justicia

¿Ricardo Martinelli es ajeno al caso Odebrecht?

El expresidente no está entre los investigados del caso Odebrecht. ¿Tuvo alguna participación? Hay delaciones que lo ponen en el centro de la polémica.

$21 millones, el costo de la campaña

Temas:

En este documento incautado a Odebrecht se observan órdenes de pago a una persona en Panamá identificada como ‘Aguia’, quien a su vez está ligada a otra llamada ‘Feira’, que es el alias de Joao Santana. En este documento incautado a Odebrecht se observan órdenes de pago a   una persona  en Panamá identificada como ‘Aguia’, quien a su vez está ligada a otra llamada ‘Feira’, que es el alias de Joao Santana.  Expandir Imagen
En este documento incautado a Odebrecht se observan órdenes de pago a una persona en Panamá identificada como ‘Aguia’, quien a su vez está ligada a otra llamada ‘Feira’, que es el alias de Joao Santana.

Hasta ahora, los acusados en el caso Odebrecht suman poco más de 70 personas. Ninguna de ellas es el expresidente Ricardo Martinelli, aunque sí aparecen su hijos, Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares.

Pero, ¿está eximido el exgobernante de todo los pagos que hizo Odebrecht en concepto de coimas, como lo han delatado en Panamá y Brasil los protagonistas de la historia?

El expresidente negoció el pago de los asesores políticos de la campaña de su partido Cambio Democrático (CD) en 2014. Estos asesores habrían aceptado el pago del dinero que provendría de Odebrecht. Y hay evidencias de que la constructora brasileña pagó, probablemente con dinero procedente de obras del Estado que estaba construyendo.

De otro lado, sus hijos han sido señalados por diversos delatores como receptores de decenas de millones de dólares, cuya contraprestación consistía en agilizar los pagos de obras estatales que adelantaba Odebrecht. ¿Cómo podrían, sin ser funcionarios, garantizar estos pagos a la empresa brasileña?

André Rabello (Izq.) y Ricardo Martinelli. Rabello confesó que los hijos del expresidente recibieron $50 millones en coimas. Expandir Imagen
André Rabello (Izq.) y Ricardo Martinelli. Rabello confesó que los hijos del expresidente recibieron $50 millones en coimas.

Martinelli: hechos y preguntas sobre el caso Odebrecht

El expresidente Ricardo Martinelli –que ahora puede ser investigado y procesado por la justicia ordinaria– tuvo un papel protagónico en la negociación del dinero que entregó Odebrecht a la campaña de Cambio Democrático (CD) de 2014. De ello han dado fe, entre otros, el exsuperintendente de la empresa brasileña en Panamá, André Rabello, así como los esposos Mónica Moura y Joao Santana, asesores de José Domingo Mimito Arias, ex candidato presidencial del entonces partido oficialista.

De acuerdo con declaraciones de Moura en Brasil, el monto de la campaña pactado fue de $21 millones. Martinelli confirmó que la cuantía se podía pagar “si [Moura] aceptaba recibir valores por fuera, a través de pagos que serían hechos por Odebrecht”, relató la propia Moura en una de sus delaciones en Brasil.

De los $21 millones, $4.5 millones serían pagados por CD y las “agencias de propaganda que atendían el Gobierno, cubriendo trabajos, efectivamente hechos, de publicidad del gobierno de Martinelli, con efecto electoral sobre la campaña”. Y para sellar el trato, los primeros $500 mil “fueron entregados a Mónica Moura por el propio presidente Martinelli, directamente en su oficina, en el Palacio de las Garzas”.

Los otros $4 millones se cancelarían mediante contratos firmados por Rómulo Roux y Mario Miller, en representación de CD. ¿Cómo se pagarían los restantes $16.5 millones? “En esa ocasión […] el presidente Martinelli informó a Moura que ya había negociado con André Rabello […] que pagaría gran parte de los valores de la campaña –valores no oficiales–, con miras a que los [valores] oficiales serían pagados por el partido [CD] y por el Gobierno”, precisó la delatora.

En otras palabras, Martinelli habría planeado con Rabello el pago de millones de dólares para la campaña de 2014, que, además, no serían declarados al Tribunal Electoral. Cuando abordó el tema del costo de los servicios de la pareja Santana-Moura, Martinelli habría tenido ya amarrada la “contribución” de Odebrecht. Pero, ¿de dónde saldría el dinero para pagar tan costosa campaña?

Águia, el coimero

Las planillas de pago del denominado Sector de Operaciones Estructuradas –o Caja 2–, mediante la que Odebrecht canalizaba las coimas a numerosos funcionarios de América Latina, pueden dar una pista. Pero para ello es necesario saber que Odebrecht opera una concesión en Panamá: la autopista Madden-Colón, la cual sumó adendas que hicieron que la obra terminara costando unos $130 millones más de lo pactado.

Con estas adiciones, el monto total recuperable de la concesión a favor de Odebrecht ascendió a unos $630 millones.

Como ya se dijo, Moura negoció el costo de la campaña directamente con Martinelli en una reunión en la que también estuvo presente Rabello. Y ese dinero –producto del pago de coimas– pudo haber salido de la concesión de Madden-Colón o de sus adendas.

Tres pagos lo evidenciarían: uno de ellos, ordenado el 28 de agosto de 2013; otro, el 18 de septiembre de 2013, y uno más, el 11 de diciembre de 2013. Los montos de cada pago fueron de $282 mil 609, $250 mil y $500 mil, respectivamente, para un total de $1 millón 32 mil 609 (ver facsímil ).

Los fondos salían del denominado “Corredor Colón” (concesión de la autopista). El dinero era solicitado por “SD Panamá (André Rabello)” y destinado a “Águia” en los tres casos. Pero dichos pagos –al menos dos de ellos– estaban vinculados a una cuenta denominada Paulistinho.

Según María Lúcia Tavares, colaboradora del Sector de Operaciones Estructuradas –y persona clave acogida al programa de delación premiada en Brasil–, esta cuenta era usada por la compañía para pagar coimas por obras en el exterior.

En la programación semanal de pago de sobornos del sistema Drousys había una columna de “observaciones”. En el caso de estos tres últimos pagos a “Águia” figuran notas relacionadas con una persona identificada con el alias “Feira” (feria en portugués).

Ese alias corresponde al de Joao Santana, el estratega de la campaña de Mimito Arias. Las instrucciones que proveía el sistema eran entregarle dinero –en reales o en dólares– a “Feira”.

Aceitar los pagos

¿Sería esta la única vinculación del expresidente Martinelli al caso Odebrecht? Es muy poco probable, considerando otros hechos relevantes, como por ejemplo, el hecho de que sus hijos hayan sido señalados por delatores locales y de Brasil como beneficiarios de coimas pagadas por Odebrecht.

Según Rabello –que rindió indagatoria entre enero y marzo de 2017–, poco después de mayo de 2009, los hijos del entonces presidente electo, Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, no esperaron a que su padre tomara posesión de la Presidencia en julio de ese año, cuando tocaron la puerta a Odebrecht para ofrecerle un trato “preferencial”, que no era otra cosa que aceitar los mecanismos de pago, a fin de agilizarlos.

Rabello precisó que los hermanos no le ofrecieron contratos de infraestructura estatal, sino destrabar el dinero atascado en la burocracia estatal que Odebrecht no había podido cobrar de contratos obtenidos durante la administración de Martín Torrijos (2004-2009).

Es así que los hijos del expresidente habrían recibido más de $50 millones, “por servicios preferenciales” para resolver “dificultades” que mantenían con adendas, la definición de presupuestos y la agilización y pago de facturas, contó Rabello.

Luiz Antonio Mameri, el líder de Odebrecht para América Latina y encargado de aprobar el pago de coimas para la mayoría de los países de la región, también declaró sobre el caso de Panamá.

Dijo no recordar con precisión en qué proyectos adjudicados a Odebrecht en Panamá recibió “ayuda” para quedarse con ellos.

Pero dijo que lo que sí tenía muy claro era que una propuesta de los hijos de Martinelli no se podía hacer sin que su padre fuera el presidente de la República. El hecho es relevante porque los hermanos Martinelli Linares no eran ni fueron funcionarios, por lo que la pregunta sería, entonces, ¿cómo podían prometer el pago de millones de dólares en obras sin el poder oficial para ordenar su cancelación?

En su declaración a los fiscales brasileños, Mameri contó los detalles de la primera reunión con los hijos del expresidente: dijo que Rabello había sido contactado por los hermanos Martinelli Linares y que estos le propusieron una primera remuneración de $35 millones para ellos a cambio de actuar a favor de los intereses de Odebrecht.

Ofrecieron agilizar los engorrosos trámites burocráticos y acelerar los desembolsos a medida que avanzaran sus obras. Complacido, Mameri personalmente aprobó el pago del soborno.

A partir de entonces, Odebrecht acumuló obras como nunca antes lo había hecho. ¿Ignoraba el expresidente Martinelli todo lo que estaba ocurriendo entre sus hijos y Odebrecht? ¿Actuaron los hermanos Martinelli Linares sin que su padre lo supiera?

$21 millones, el costo de la campaña

En las planillas del Sector de Operaciones Estructuradas de Odebrecht hay evidencias de que se habrían hecho pagos a Joao Santana, asesor de la campaña de CD en 2014, de obras estatales panameñas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan