indocumentados

México exigirá a Estados Unidos cumplir con acuerdo migratorio

Trepados en trenes de carga o caminando por rutas boscosas y serpenteantes, en la tiniebla nocturna, decenas de migrantes ilegales siguen ingresando diariamente por la frontera sur de México.

Temas:

Migrantes se juegan la vida al intentar subir al tren conocido como ‘La Bestia’ en Palenque, estado de Chiapas, México, en la búsqueda del cada vez más lejano ‘sueño americano’. Migrantes se juegan la vida al intentar subir al tren conocido como ‘La Bestia’ en Palenque, estado de Chiapas, México, en la búsqueda del cada vez más lejano ‘sueño americano’. Expandir Imagen
Migrantes se juegan la vida al intentar subir al tren conocido como ‘La Bestia’ en Palenque, estado de Chiapas, México, en la búsqueda del cada vez más lejano ‘sueño americano’.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo ayer martes que es momento de exigir a Estados Unidos que cumpla su parte del acuerdo que firmaron ambos países para enfrentar la escalada migratoria desde Centroamérica, tras reportar una caída de casi 40% en el flujo de indocumentados en julio, comparado con mayo.

México y Washington acordaron el 7 de junio que el país latinoamericano se comprometía a tomar medidas “sin precedentes” para frenar los flujos migratorios que cruzan con destino a Estados Unidos, estableciendo un plazo de 45 días -que se cumplió la semana pasada- para que la administración de Donald Trump juzgue los resultados.

Ebrard indicó que el cuarto punto del acuerdo establece que Estados Unidos se compromete a liderar esfuerzos para concretar el llamado Plan para el Desarrollo Integral de Centroamérica, propuesta mexicana que busca promover inversiones para combatir la pobreza y el desempleo en la deprimida región.

“Esto se lo dije al secretario de Estado (estadounidense Mike Pompeo) ahora que vino a México hace unos días y nosotros asumimos que ese es un compromiso exigible frente a Estados Unidos”, dijo Ebrard.

“El Estado de Guatemala no tiene las condiciones para recibir a los migrantes, [pues] no puede ni atender a los propios guatemaltecos”.

Mauro Verzeletti Director de la Casa del Migrante.

“Aquí hay una corresponsabilidad de Estados Unidos y México y México ya está cumpliendo su parte”, agregó el canciller durante la habitual conferencia matutina del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Baja ‘considerable’

Ebrard informó de una “reducción considerable” del flujo migratorio en lo que va de julio, con el arribo de 87 mil 648 personas a la frontera norte, comparadas con las 144 mil 278 que llegaron en mayo.

“Así como estamos revisando los números del flujo (migratorio), pues también vamos a revisar los números de cuánto está invirtiendo” Estados Unidos, agregó el funcionario.

Ebrard destacó que el plan de desarrollo para Centroamérica, cuya meta es la creación de 60 mil empleos en El Salvador, Honduras y Guatemala, está avanzando y le da “autoridad política” para demandarle a Estados Unidos cuándo empezará a apoyar la estrategia.

El sábado pasado, López Obrador y su par hondureño Juan Orlando Hernández firmaron un acuerdo para la creación de 20 mil empleos en el país centroamericano, en el marco de un programa forestal del Gobierno mexicano denominado “Sembrando Vida”.

El 20 de junio suscribió un acuerdo similar con el mandatario salvadoreño Nayib Bukele, y hará lo propio con el Gobierno de Guatemala una vez que este país culmine su proceso electoral, adelantó Ebrard. El programa de desarrollo integral fue elaborado por la Comisión Económica para América Latina (Cepal), a petición de México, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Guatemala protesta

Cientos de estudiantes guatemaltecos, algunos con el rostro cubierto, tomaron ayer indefinidamente la única universidad estatal del país para protestar contra un acuerdo migratorio con Estados Unidos.

El Colectivo Estudiantil Universitario (CEU) indicó en un comunicado que rechaza la ratificación del cuestionado acuerdo entre Guatemala y Washington para recibir a migrantes de otros países que pretenden llegar a Estados Unidos.

El acuerdo migratorio fue firmado el pasado viernes en Washington y, según la Casa Blanca, convierte a Guatemala en “tercer país seguro”.

Con ello, las personas que aspiren a pedir asilo en Estados Unidos y pasen antes por Guatemala deberán hacer su solicitud en el país centroamericano.

El convenio ha sido duramente criticado por diferentes sectores, que advierten que Guatemala carece de infraestructura y recursos económicos para cumplir los compromisos. Casi 60% de los 17.7 millones de habitantes del país son pobres.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan