PROYECTO SOCIAL

Miviot encuentra fallas en proyectos de vivienda como Techos de Esperanza

Temas:

Proyecto habitacional Colonias de Azuero, en Pesé, provincia de Herrera, forma parte del programa Techos de Esperanza. Archivo Proyecto habitacional Colonias de Azuero, en Pesé, provincia de Herrera, forma parte del programa Techos de Esperanza. Archivo Expandir Imagen
Proyecto habitacional Colonias de Azuero, en Pesé, provincia de Herrera, forma parte del programa Techos de Esperanza. Archivo

La ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), Inés Samudio, informó que de las 105 mil 474 unidades de viviendas que se dispuso entregar el pasado Gobierno solo se entregaron 50 mil 492 lo que representa un 47.8%.

De acuerdo con Samudio, cuando llegaron a la institución el pasado 1 de julio se encontraron con proyectos como Techos de Esperanza que fueron “mal planificados”, ya que se realizaron contratos para determinada zona sin verificar en campo y cuando el contratista iba a visitar la el área se encontraba con el hecho de que los beneficiarios no eran dueños de lotes o que la distancia entre uno y otro era de varios kilómetros.

Por su parte, los exministros de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Mario Etchelecu y Martín Sucre, compartieron un comunicado en el que señalaron que de las 105 mil 474 viviendas ellos entregaron 56 mil 572, es decir unas 6 mil más de lo que manifiesta la actual ministra de Vivienda.

Mientras que el resto, indicaron, está en ejecución o por iniciar.

Viviendas, promesa a medias

El pasado Gobierno prometió construir 105 mil 474 unidades de viviendas a personas de escasos recursos del país, entre 2014 y 2019.  ¿Pero cuántas realmente entregaron?

Ministra Inés Samudio. Expandir Imagen
Ministra Inés Samudio. Archivo

La respuesta a esa pregunta la tiene Inés Samudio, ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Mivio), quien especificó que del total de viviendas prometidas por la administración de Juan Carlos Varela, hasta el momento, se llegaron a entregar 50 mil 492, lo que representa un 47.8%. El resto, es decir 54 mil 982 está en ejecución o por iniciar el desarrollo de las obras.

Todas estas construcciones se hicieron como parte de cuatro programas que están bajo el paraguas del Miviot: Techos de Esperanza, Autogestión, Proyectos de Inversión y el Fondo de Inversión Privada conocido como Bono Solidario.

Samudio manifestó que cuando llegaron a la institución el pasado 1 de julio se encontraron con proyectos como Techos de Esperanza que fueron “mal planificados”, ya que, por ejemplo, se hicieron contratos para determinada área o comunidad, sin verificar en campo. Esto provocó que cuando el contratista visitaba el área se encontraba con complejas realidades como que los beneficiarios no eran los dueños de los lotes o que la distancia entre una vivienda y la otra era de varios kilómetros.

Precisamente, Techos de Esperanza fue el programa que más avances tuvo en el gobierno pasado, ya que de las 36 mil 99 viviendas planeadas se entregaron 20 mil 514, según los reportes más recientes del Miviot.

Según las autoridades actuales del Ministerio de Viviendas de las 105 mil 474 unidades de viviendas del pasado Gobierno se entregaron 50 mil 492, mientras que el resto debe terminarse.

No obstante, cuenta la ministra que tanto la falta de planificación como la falta de visitas al campo llevó a que varios contratos caducaran y en estos momentos hay contratistas pidiendo adendas de tiempo, las cuales esperan el aval de la Contraloría General de la República.

Exceso de materiales

Como parte del programa de Autogestión, la entidad también se dedicó a construir viviendas por su lado y para ello entre 2014 y 2019 compraron materiales por $52.7 millones. El resultado fue la entrega de 4 mil 150 soluciones habitacionales.

Sin embargo, Samudio subrayó que se compró una gran cantidad de materiales. Puertas, tornillos, marcos de puerta y láminas de zinc reposan ahora en depósitos, muchos en mal estado.

Incluso, detalló que para estas obras de Autogestión se contrataron cerca de 2 mil trabajadores y se compraron 20 mil pares de botas, a un valor de $465 mil y muchas presentan defectos. Ante esto, la entidad elabora una auditoría, la cual será entrega el 15 de septiembre a la Contraloría.

De acuerdo con la ministra, en inversiones durante los pasados cinco años se destinaron $1,075.4 millones, de los cuales se pagaron $685.7 millones, mientras que el resto lo debe cancelar este nuevo Gobierno.

“Encontramos proyectos que se hicieron de manera irresponsable y no planificada. Eso es engañar a la gente. No puedo decir que lo que me encontré fue positivo, porque no fue así. Se van a poner las denuncias correspondientes una vez se terminen la auditorías”, expresó.

En el caso de las 2 mil 400 pares de botas que presentan defectos y otros materiales en mal estado, puntualizó que se hará un trámite con Contraloría para conocer si se aplica un descarte o no.

La funcionaria resaltó que en la pasada administración se le otorgaron facultades al Miviot que no le correspondían como hacer alcantarillados, calles e incluso 25 mil unidades sanitarias por $102 millones como parte de Sanidad Básica.

“Nosotros no hacemos calles, alcantarillados, tampoco plantas de tratamiento”, concluyó la funcionaria.

Botas compradas en la pasada administración presentan defectos. Expandir Imagen
Botas compradas en la pasada administración presentan defectos. Ana Rentería

La defensa

Por su parte, los exministros de Viviendas, Mario Etchelecu y Martín Sucre tienen sus propias estadísticas sobre los proyectos de viviendas de interés social, aunque tampoco distan mucho de los presentado por la actual ministra.

Ambos compartieron un comunicado en el que señalaron que de las 105 mil 474 viviendas ellos entregaron 56 mil 572, es decir unas 6 mil más de lo que manifestó Samudio. Mientras que quedaron otras 48 mil 902 viviendas por ejecución o iniciar su edificación.

“Estamos en la capacidad de demostrar documentalmente y en campo la existencia de cada una de las soluciones de viviendas construidas y entregadas en la gestión 2014-2019. El principal interés de los panameños, principalmente de los más humildes que aún no tienen casa propia es saber cuáles son los planes que tienen las actuales autoridades del Miviot para facilitarle una vivienda digna”, finaliza la nota de prensa.

Uno que ha seguido de cerca este tema y que llevó a cabo inspecciones a estos proyectos es Gustavo Bernal, expresidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, quien expresó que, por ejemplo, Techos de Esperanza era un programa que requería de una “gran logística”, la cual nunca se llevó a cabo de manera correcta.

“Un error fue contratar empresas foráneas que no conocen la geografía del país y cuando llegaron al campo vieron que se trataba de un relieve complejo y que una casa estaba muy distante de la otra”, aportó.

En fin, para Bernal se hicieron abonos de obras que no se cumplieron en su totalidad y la calidad de la construcción tampoco fue la mejor. “Perdió el Estado y los panameños”, acotó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan