EL NAUFRAGIO DEL PACTO NUEVA REPÚBLICA

La agonía de Navarro y Varela

Temas:

PROPUESTA. El documento que sellaba la alianza entre Varela y Navarro estipulaba 17 puntos, entre ellos, una constituyente, elevar a rango constitucional los procedimientos de selección de contratista, y auditar las megaobras de este gobierno. LA PRENSA/Archivo. PROPUESTA. El documento que sellaba la alianza entre Varela y Navarro estipulaba 17 puntos, entre ellos, una constituyente, elevar a rango constitucional los procedimientos de selección de contratista, y auditar las megaobras de este gobierno. LA PRENSA/Archivo. Expandir Imagen
PROPUESTA. El documento que sellaba la alianza entre Varela y Navarro estipulaba 17 puntos, entre ellos, una constituyente, elevar a rango constitucional los procedimientos de selección de contratista, y auditar las megaobras de este gobierno. LA PRENSA/Archivo.

Se agota el tiempo. Es la frase recurrente tanto en la campaña del candidato presidencial del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Juan Carlos Navarro, como en la del representante del Partido Panameñista, Juan Carlos Varela.

Hoy, a las 3:30 p.m., se acaba el plazo para inscribir las alianzas ante el Tribunal Electoral (TE) y hasta el momento, en el escenario político camino a las elecciones del 4 de mayo de 2014 ,se prevé que los únicos pactos políticos serán los del gobernante Cambio Democrático (CD) y el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena); y la mancuerna entre el Partido Popular (PP) y el panameñismo.

Navarro y Varela, que se reunieron el pasado jueves en una residencia en Punta Barco, no llegaron a un acuerdo. Ahora, están dispuestos a mostrarse los puños en lo que resta de campaña.

¿Qué pasó? Varela, antes de presentar su alianza con el PP en el TE (ver nota relacionada), insinuó que el empresario y financista de la campaña de Navarro, Mayor Alfredo Mello Alemán, de quien ha dicho que es miembro del “círculo cero” del presidente, Ricardo Martinelli, habría tenido que ver en la decisión del perredista de no sumarse a la coalición opositora. “Mello Alemán actuó como vocero del PRD, pero le tocaría ahora a ese colectivo aclarar si él es un vocero calificado o no”, dijo.

Consultado sobre el tema, Alemán se defiende: “no sé nada de eso... no tengo nada que ver con eso”, aseguró.

–¿Navarro lo llamó luego de la reunión con Varela?, le preguntó este medio.

“Sácame a mí de ese tema, lo que dije ya lo dije”, contestó. El pasado jueves, día en que se concretó el encuentro Navarro-Varela, en su periódico, Metro Libre, Alemán atacó al Vicepresidente. “Varela no sigas pidiendo reuniones a miembros del PRD, como has estado haciendo”, declaró.

Ninguno de los dos políticos se mostró dispuesto a renunciar a su aspiración presidencial en favor del otro. Sin haber cruzado esa barrera, el “Pacto nueva República”, confeccionado por el empresario I. Roberto Eisenmann, el abogado y miembro de la Comisión Revisora de la Constitución Política de 1983 Mario Galindo y el excontralor Alvin Weeden, naufragó.

Al principio, tanto Navarro como Varela, por separado, acogieron el proyecto político. Weeden contó que el primer acercamiento lo tuvieron con Navarro en su casa en Paitilla. “Fue a mi casa con Bobby Eisenmann, le mostramos el documento y dijo que no había nada que pudiera objetar (...) eso fue hace como 10 días”, dijo.

Navarro, contó el hoy aspirante a diputado por la vía independiente, propuso que el plan no fuera a cinco años, como se planteaba originalmente en la propuesta, sino a diez. “El documento tenía fórmulas dirigidas a que los dos llegaran a la Presidencia”, dijo Weeden.

El pacto, que contiene 17 puntos, establecía que en caso de ganar el candidato de la alianza Nueva República, se comprometía a convocar a una asamblea constituyente paralela “inmediatamente” después de tomar posesión (ver el documento completo en prensa.com).

EL MIRAMAR

Luego se gestó la reunión con Varela. “Le dijimos... [Weeden y Eisenmann] aquí está este documento base, aquí está Navarro dispuesto a sentarse contigo”, narró el excontralor. Fue la noche del pasado viernes 20 de diciembre, precisamente el día en que el país conmemoraba 24 años de la invasión y medios italianos revelaban que el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi había sido supuestamente grabado en compañís de prostitutas en Panamá, según versiones de un testigo ante fiscales que investigan el caso de Valter Lavítola.

El escenario: el apartamento del candidato presidencial en el edificio Miramar, en avenida Balboa.

Propuesta en mano, Varela decidió analizarlo y evaluar qué tan real era la posibilidad de que Navarro renunciara y no él, contaron figuras cercanas al candidato. Dos días después, el domingo 22 de diciembre, Varela se reunió con Eisenmann y Weeden, a las 11:00 a.m., nuevamente en el Miramar. Ningún miembro del equipo de campaña del panameñista participó. Sobre la mesa, el tema más espinoso, tanto para el panameñismo, como para el PRD: la renuncia a la candidatura presidencial.

Como Eisenmann y Weeden vieron la disposición de ambos candidatos a explorar una posible coalición, decidieron ponerle “fecha de cumpleaños” al esperado encuentro: jueves 26 de diciembre. Pero hicieron una tercera reunión con Varela, la mañana del 24 de diciembre, para afinar detalles. Ese día se sumó Galindo.

Los tres le insistieron a Varela que Navarro estaría dispuesto a conversar todos los temas. Incluso la posibilidad de ceder la cabeza, en la posible unión.

Para corroborar la disposición de Navarro, el candidato panameñista envió a un emisario a la campaña del abanderado del PRD.

Fue así como decidieron poner lugar y hora: una “casa de común acuerdo”, ubicada en Punta Barco. La hora: 9:00 a.m.

No habría equipo negociador. Ambos hablarían frente a frente y discutirían “de manera franca” la propuesta que ya conocían desde hacía días y que en el camino había tenido modificaciones.

EL DÍA CERO

Jueves 26 de diciembre. Cambio Democrático y el Molirena se preparaban para acudir al Tribunal Electoral a inscribir su alianza. En Punta Barco se decidía la suerte de una probable unión entre dos históricos rivales, panameñistas y perredés. El encuentro empezó a las 9:00 a.m. Tanto Varela como Navarro llegaron al sitio por tierra.

El primer punto en la negociación, por supuesto, era la renuncia a la candidatura. Como argumento legal para no aceptar “bajarse”, Varela planteó, que por ser actualmente vicepresidente del país, no puede volver a aspirar a una reelección del mismo cargo, porque la Constitución se lo impide.

Solo esperaba la respuesta de Navarro. Hablaron por más de una hora. Varela, reveló Weeden, le presentó a Navarro una lista de 14 personas que integrarían el primer Gabinete. El perredista le dijo: “estoy cómodo con los nombres, todas las personas son aceptables”.

Algunos eran de sus dos partidos, otros independientes. De hecho, el documento estipulaba que el gobierno de la Nueva República designaría por lo menos a dos ministros independientes. En la lista no se descartó al aspirante presidencial independiente Gerardo Solís.

A las 10:20 a.m. concluyó la primera parte de la “reunión de exploración”. Acordaron darse tiempo para “hacer consultas”. Navarro tomó rumbo desconocido y Varela se trasladó a una de sus propiedades, también en Punta Barco.

A las 12:00 p.m. Navarro regresó con una respuesta: no renunciaría, le dijo a Varela, y agregó que seguiría su plan como había decidido la cúpula del PRD. Hablaron por 15 minutos.

A las 12:30 p.m., el candidato presidencial de CD, José Domingo Arias, llegaba a la Casa del Marisco para almorzar con miembros del Molirena, luego de oficializar su unión. Un Martinelli sonriente llegó al restaurante a la 1:15 p.m. “Estoy muy contento por la alianza”, declaró. “También tengo entendido que mañana [ayer] los panameñistas y el PP presentarán su alianza, y el PRD no va en alianza, no necesita presentar alianzas”, aseguraba. Y de esta manera el mandatario vaticinó lo que Navarro comunicaría pasadas las 4:00 p.m. del jueves: que no se aliaría con Varela.

LAS TRAICIONES

La historia política de los candidatos opositores tiene capítulos de traiciones y pactos fallidos. Para las elecciones de 2009, Navarro resintió el hecho de que su copartidaria Balbina Herrera decidiera aspirar a la Presidencia de la República, desechando un pacto que ambos habían alcanzado en el que él sería el candidato presidencial del PRD en 2009 y ella aspiraría a la Alcaldía de Panamá.

Varela, en junio de 2011, siendo aun aliado de Martinelli, recibió una puñalada del Presidente, cuando en una entrevista en televisión dijo que el apoyo dado a su vicepresidente para obtener la candidatura presidencial en 2014 fue a título personal, mas no de su partido. Ese día anunció que CD iría al torneo con candidato propio.

(Con información de Eduardo Mendoza).

Panameñista y PP sellan alianza

Miembros del Partido Popular (PP) y del Panameñista inscribieron ayer formalmente su alianza de gobierno, denominada “El pueblo primero”, ante el Tribunal Electoral (TE), luego de meses de negociaciones. Lo hicieron al ritmo de un tamborito que tocaban simpatizantes de ambos partidos, que habían llegado a eso del mediodía.

Los encargados de formalizar el acuerdo político fueron Juan Carlos Varela, candidato presidencial y presidente del panameñismo, y Milton Henríquez, presidente del PP. “Hoy es un gran día, una gran fecha... nace una alianza que va a cambiar la política en Panamá, que con visión de Estado pondrá el pueblo primero”, dijo Varela tras descender del automóvil que lo transportó hasta la nueva sede del TE en Ancón. Lo acompañaba su esposa, Lorena Castillo, y uno de sus tres hijos. Casi al mismo tiempo llegó Henríquez, acompañado de miembros del PP. Los simpatizantes, que media hora antes se armaron de banderas de los partidos y se vistieron con camisetas con el nombre de Varela, vitoreaban al aspirante presidencial. “Estamos contentos, hemos dejado siempre la puerta abierta a todos los hombres y mujeres que estén dispuestos a acompañarnos, a respaldar nuestras propuestas...”, prosiguió Varela, mientras hacía el intento de acercarse a Henríquez, que estaba rodeado de seguidores.

Para el presidente del PP, esta coalición tiene la fuerza para enfrentar al oficialismo. Muy cerca de Varela siempre estuvo el diputado José Blandón, aspirante a la Alcaldía de Panamá. En el lugar también se hallaban otros dos miembros de la bancada panameñista en la Asamblea: Luis Eduardo Quirós, y Grimaldo Córdoba. También estuvieron el exministro de Vivienda Carlos Duboy; la diputada del Parlamento Centroamericano Mireya Montemayor; el exsubgerente de la Zona Libre Manuel Grimaldo, entre otras figuras. Por parte del PP acudieron el exvicepresidente de la República Rubén Arosemena, hoy candidato a diputado por el 8-7. “Esta es una alianza bien fundada.

Dos grupos que han venido trabajando buen tiempo en lo que es la plataforma de un plan de gobierno, donde no se va a improvisar”, dijo Arosemena. El PP y el Panameñista empezaron las conversaciones el 13 de junio pasado; luego, el 24 de agosto, el PP aprobó la alianza en un Congreso Nacional, y después fue ratificado el 25 de ese mes por su cúpula.

JOSÉ GONZÁLEZ PINILLA

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter