ESPAÑA

La justicia absuelve a la infanta Cristina

La hermana del rey Felipe VI fue condenada a pagar una multa de 265 mil euros por la responsabilidad civil que le atribuye el tribunal.

Temas:

La exmiembro de la familia real y su esposo fueron objeto de la justicia por el caso de corrupción del Instituto Noos. La exmiembro de la familia real y su esposo fueron objeto de la justicia por el caso de corrupción del Instituto Noos. Expandir Imagen
La exmiembro de la familia real y su esposo fueron objeto de la justicia por el caso de corrupción del Instituto Noos.

Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina y cuñado del rey Felipe, fue condenado a seis años y tres meses de cárcel por haber desviado fondos públicos al Instituto Noos, una sociedad de fachada altruista que presidía junto a su socio Diego Torres, a la que se adjudicaron de forma irregular contratos por valor de más de 6 millones de euros (6.3 millones de dólares).

Según las investigaciones, Urdangarin y Torres desviaron 4.5 millones de euros ($4.7 millones) de esos 6 millones con facturas falsas que referían a servicios no prestados al Instituto Noos o por importes fuera de mercado.

El Instituto Noos recibió 2.5 millones de euros de las arcas del ayuntamiento de Baleares, 3.5 millones de euros de Valencia y 114 mil ($121 mil) del Ayuntamiento de Madrid.

En la sentencia, sobre la que cabe recurso, los jueces consideran a la infanta Cristina de Borbón una persona extraña a los hechos y ha sido absuelta. El sindicato que ejercía de acusación popular, Manos Limpias, pedía para ella ocho años de prisión, al reputar que fue una cooperadora necesaria en los dos delitos fiscales que se le atribuyen a Iñaki Urdangarin por haber defraudado al fisco 326 mil euros (346 mil dólares) en los años 2007 y 2008. Si bien, la infanta deberá pagar 265 mil euros (281 mil dólares) de multa en concepto de responsabilidad civil, los jueces reputan que desconocía “la existencia de los ilícitos penales (delito fiscal y malversación)” y que, por tanto, no participó en su ejecución.

La Fiscalía acusaba a Urdangarin de los delitos de malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales y pedía para él 19 años y medio de cárcel.

Los reyes Felipe y Letizia, que recibieron la noticia mientras inauguraban una exposición de arte proveniente de Budapest, Hungría, en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, mantuvieron en todo momento una actitud de distancia.

Tras saberse que la hermana del rey había sido absuelta, un portavoz oficial del Palacio de la Zarzuela, sede de la corona, se limitó a señalar que tenían “máximo respeto a la independencia de la justicia”, según informaron varios medios locales.

Conexión Panamá

Ni Urdangarin ni su socio Torres podían justificar sus voluminosos ingresos y buscaron la manera de eludir al fisco. En el entramado de empresas opacas concebidas para evadir el dinero sucio que llegaba hasta el Instituto Noos hay varias conexiones con Panamá.

Según figura en el expediente judicial al que ha tenido acceso este periódico, Salvador Trinxet, un abogado español especialista en fiscalidad internacional, creó varias estructuras societarias fiduciarias por las que se habrían desviado hasta 420 mil euros del Instituto Noos.

Si bien esta cadena empresarial terminaba en Belice, por el camino pasaron un testaferro panameño, llamado Gustavo Alberto Newton Fonseca, y la sociedad panameña Skyline Associates Corporate.

A través de Trinxet se creó la empresa matriz en Belice denominada Blossom Hills y una sociedad filial de esta última en Londres denominada De Goes Center for Skateholder Managment Ltd.

La primera está participada y administrada a su vez por la sociedad panameña denominada Skyline Associates Corporate, de manera que se interpuso una doble pantalla para proteger la identidad de los verdaderos beneficiarios. A su vez, como administrador de la sociedad matriz de Belice y de la sociedad filial de Londres, se contrató a un testaferro panameño llamado Newton Herrera.

Según el informe de investigaciones finales, el mismo Trinxet “admitió que la persona que físicamente ejercía la administración de las sociedades era un individuo panameño, Newton Herrera, que era administrador de docenas de sociedades y al que se le pagaba por ello”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Newsletter