CSS, RADIOGRAFÍA DE UNA CRISIS

‘Vamos a la CSS en busca de salud, pero no sabemos cómo saldremos’

Organizaciones de pacientes cuestionan el deterioro de la atención hospitalaria durante las últimas décadas en la Caja de Seguro Social (CSS). Algunos asegurados dicen sentir temor.

CSS suspende las cirugías electivas en el Complejo

Temas:

La población protegida por la  CSS entre 1990 y 2016 pasó de 1.2 millones a 3 millones 26 mil 769 personas, lo que representa el 75% de la población del país, según informes de la Contraloría General de la República. Roberto Cisneros - La población protegida por la  CSS entre 1990 y 2016 pasó de 1.2 millones a 3 millones 26 mil 769 personas, lo que representa el 75% de la población del país, según informes de la Contraloría General de la República. Roberto Cisneros - Expandir Imagen
La población protegida por la  CSS entre 1990 y 2016 pasó de 1.2 millones a 3 millones 26 mil 769 personas, lo que representa el 75% de la población del país, según informes de la Contraloría General de la República. Roberto Cisneros -

Escuchando a los representantes de organizaciones como la A sociación Nacional de Pacientes con Insuficiencia Renal y de la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermedades Críticas, Crónicas y Degenerativas, se percibe una mezcla de impotencia y temor.

Impotencia porque no pueden hacer nada frente a lo que califican como un “deficiente” servicio hospitalario que brinda la Caja de Seguro Social (CSS), y miedo porque no solo está de por medio su salud, sino también su vida.

Se refieren a la periódica aparición de bacterias hospitalarias, al hacinamiento en las instalaciones, a la larga espera para una cirugía o a la suspensión de las operaciones por falta de insumos, razones administrativas o daños en la infraestructura, y a la falta de insumos o reactivos.

El director general de la CSS, Alfredo Martiz, reconoció este año que 150 personas acuden a diario al Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid y que, en promedio, 40 de ellas requieren hospitalización, lo que presiona a un sistema que no se da abasto.

La recurrencia de la crisis volvió a quedar en evidencia ayer, cuando se anunció que a partir del próximo lunes las cirugías electivas están restringidas (ver nota relacionada).

Alexander Pineda, dirigente de los pacientes con insuficiencia renal, es categórico al respecto. “Nosotros vamos a la CSS en busca de salud, pero no sabemos cómo saldremos. Algunos salen con bacterias y otros hasta muertos”, lamentó.

Alexander Pineda. Expandir Imagen
Alexander Pineda.

Pineda enumera problemas en la entidad más grande del país, como lentitud para otorgar una cita, un trato poco cordial por parte del personal médico y administrativo, la mora quirúrgica y el temor a que sigan ocurriendo tragedias por descuidos, como la de los jarabes envenenados con dietilenglicol en 2006 o las muertes producidas por la bacteria klebsiella pneumoniae carbapenemase (KPC), durante 2011.

Dijo que la atención médica está llegando a “niveles críticos”. “En parte la culpa no la tienen los médicos, ya que muchos de ellos no pueden emitir un diagnóstico si no tienen siquiera [los insumos para hacer] pruebas de laboratorio”, apuntó.

En 2017, la Presidencia de la República tuvo que intervenir en el tema de la mora quirúrgica en la entidad de seguridad social. Ese año había en lista de espera cerca de 15 mil pacientes que tenían años aguardando por una operación.

Las principales quejas de los pacientes son la falta de medicamentos, la larga espera por un cita médica o procedimiento quirúrgico, así como las condiciones de las instalaciones de salud de la CSS. Archivo-LP Expandir Imagen
Las principales quejas de los pacientes son la falta de medicamentos, la larga espera por un cita médica o procedimiento quirúrgico, así como las condiciones de las instalaciones de salud de la CSS. Archivo-LP

Sin embargo, los asegurados señalan que esto fue un paliativo, porque el problema sigue. Las cifras lo demuestran. Según la Dirección de Atención Especializada de la CSS, para 2018 hay cerca de 7 mil pacientes en lista de espera por una intervención quirúrgica, de las cuales 5 mil son cirugías electivas y las otras 2 mil, complejas o de urgencia.

Según Pineda, el proceso debe ser más eficiente, sobre todo en el Complejo Hospitalario, ya que allí es a donde acude la mayor parte de los 1.5 millones de personas que viven en el área metropolitana, es decir, Panamá Oeste, Panamá centro y el distrito de San Miguelito.

“A mí, conseguir una cita para nefrología me toma entre seis y siete meses, mientras que a los pacientes [de] neurocirugía y cardiología, casi un año”, detalló el dirigente de los pacientes de nefrología.

Mala organización

El representante del Comité de Protección al Paciente y Familiares, Roger Barés, sostiene que hay una total falta de organización en la CSS. “No hay insumos y no hay reactivos. Los equipos no reciben mantenimiento y a veces los quirófanos están dañados. Parece que no hay voluntad y el que paga es el paciente”, dijo.

Barés recordó la advertencia que hizo la CSS hace una semana, de que en el servicio de hematología del Complejo Hospitalario dejaron de administrarles tratamiento de quimioterapia a los pacientes que padecen leucemias, linfomas y mieloma múltiple y, además, suspendieron los trasplantes de médula ósea. Todo por falta de insumos y medicamentos.

Incluso, cuestionó el hecho de que, pese a esta situación, se suspendió una licitación por $289 millones para la compra de insumos quirúrgicos por un “error” en la fecha de convocatoria.

Sala de operaciones. Expandir Imagen
Sala de operaciones.

Para Néstor Vega, médico y también miembro de la junta directiva de la CSS, la mora quirúrgica ocurre sobre todo en servicios de cardiología y neurología, por la falta de insumos.

No obstante, explicó que otro factor determinante en esto es que las principales causas de muerte en el país son las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.

Néstor Vega. Expandir Imagen
Néstor Vega.

“Si tomas en cuenta que el Complejo es un hospital que ya no se da abasto y la mayor parte de los panameños muere por problemas cardíacos, claro que habrá problemas en ese sentido”, agregó.

Estadísticas de la Contraloría General de la República indican que de las 17 mil muertes que se reportan en el país cada año, casi el 30% fue por enfermedades del corazón.

Otro aspecto que planteó el directivo de la CSS es que se debe concluir el proyecto Ciudad de la Salud para acabar con el hacinamiento que hay en el Complejo Arnulfo Arias Madrid.

“También creo que se debe promover la prevención con estilos de vida saludables y atacar la burocracia en las compras”, puntualizó.

Domingo Moreno, coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional, expresó que el “sistema colapsó” y que este es el momento para que todos los sectores: médicos, trabajadores, asegurados , empresarios y directores de la CSS, se reúnan en una mesa para buscar una solución. “Cualquier otra cosa que se haga sería una curita en la herida”, acotó.

Atención en el Seguro. Expandir Imagen
Atención en el Seguro.

Por otra parte, exdirectivos de la CSS como Carlos Abadía y miembros del sector empresarial como Roberto Troncoso coincidieron en que se debe dividir el tema de salud y el de las jubilaciones, para que haya una mayor eficiencia en el manejo de la institución.

Para tener una idea, la CSS tiene 33 mil trabajadores entre administrativos y médicos. Ni siquiera la Policía Nacional o el Ministerio de Salud tienen tantos empleados.

Mientras, el presupuesto anual que maneja es de más de $5 mil millones, lo que costó la ampliación del Canal de Panamá.

CSS suspende las cirugías electivas en el Complejo

Pese a que las autoridades de la Caja de Seguro Social (CSS)  no han precisado  el nivel de desabastecimiento tanto de medicinas como  de insumos quirúrgicos, todo indica que el problema se agravó. El director del Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid, Luis Filós, envió una nota ayer a todo su personal, en la que indica que debido a la “crisis actual por desabastecimiento” se “suspenden”  las cirugías  electivas, excepto las neoplasias (tumores),  a partir del próximo lunes 27 de agosto. Además, Filós giró instrucciones para “no  retener” a pacientes que estén estables y realizar  “con diligencia”  los exámenes de laboratorio.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter