DICTADURA

‘No vamos a acobardarnos, ni a callarnos. Esa es nuestra fuerza’

El próximo 18 de junio se vence el plazo convenido por Daniel Ortega con la Alianza Cívica, que contó con la OEA y el Vaticano como testigos, para liberar a todos los presos políticos.

Temas:

Desde abril del año pasado, la rebelión ciudadana en Nicaragua no ha parado, a pesar de la brutal represión a la que han sido sometidos por la dictadura de Daniel Ortega y su esposa y primera dama, Rosario Murillo. Desde abril del año pasado, la rebelión ciudadana en Nicaragua no ha parado, a pesar de la brutal represión a la que han sido sometidos por la dictadura de Daniel Ortega y su esposa y primera dama, Rosario Murillo. Expandir Imagen
Desde abril del año pasado, la rebelión ciudadana en Nicaragua no ha parado, a pesar de la brutal represión a la que han sido sometidos por la dictadura de Daniel Ortega y su esposa y primera dama, Rosario Murillo.

Es un héroe entre los jóvenes que protestan en Nicaragua. Con tan solo 25 años, Max Jerez completa la lista de los seis delegados titulares de la opositora Alianza Cívica.

Pero ser el azote del régimen de Daniel Ortega le ha salido caro. Desde mayo de 2018, justo cuando empezaba el primer diálogo nacional, vive separado de sus seres queridos.

Por el camino también ha dejado sus estudios y la posibilidad de salir a la calle tranquilo. Y mientras, la negociación sigue anquilosada.

Ortega se aferra como puede al poder, determinado a mantenerse en la presidencia hasta las elecciones de 2021.

Ha dejado en su país una imagen de rebeldía como representante del movimiento estudiantil. Es casi un héroe de masas, pero esto ha tenido un costo personal. ¿Corre peligro? ¿Teme por su vida en este momento?

Sí, no puedo llevar una vida normal. Cada poco tiempo, cambio mi estancia en casas de seguridad repartidas por todo el país para evitar ser localizado por la Policía o las fuerzas parapoliciales.  Como muchos otros compañeros, he sido víctima de asedio y persecución por parte del régimen de Ortega. Desde hace más de un año vivo alejado de mi familia y amigos en un régimen de completa clandestinidad.

¿Qué es lo que más echa de menos de su vida antes de tener que vivir escondido?

Sobre todo, a mi familia. Además, tuve que interrumpir mis estudios universitarios.

Y el estar condenado a vivir escondido, lejos de la gente que ama… ¿le ha hecho arrepentirse de haber enfrentado a Ortega?

No, para nada. Luchar por una Nicaragua en libertad es un sueño mucho mayor que el miedo o la soledad.

¿De dónde saca la fuerza?

Me hace fuerte la solidaridad de la gente, la unidad del pueblo que busca con firmeza y convicción justicia y libertad para Nicaragua. En los momentos de desolación más oscuros, trato de fijarme en el ejemplo de los que han sufrido torturas y continúan combatiendo al régimen de Ortega en primera línea. Ellos son los verdaderos héroes.

Los sandinistas acusan al movimiento estudiantil que lidera de querer poner en pie un golpe de Estado en Nicaragua. ¿Cuál es su respuesta?

Esas son las patrañas de la narrativa oficialista que han quedado completamente desmentidas. No ha habido ningún intento de golpe. De lo que sí hay evidencia es de que se han cometido crímenes de lesa humanidad que tienen que ser juzgados.

Como miembro de Alianza Cívica, ¿tiene garantías de que vayan a retomar el diálogo o se han roto las negociaciones para siempre?

Ahora mismo el proceso de negociación está estancado. Es fundamental la liberación de los presos políticos, aunque ese no sea el problema de fondo. Necesitamos una reforma en profundidad del sistema que dé paso a unas elecciones justas, transparentes y competitivas.

Entonces, ¿podrían volver a la mesa de negociación en un futuro?

Si Ortega cumple, nos volveremos a sentar en la mesa.  El mes de junio es clave.

 Max Jerez. Expandir Imagen
Max Jerez.

¿Por qué?

El plazo de liberación de todos los presos políticos vence el 18 de junio. Si en ese tiempo el Gobierno no lo ha hecho, será absurdo seguir con las negociaciones.

¿Con qué herramientas cuenta Alianza Cívica para hacerle cumplir a Ortega?

Estamos consolidando un plan de resistencia que incluye acciones ciudadanas y paros nacionales. La movilización de la sociedad muestra el descontento. La gente no puede más. Por eso, tratamos de capitalizar las demandas de la gente y llevarlas a la mesa de negociación. También es clave la condena de la represión por parte de la comunidad internacional.

¿Ha vislumbrado en todo este tiempo voluntad política por parte del Gobierno?

No, a Ortega no le importan ni lo más mínimo las negociaciones. Él quisiera evitar esta presión y mantenerse siempre en el poder. Pero tiene que aceptar que no puede seguir gobernando. Hasta ahora el Gobierno está jugando a las estrategias. Tratando de mejorar sus alternativas o crear las condiciones para que vuelvan a tomar el control. Pero el tiempo juega en su contra. La única salida es que se abra un proceso democrático en Nicaragua.

Mucha gente ha criticado Alianza Cívica precisamente por negociar con alguien indiferente al diálogo. ¿Cómo enfrentan las críticas?

Seguimos apostando por una salida negociada que no derrame más sangre. Porque si Ortega sigue enrocado al poder, Nicaragua no tiene futuro.

Algo que sorprende es que la gente sigue saliendo a protestar a las calles a pesar de la represión violenta. ¿Van a continuar las manifestaciones?

Sí, van a continuar a pesar de la brutalidad de la represión. No vamos a acobardarnos ni a callarnos. Esa es nuestra fuerza.

Uno de los escenarios propuestos por Ortega es la ley de amnistía. ¿Qué opina Alianza Cívica?

En ninguna circunstancia vamos a legitimar un proceso en Nicaragua que avale la impunidad.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan