SALUD PÚBLICA

Científicos del Gorgas desarrollan crema tópica contra la leishmaniasis

Un equipo de investigadores panameños y del Centro Militar Nacional Walter Reed de Estados Unidos creó un tratamiento con el 80% de efectividad y seguridad.

Investigadores Panameños y estadounidenses

Temas:

Científicos del Gorgas desarrollan crema tópica contra la leishmaniasis Científicos del Gorgas desarrollan crema tópica contra la leishmaniasis Expandir Imagen
Científicos del Gorgas desarrollan crema tópica contra la leishmaniasis

Una crema tópica que contiene el antibiótico paromomicina con un 80% de efectividad y seguridad, es una nueva alternativa de cura contra la leishmaniasis, una enfermedad desatendida que afecta especialmente a los habitantes en áreas rurales e indígenas.

El tratamiento tópico es el resultado de una investigación a cargo de un equipo científico del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (Icges) y el Centro Militar Nacional Walter Reed de Estados Unidos.

El estudio científico, publicado recientemente en la revista PLOS Neglected Tropical, indica que los investigadores hicieron pruebas y verificaron la efectividad del producto en una muestra de 399 personas, entre niños mayores de dos años de edad, jóvenes y adultos.

Los científicos probaron dos cremas: una que solo contenía paromomicina (agente antimicrobiano) y otra con una combinación de paromomicina y gentamicina (un antibiótico que detiene el crecimiento de las bacterias).

Las conclusiones demostraron que con el tratamiento basado solo en paromomicina la tasa de curación era cercana al 80%, resultando especialmente alta entre los niños menores de 12 años de edad y los adolescentes de 12 a 17 años, con una tasa del 84% y 82%, respectivamente. La adición de gentamicina no alteró estos porcentajes en los 399 pacientes tratados.

“Ha sido un desarrollo largo, con una inversión que asciende a los 2 millones de dólares, pagados todos por el Gobierno de Estados Unidos”.

Néstor Sosa Director e investigador del Gorgas.

Sin embargo, el estudio señaló que no todos los pacientes se curaron, ya que 87 experimentaron una persistencia de la enfermedad, empeoramiento o recaída en el día 100 de la prueba.

El investigador y director del Icges, Néstor Sosa, sostuvo que los efectos adversos de la crema son mínimos, como, por ejemplo, irritación de la piel por la crema, las gasas y el esparadrapo.

Sosa indicó que por un período de dos años realizaron los estudios en todas las áreas en donde se reportan los casos de leihsmaniasis en el país.

Incluso, los científicos establecieron tres clínicas para tratar el tema: en el Gorgas, en la ciudad de Panamá; en el Hospital Aquilino Tejeira (provincia de Coclé), y en el Centro de Salud de El Silencio, en la provincia de Bocas del Toro, una de las regiones con muy intensa transmisión de la enfermedad.

“Ha sido un desarrollo largo, con una inversión que asciende a los 2 millones de dólares, pagados todos por el Gobierno de Estados Unidos. Es el estudio más importante [sobre leishmaniasis] hecho en América, aunque ha habido estudios similares con este mismo antibiótico en el Instituto Pasteur de Francia y en Túnez, África”, manifestó Sosa.

“Este ensayo demuestra que la terapia con una crema tópica a base de paromomicina ofrece una alternativa potencial al tratamiento estándar actual para la leishmaniasis”, aseguró el investigador.

Añadió que el estudio se originó porque el tratamiento actual contra la leishmaniasis es inyectable, costoso, tóxico y su eficacia está alrededor de 70%. Además, es difícil usarlo en niños, embarazadas y pacientes con comorbilidades (con una o más enfermedades).

Datos epidemiológicos

El año pasado, 534 personas padecieron la enfermedad. La mayoría de los casos reportados fueron en Bocas del Toro (224), la comarca Ngäbe Buglé (79), Panamá Oeste (55) y Guna Yala (46), y el resto se reparte en otras áreas, según el informe de epidemiología del Ministerio de Salud (Minsa).

Entre las regiones de muy intensa transmisión de la leishmaniasis en la provincia de Bocas del Toro, se encuentra el corregimiento de El Silencio, distrito de Changuinola, y Valle del Riscó, en el distrito de Almirante, ya que aún hay bosques vírgenes que proveen los hábitats naturales para la transmisión de la enfermedad a través de la picadura del flebótomo o mosquito simúlido hembra.

Mientras que el distrito de Capira, provincia de Panamá Oeste, a pocos kilómetros de la ciudad capital de Panamá, tiene todas las condiciones para darse casos de leishmaniasis, y desde hace muchos años ha sido un lugar intenso de transmisión.

La leishmaniasis es una enfermedad endémica en unos 98 países del mundo, con alrededor de un millón de casos al año, y se conocen tres presentaciones clínicas: la forma cutánea localizada, la mucocutánea y la visceral. Esta última no se ha registrado en Panamá, según informes del Minsa.

Investigadores Panameños y estadounidenses

Néstor Sosa, coordinador del estudio científico.

Juan Pascale, investigador del estudio. También se encargó de la redacción y revisión de la publicación científica.

Ana Jiménez,  encargada de la  recopilación de datos.

Jeanne A. Norwood, encargada de  establecer la metodología del estudio.   

Otros  investigadores fueron  Peter J. Weina y Kendra Lawrence.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan