícil como lo es tener a un familiar con esta enfermedad, la vida sigue. Te ríes, lloras y sufres”, agrega la directora.

Esta obra, según Woodman, tiene la capacidad de poner a pensar al público y dejar atrás aquellas concepciones que se tienen sobre el Alzheimer como que, por ejemplo, los pacientes “son personas que miran al cielo y no tienen expresión”.

La actriz principal Nilena Zisópulos se mete en la piel de Modesta. Ella vivió de cerca la enfermedad ya que su abuela la padecía. Recuerda que cuando le propusieron hacer el personaje, se removieron las fibras dentro de ella, ya que era un personaje que siempre ha querido hacer.

“Lo hice con respeto y mucho cuidado. Iba a recuerdos dolorosos de mi archivo emocional para sacar la materia prima que yo utilizaba para construir mi personaje y, coincidentalmente, el libreto reflejaba algunas de las situaciones que he vivido con mi abuela”, relata Zisópulos.

“Lo último que pierde el enfermo son sus sentimientos. Había momentos en que no sabía que era yo, pero cuando se acordaba era bien conmovedor ”, evoca.

Cloty Luna interpreta, por su lado, a Nicolasa, la cuidadora de Modesta, quien además atiende a la bebé de Camila, sobrina de Modesta, y tiene que lidiar con los oficios de la casa.

La actriz considera que la labor que realizan los cuidadores “es muy loable y difícil” y un trabajo que se tiene que hacer con mucho amor y dedicación.

“El personaje fue un reto diferente y no es fácil transmitir ciertos sentimientos en comedia. Sobre todo cuando tienes una familia que te araña a ti y al paciente”, agregó.

“Un familiar nunca se debe abandonar y debe ser acompañado hasta el final de sus días. Es cuestión de caridad humana y sentimientos”, dijo.

 Grupo disfuncional

La parentela de Modesta es disfuncional, un reflejo exacto de que todas las familias no son perfectas.

Al mismo tiempo, los personajes de la obra teatral transmitirán sensaciones al público que lo puede hacer sentir identificado por su manera de abordar los problemas del hogar.

Los secretos y las intrigas entre padre, hijos y abuelos, influyen en la destrucción del núcleo familiar. Y de ello son responsables los tres hermanos de Modesta: Yolanda, Gladys y Evaristo.

Yolanda, interpretada por Gloryana Reyes, dice que su personaje refleja una realidad actual sobre una sociedad que vive de las apariencias. “Yolanda es una persona que pretende arreglar la vida de los demás cuando ni siquiera ha podido arreglar la suya”, explica.

Gladys también comparte el perfil de Yolanda. No obstante, a esto se le puede añadir su gusto por el alcohol. “Se porta mal y le gusta burlarse de la gente de una manera despiadada y sin filtro”, admite su intérprete Larissa Morales.

Evaristo, encarnado por Ricardo Pareja, es el hermano más querido de Modesta. “Esta obra es un homenaje repleto de humor negro, que hay que saber entenderlo para no ofenderse fácilmente. A la larga, sale mejor tomar el Alzheimer positivamente”, expresa.

Camila, en tanto, tiene una vida complicada y carga con un secreto desde los 10 años. “Ella es una mediadora porque encima le consideran rara y extraña por cómo se viste”, comparte la actriz Masof Sayavedra.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan