REGULACIÓN TERRITORIAL

Ordenamiento territorial, el próximo gran debate del país

Temas:

Crecimiento de la ciudad de Panamá. Crecimiento de la ciudad de Panamá. Expandir Imagen
Crecimiento de la ciudad de Panamá. Gabriel Rodríguez

Luego de la convocatoria para la creación de un plan nacional de ordenamiento territorial que hizo el Gobierno, ayer surgieron los primeros planteamientos sobre el tema por parte de gremios especializados y de la sociedad civil organizada.

Por ejemplo, la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, así como la Red Ciudadana Urbana de Panamá, exigen dar a los ciudadanos el “protagonismo” que se merecen en este debate.

Mientras, el sector empresarial calificó como “positivo” el llamado para atender la crisis urbana.

UN  DIÁLOGO  SOBRE LA CRISIS URBANÍSTICA

Organizaciones de la sociedad civil vienen denunciando un crecimiento desordenado en los distritos de Panamá y San Miguelito. Expandir Imagen
Organizaciones de la sociedad civil vienen denunciando un crecimiento desordenado en los distritos de Panamá y San Miguelito. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

En ocho meses, el país debe contar con una “política nacional de ordenamiento territorial” como parte de un diálogo que convocó el Ejecutivo para normar el tema.

Ahora mismo existen algunos distritos y corregimientos que ya cuentan con algún plan de ordenamiento territorial, pero la mayor parte del país carece de ese tipo de instrumento que ayuda a establecer las reglas del juego para el desarrollo urbano de determinadas ciudades o regiones.

Según la empresa Epypsa, consultora en este proceso, en el país hay elaborados unos 15 planes de ordenamiento territorial y algunos ya han sido aprobados, entre ellos, los de los distritos de David y Bugaba en Chiriquí; Macaracas y Las Tablas en Los Santos y Chitré en la provincia de Herrera.

Al respecto, María Lombardo, presidenta de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, estimó que si bien la iniciativa es “positiva”, el verdadero reto estará en saber cómo encajan los planes ya aprobados en la propuesta que surja de esta mesa de diálogo.

Para Lombardo, uno de los aspectos más importantes de este debate será el proceso de consulta pública, el cual deberá contar con una amplia participación.

En tanto, María Chávez, presidenta de la Red Ciudadana Urbana, subrayó que una política de ordenamiento territorial es “necesaria” para Panamá, y añadió que la misma debe buscar beneficios para toda la población y no para un solo sector.

La activista añadió que es “fundamental” que a los ciudadanos se les brinde un espacio como “protagonistas” en el debate, para impulsar la protección del ambiente y mejorar la condición y calidad de vida de la población.

En tanto, Juan Manuel Vásquez, viceministro de Ordenamiento Territorial del Ministerio de Vivienda, manifestó que en este proceso estarán participando gremios empresariales, la sociedad civil organizada y universidades.

El funcionario acotó que los planes locales de ordenamiento deberán “hacer los ajustes” para alinearse con el marco nacional que surja de este gran diálogo.

Hace años, la sociedad civil viene demandando mayor orden en el crecimiento inmobiliario del país.

Moratoria en Condado del Rey

El Consejo Municipal de San Miguelito aprobó ayer un acuerdo por medio del cual se establece una moratoria para nuevos permisos de construcción en el área colindante entre  Condado del Rey y Altos de Panamá, en los corregimientos de Amelia Denis de Icaza y Omar Torrijos, respectivamente. La suspensión de nuevos permisos es  hasta que se lleven a cabo  estudios hidrológicos y de drenajes pluviales, que eviten los problemas de inundaciones en estas comunidades. Según Ricardo Sánchez, ingeniero municipal de San Miguelito, el estudio se realizará sobre la cuenca del río Abajo, para determinar cuáles serán los posibles impactos en la zona si continúan levantándose   proyectos inmobiliarios. La Alcaldía de Panamá adoptó esta medida en Condado del Rey a inicios  de año.   

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter