REFORMAS

Diputados se resisten a cambios en el Legislativo; se enfocan en el Ejecutivo

Existe una propuesta de un grupo de diputados que les permite destituir a los ministros en caso del voto de censura.

Temas:

Marcos Castillero, presidente de la Asamblea Nacional, durante el debate de ayer, viernes. Agustín Herrera Marcos Castillero, presidente de la Asamblea Nacional, durante el debate de ayer, viernes. Agustín Herrera Expandir Imagen
Marcos Castillero, presidente de la Asamblea Nacional, durante el debate de ayer, viernes. Agustín Herrera

Después de que la noche del pasado jueves aprobaran en primer debate posibles cambios a la Constitución (Estado, nacionalidad, derechos fundamentales), los diputados entraron ayer en la parte medular del debate: los cambios a los órganos Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Los diputados están dispuestos a dar la batalla para que no se limite su reelección, y para no ser investigados por la Procuraduría General de la Nación. Varios coincidieron en que si se prohíbe la reelección indefinida, tendría que extenderse esta limitante a otros cargos de elección popular. También se añadió una propuesta que les permitiría cesar de sus cargos a los ministros cuando se apruebe el voto de censura, por actos considerados ilegales o graves.

Sin embargo, estas iniciativas aún no se han aprobado en primer debate, ya que ayer se decretó un receso hasta el lunes.

Por lo pronto resuena el eco de disposiciones que sí avalaron el pasado jueves. “Panamá acata las normas del derecho internacional, no obstante, se reconoce la superioridad del derecho nacional”, es una de las más controversiales. Otra disposición, en tanto, amplía las restricciones en materia de publicidad y propaganda.

Consensos y batalla de intereses impregna el debate constitucional

Un maratón. Una carrera contra el tiempo en la que, más que resistencia, le imprimen dosis de matraqueo y habilidad política para convencer y pactar. Ayer, viernes 18 de octubre, el país amaneció con al menos 70 posibles propuestas destinadas a reformar la Constitución, relacionadas con asuntos de Estado, nacionalidad, extranjería, derechos fundamentales y políticos.

Los cambios Expandir Imagen
Los cambios

No se había terminado de digerir lo “consensuado” por los diputados la noche del jueves, cuando ayer empezaron a tratar los asuntos del segundo bloque de reformas a la Carta Magna: el que tiene que ver con el Legislativo, el Ejecutivo y la administración de justicia. Es decir, lo que muchos califican como el corazón de las reformas.

Derechos

Pero, ¿que aprobaron la noche del jueves? Una variopinta temática: Estado, migración, libertad de expresión, derecho internacional, familia, garantías fundamentales, entre otros.

Una de las modificaciones más controversiales pretende transformar el artículo 4 de la Constitución, que actualmente señala que Panamá acata las normas del derecho internacional. Con el cambio “consensuado” queda así: “La República de Panamá acata las normas del Derecho Internacional, no obstante, se reconoce la superioridad del derecho nacional”. La propuesta, según el documento de la Asamblea que contiene las modificaciones del primer bloque aprobadas en primer debate, fue presentada por los diputados Zulay Rodríguez, del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD), y el independiente Edison Broce.

De acuerdo con conocedores del tema, esta moción desconocería convenios y tratados firmados por Panamá. En las redes sociales ya se ven las reacciones. El cardiólogo y columnista Daniel Pichel escribió: “Como si fueran suficientes las barbaridades de nuestros diputados, ahora se pujan esta...o sea, que si se inventan una ley para castrar a todas las personas LGTBI, eso está por encima de lo que diga la Declaración Universal de los DDHH”.

Otra que se pronunció fue Sabrina Bacal, presidenta del Consejo Nacional de Periodismo. “Graves retrocesos a la democracia y a la libertad de expresión aprobados en 1er debate de reformas constitucionales @asambleapa. Entre la cantidad de artículos y las cortinas de humo pasaron desapercibidos. Los ciudadanos debemos estar vigilantes”.

Otra iniciativa consensuada por las bancadas y que le pone leña al fuego es la que tiene que ver con medios de comunicación. Se cambiaría el artículo 89 de la Carta Magna, para agregar los “medios digitales y sociales” a la lista de medios de comunicación. También señala que se prohibirá difundir propagandas contrarias al orden cívico, buenas costumbres, respeto a la privacidad individual y colectiva.

Las reglas para nacionalizarse cambian, si se acogen artículos avalados por la Asamblea en ese sentido. Los extranjeros que deseen nacionalizarse deberán tener 10 años de residir en el país, y no cinco como lo contempla hoy la Constitución. Sin embargo, ayer estos temas no fueron mencionados por los diputados. De hecho, la Asamblea nunca divulgó los cambios que los diputados aprobaron la noche del jueves. Se consiguieron a través de diputados que los compartieron con los medios.

El pleno, ayer, en medio del debate. Ya se aprobó en primer debate el primer bloque de posibles cambios a la Carta Magna. Román Dibulet Expandir Imagen
El pleno, ayer, en medio del debate. Ya se aprobó en primer debate el primer bloque de posibles cambios a la Carta Magna. Román Dibulet

Lo que sí resonó ayer en el palacio Justo Arosemena fue el futuro de este órgano del Estado a la luz de los cambios que plantea el proyecto de ley que presentó el Ejecutivo en julio pasado, y que elaboró el Consejo de la Concertación Nacional para el Desarrollo. Que se limite la reelección, que la Procuraduría General de la Nación los investigue y que los suplentes no puedan ser sus propios familiares, los tiene dispuestos a dar batalla.

Los discursos incendiarios de algunos de los diputados forjaron un cuadro: un legislativo cansado y desgastado, mirándose en su propio espejo. Un espejo empañado por sus actos: planillas secretas, nepotismo, conflictos de interés.

“Tengo que reconocer que la Asamblea es el órgano peor visto por la sociedad”, dijo el perredista Leandro Ávila, presidente de la Comisión de Gobierno, en momentos en que hacía una larga introducción al proyecto que plantea cambios para el legislativo. Habló de los límites a la reelección. Narró que durante las consultas ciudadanas se pidió mantener la reelección indefinida, pues la población dice que esa es la oportunidad de castigar o premiar, con el voto. Si se aprueba, añadió, esa misma restricción debe aplicarse a otros cargos de elección popular. Aprovechó para tirarle un dardo al Ejecutivo. “Se dice que este es un país presidencialista, pero aquí no se toca nada del Ejecutivo”.

Su colega Rony Araúz, de Cambio Democrático, lo secundó con eso de que la no reelección deber ser extensiva a los otros cargos.

El independiente Juan Diego Vásquez opinó lo contrario. Manifestó no compartir la idea de que la reelección “es un derecho”. Advirtió que los diputados que buscan la reelección han mostrado una conducta “altamente clientelista”.

Por lo pronto, el debate se retoma el próximo lunes, jornada que se podría enrevesar. Sobre la mesa están propuestas para crear una Corte Constitucional en vez de un Tribunal Constitucional, como lo contempla el proyecto de ley; para que no los investigue la Procuraduría, y para cesar de sus cargos a los ministros en caso de voto de censura.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan