ESTRATEGIA

Donald Trump desarrolla su política de presión, pero sus adversarios no ceden

Temas:

Donald Trump no quiere ir a una guerra con Irán, pues pondría en peligro sus posibilidades de un segundo mandato. AFP. Donald Trump no quiere ir a una guerra con Irán, pues pondría en peligro sus posibilidades de un segundo mandato. AFP. Expandir Imagen
Donald Trump no quiere ir a una guerra con Irán, pues pondría en peligro sus posibilidades de un segundo mandato. AFP.

En dos años como presidente, Donald Trump construyó una estrategia de política exterior aplicando tanta presión como sea posible sobre sus enemigos –e incluso algunos aliados–, a fin de que se dobleguen a la voluntad de Estados Unidos (EU).

Venezuela, Corea del Norte e Irán han sido objetivos del enfoque de “máxima presión” de la administración. Bajo Trump, las sanciones de EU han tenido un efecto notable: la economía golpeada de Venezuela está más aislada que nunca, Irán ha visto caer sus ventas de petróleo en picada y Corea del Norte ha tenido dificultades debido a la escasez de combustible y electricidad que impiden la producción.

Sin embargo, ningún adversario ha cedido. Entonces, ¿qué puede hacer Estados Unidos ahora que no sea una guerra?

“Como gran potencia, EU tiene muchas opciones”, asegura Jonathan Alterman, director del Programa de Medio Oriente en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. “A la vez, no obstante, otros países también tienen muchas opciones, y el Gobierno a veces parece sorprendido de que no se sometan simplemente al poder superior de EU”.

El desafío al que se enfrenta EU y la soledad de su campaña se pusieron de manifiesto durante la parada apresurada del secretario de Estado, Michael Pompeo, en Bruselas la semana pasada, cuando se reunió con los ministros de Relaciones Exteriores de Reino Unido, Francia y Alemania para resaltar la urgencia de la amenaza que representa Irán. Pero los líderes europeos expresaron abiertamente su exasperación con el enfoque de EU hacia Irán.

Tácticas de mano dura

“Tengo que decir que este es un ejemplo angustioso del unilateralismo estadounidense. A corto plazo, es desconsiderado de los intereses” de algunos de sus aliados más cercanos, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Niels Annen, durante un discurso en Berlín. “La situación actual en la región, damas y caballeros, es extremadamente peligrosa”.

Los comentarios de Annen reflejaron cómo las metas de EU se han visto afectadas por su uso consistente de tácticas de mano dura con países cuyo apoyo necesita más adelante para enfrentar a sus adversarios.

Aliados como Canadá, Francia, Reino Unido, México y Alemania han sido criticados públicamente por no responder a las solicitudes de EU sobre temas clave, solo para ser cortejados por otros.

Un alto funcionario de la administración, quien pidió no ser identificado por tratarse de asuntos internos, dijo que había dos maneras de leer la respuesta de los europeos en Bruselas; o no creen en la evaluación de EU de las nuevas amenazas de Irán y quieren controlar los impulsos del Gobierno, o la situación es exactamente la opuesta: creen las amenazas, pero no quieren admitirlo públicamente por temor a impulsar una posible confrontación militar.

Tres días después de la visita de Pompeo, sin embargo, el secretario de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Jeremy Hunt, tuiteó: “Compartimos la misma evaluación de la mayor amenaza que representa Irán”.

Incluso a medida que aumentan las tensiones, Trump no quiere llevar a EU a una guerra con Irán, en parte por la preocupación de que un conflicto armado ponga en peligro sus posibilidades de ganar un segundo mandato, según personas familiarizadas con el tema.

En un tuit publicado el viernes, Trump dijo que “la cobertura altamente inexacta sobre Irán” es “PELIGROSA. ¡Al menos Irán no sabe qué pensar, lo que en este momento puede ser algo bueno!”.

“Si se observa los 40 años de este régimen, cambian su comportamiento cuando uno o más de estos elementos están presentes: la presión económica, el aislamiento diplomático y la amenaza de la fuerza militar”, afirma sobre el gobierno en Teherán Brian Hook, el enviado especial de Pompeo en Irán.

“Creemos que este es el enfoque correcto”, detalló.

En Teherán, los funcionarios dicen que no negociarán bajo coacción.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan