SÍNODO DE OBISPOS

Arzobispo de Panamá: ricos a costa de la mayoría

El arzobispo de Panamá declaró en Roma que en su país unos pocos han amasado grandes riquezas a expensas de la inmensa mayoría.

Temas:

En el Sínodo de Obispos, que reúne en el Vaticano a 191 obispos de todo el mundo, entre ellos, al arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, se discute sobre la familia y por primera vez en la historia tiene en cuenta realidades como los divorcios, las uniones entre homosexuales, la caída del número de matrimonios, el cambio de actitud de los cristianos occidentales respecto a los anticonceptivos o el aumento de las parejas que conviven.

Hace medio siglo de la celebración del Concilio Vaticano II y desde entonces no se respiraba este clima de expectación en los alrededores de la Santa Sede.

La Prensa encontró a Ulloa, que representa a Panamá en esta reunión, nada más salir del Aula Nueva del Sínodo, tras haber participado en la undécima congregación general.

Durante la breve entrevista, en una sala de recepciones de la institución universitaria católica Instituto Patrístico Augustinianum, Ulloa denunció que “la gran amenaza para las familias panameñas es la pobreza”.

El arzobispo de Panamá dejó claro que “el gran problema es que unos pocos han amasado grandes riquezas a costa de la inmensa mayoría”.

En este sentido, criticó las muertes por desnutrición, al tiempo que dijo que no se puede entender que haya pobreza, porque “Panamá es un país que asombra por su crecimiento macroeconómico”.

Con firmeza y claridad meridiana, apeló a la inversión en educación como la única solución posible para alcanzar la justicia social.

Además, manifestó que “hay que sacar a la educación de la politiquería y debe imponerse una visión de Estado”.

Así, el arzobispo Ulloa instó a que no haya una “educación de primera, de segunda y tercera categoría”, porque esto atenta contra la igualdad de oportunidades, mientras que lamentó que las anteriores administraciones públicas panameñas no concluyeran nada y solo hicieran “intentos”.

“Es la materia pendiente en Panamá”, afirmó.

Sobre las discusiones en torno a las familias no ideales bajo la óptica de la doctrina magistral de la Iglesia católica, el arzobispo manifestó que “las personas que vivan la familia de forma irregular no se tienen que sentir excluidas” y puso énfasis en “buscar soluciones para sanar, porque hay mucha gente herida”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan