Knockout

‘La Iglesia mejoraría mucho con el sacerdocio femenino’

Temas:

Hoy habla el genial cura español Miguel Ángel Ciaurriz que tuvo la parroquia San Lucas hasta agosto de 2018. Personaje como pocos.

¿Qué haría usted para recuperar a los tantos feligreses que se han alejado de la religión?

Dar fe de que soy feliz porque miro la vida desde la mirada de Jesús.

¿Cómo convence a alguien que no cree en Dios?

Nunca me propondría eso. Eso lo respeto, y no tendría problema en tomarme una cerveza con él. Solo le diría que Dios sigue siendo el que da sentido a mi vida, y así mis piezas encajan.

¿Por qué hay tan pocos jóvenes curas?

Yo soy cura porque nací en una familia con profunda sensibilidad religiosa. Hoy falta un poco eso. El ambiente familiar hoy no favorece el sacerdocio.

Cosca. ¿Un cura ejemplar?

No lo he tratado.

La justicia terrenal en los casos de alto perfil. ¿Ha funcionado?

Desconfío de ella: anda con un ojo tapado y mira hacia donde le conviene.

En el caso de Cosca. ¿Funciona igual que en el de todos?

No conozco su caso. Fue antes de irme de Panamá y no le di seguimiento.

¿La Iglesia ha hecho lo suficiente para castigar la pederastia?

Costó mucho darse cuenta de la gravedad del asunto. De que no solo era un asunto moral, sino también legal. Pero en este momento sí. Mi esperanza y convicción es que de esta situación la Iglesia saldrá purificada.

Si la Iglesia permitiera a los curas casarse, ¿cree que se reducirían los escándalos que los involucran?

La ONU dice que la pederastia afecta al ámbito religioso solo 3%. Es más numeroso lo que tiene que ver con la familia y la educación. Si se permitiera, habría más vocación religiosa, pero no creo que menos pederastia.

Si se permitiera, ¿quisiera casarse?

Ja, ja, ya no estoy en edad. Lo hubieran aprobado cuando era más joven.

¿Qué le gustaría implementar, de alguna otra religión en la suya?

Todo lo que favorezca la paz y el entendimiento. Ninguna religión salva: salva Dios. Pero, por ejemplo, lo que más he saboreado es la relación con la religión judía. Una vez quedamos con el rabino Gustavo en caminar juntos hasta que viniera el Mesías, y ahí le preguntábamos si ya había venido, como decimos nosotros, o viene por primera vez, como dicen ustedes. Pero que, por mientras, camináramos juntos.

¿En qué actualizaría su religión?

Dos cosas. Uno, valorar cada vez más a los laicos. Principalmente mujeres, que son las grandes agentes de vitalidad en la Iglesia. Y dos, que sembremos esperanza en este mundo que parece tan a la deriva. Y desde luego, ser transparentes. Liberarse del lastre de poder, riquezas, cosas vanas.

¿Y está de acuerdo con que las mujeres no puedan ordenarse?

Yo vería con buenos ojos que algún día eso pasara. La Iglesia mejoraría mucho con el sacerdocio femenino. Pero sé que requerirá más tiempo.

El divorciado necesita una declaración de nulidad para volver a casarse. ¿No cree que eso debería ser menos burocrático?

Sí. Deberíamos facilitar que la gente encuentre caminos para sentirse bien dentro de la Iglesia, amando a la persona que Dios cruzó en su camino tras su primer fracaso matrimonial.

Tomando en cuenta eso, ¿matrimonio igualitario sí o no?

En igualdad. Lo deseable para mí es que sea hombre y mujer porque es lo que dice la Iglesia, pero no satanizo a nadie que elija otro modelo. No importa si es homosexual o heterosexual, lo importante es que sea en igualdad y no haya abusos ni rechazos ni desprecio.

Esa cuchara que mete la Iglesia en la olla del gobierno, ¿qué saca? ¿Dinero, contactos o favores?

Yo de ese tema me mantuve bastante alejado. Hay que saber tener buenas relaciones sin renunciar a los principios esenciales. La Iglesia no se tiene que plegar al gobierno ni mendigar favores del gobierno, y el gobierno tampoco debería servirse ni aprovecharse de la Iglesia. Tiene que haber separación de poderes e instituciones.

Se mantuvo lejos, pero veía noticias y sabe cómo se maneja esa relación...

En Panamá y en todos lados, lo que pasa es que Panamá es chiquito y se ve todo. Es como un juego de toma y da. Yo tomo y tú me das. Apoyo económico, tú no te metes conmigo en no sé qué. Son negociaciones traicioneras… Y ese juego no beneficia al final a nadie.

¿Y la cuchara que mete el gobierno en la Iglesia qué busca? ¿El empate entre pecar y rezar, imagen, voto de feligreses o...?

El gobierno sabe el poder de la Iglesia sobre los ciudadanos. Para un gobierno, tener a su favor a la Iglesia para influir... lógico que va a sacarle provecho.

Si llega una empresa corrupta a ofrecerle una donación a su iglesia, ¿acepta o no?

En lo absoluto. En el Banco de Alimentos tuvimos la oferta de Odebrecht de organizar un partido de fútbol para recaudar fondos. Y en esos días se destapó el escándalo. Mandamos una carta agradeciendo la intención, pero rechazando la oferta. Y estábamos necesitados; estamos, pero la ayuda tiene que llegar por manos limpias.

¿Qué piensa de las donaciones de Juan Carlos Varela a la Iglesia?

Es su potestad, y a veces la Iglesia con $10 mil hace más que el gobierno con $50 mil. Pero también le da a las evangélicas…

¿La vida es nuestra o es de Dios?

San Agustín dice, “yo soy yo, pero no soy mío”. Dios nos dio la vida para gestionarla, pero es de él.

Educación sexual. ¿Cómo una niña educa a otra niña?

No sé. Debe haber educación sexual, hoy los jóvenes aprenden solos. Los papás delegan la educación a internet. Es patético.

¿En la práctica, funciona la abstinencia? ¿O la iglesia se niega a afrontar una realidad?

Las conductas de los jóvenes ya no se ajustan a esa norma. No sé si la Iglesia lo entiende o no, pero lo tiene delante y no hay mucho que se puede hacer al respecto. Yo no me preocupo mucho por eso. Esa batalla ya está perdida y ya ni sé si es batalla. Los jóvenes tienen problemas más acuciantes que ese.

¿Qué problemas?

El más importante es que no saben dónde está el adelante…

Su mensaje a los políticos que van a la Iglesia a robar cámara.

No tomar el nombre de Dios en vano. El primer mandamiento.

¿Qué le diría a un feligrés que aspira a formar parte de un gobierno?

Que lo haga bien y no se deje corromper ni llevarse por la francachela.

Explique el rol del sufrimiento en el mundo en el plan de Dios.

Dios es un padre bueno. Quiere lo mejor para nosotros. El dolor no lo genera Dios. Discreta y silenciosamente nos da fuerza interior para cargar la cruz del sufrimiento. Si ese dolor es tan extremo que nos saca de este mundo, nos acoge y nos sienta a su lado en el cielo. Pero Dios no tiene que ver con nuestra enfermedad.

¿Cómo se imagina el cielo?

La vida plena. Aquí la vida es precaria, uno pende de un hilo. Enfermedad, dolor, sufrimiento, tristeza…

¿Quiénes van para el infierno?

Los que escogen el camino que no es la vida. Yo sí creo que existe, pero tengo serias dudas de que esté estrenado.

El camino que no es la vida... O sea, ¿los que cometen suicidio?

No. Ellos no se quitan la vida, porque ya no la tenían. Su deshumanización es tan fuerte que ya no son seres humanos con vida humana.

¿El enemigo más grande de la Iglesia es la ciencia o el consumismo?

El sutil demonio que anda colándose con mucha astucia en la humanidad entera: el consumismo, la mundanidad y el poder económico.

¿Qué significa la Pascua hoy versus los cánones originales de la Iglesia?

Para mí es comenzar a vivir con baterías nuevas de alegría, ternura, fraternidad, esperanza, justicia… empezar con más ilusión y determinación.

¿En qué mejoró la sociedad después de la JMJ?

Me dicen que ahora hay gente más integrada con las parroquias. Que hubo un despertar religioso.

Como guía espiritual, ¿qué opina de que gente procesada y condenada esté corriendo a cargos públicos?

Yo no me fiaría mucho de una persona que está en esa condición. Difícilmente yo le daría mi voto a una persona así. No lo puedo entender.

¿Ha visto usted algún milagro?

Todos los días. Cada mañana, cuando abrimos los ojos, vemos el milagro de la vida. Los milagros no son cosas espectaculares, son las cosas del día a día.

La idea del papa que más le gusta.

Que hoy podemos sencillamente ser gente buena. Y ver los santos de la puerta de al lado, que son la gente con la que convivimos. No son superhéroes, son gente buena.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan