CONFLICTO ARMADO

Amenazas de guerra se ciernen sobre Colombia

Temas:

Iván Marquez (centro) anunció el resurgimiento de la lucha armada. Iván Marquez (centro) anunció el resurgimiento de la lucha armada. Expandir Imagen
Iván Marquez (centro) anunció el resurgimiento de la lucha armada. AFP

El rearme de un sector de las FARC, bajo el mando de Iván Márquez, abre interrogantes sobre el poderío real de una nueva rebelión en Colombia, el papel de Venezuela en el único conflicto armado de América y la situación del proceso con la exguerrilla.

Aunque el ex número dos de la disuelta guerrilla reapareció vestido de militar con una reducida tropa, la amenaza está en su anuncio de “coordinar esfuerzos” con el resto de disidentes y los rebeldes del ELN.

Según expertos, su mensaje podría calar en los 4 mil 600 combatientes que, según inteligencia militar, componen por separado ambos frentes.

Entretanto, el gobierno de Iván Duque anunció una ofensiva para perseguir a los exguerrilleros y recompensas por su captura.

Duque dijo que no se trata del nacimiento de una nueva guerrilla, sino de “amenazas criminales de una banda de narcoterroristas”.

Advirtió que el grupo “cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro”, denuncia que fue secundada por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y por el gobierno de Estados Unidos (EU).

Elliott Abrams, representante especial de EU para la crisis venezolana, señaló que las acciones de estos grupos, “profundamente involucrados en el tráfico de drogas”, afectan no sólo la seguridad de la región, sino también la de EU, y amenazan con aumentar el flujo de migrantes venezolanos a la región.

En este contexto, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) inició los trámites de expulsión del proceso de paz de los exguerrilleros involucrados en la nueva rebelión.

Un grupo disidente de las FARC anunció una nueva rebelión, que el gobierno se apresta a reprimir de inmediato. En el medio, la dictadura de Nicolás Maduro.

A su vez, el expresidente Juan Manuel Santos, quien lideró el proceso de paz con las FARC, dijo que el 90% de los uniformados desarmados sigue en la legalidad e instó al gobierno de Duque a reprimir fuertemente a los disidentes.

El mandatario colombiano, Iván Duque, fue enfático en que Márquez comanda un grupo de narcoterroristas que recibe el apoyo de Maduro. Expandir Imagen
El mandatario colombiano, Iván Duque, fue enfático en que Márquez comanda un grupo de narcoterroristas que recibe el apoyo de Maduro. AFP

Duque, el rearme de las FARC y el pacto de paz

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció ayer una ofensiva contra los exjefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que proclamaron una nueva rebelión armada, tras separarse del pacto que pretende poner fin a medio siglo de conflicto.

“Los colombianos debemos tener claridad de que no estamos ante el nacimiento de una nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas...”, declaró el mandatario en la Casa de Nariño.

Duque ordenó la creación de una unidad especial para perseguir a los exguerrilleros, que anunciaron, en un video divulgado ayer, un nuevo alzamiento armado y que justificaron en la “traición del Estado” al acuerdo de paz de 2016.

Entre los 20 rebeldes que aparecen en las imágenes, armados y con carteles de las FARC a sus espaldas, figura el ex número dos Iván Márquez, Jesús Santrich y Hernán Darío Velásquez, alias el Paisa, todos requeridos por la justicia colombiana por incumplimientos del pacto.

Duque ofreció 3 mil millones de pesos de recompensa (unos $882 mil) por cada uno de los 20 hombres y mujeres que salen en el video.

“No caigamos en la trampa de quienes hoy pretenden escudarse detrás de falsos ropajes ideológicos para sostener sus andamiajes delictivos”, afirmó.

Duque, quien asumió el poder hace un año con la promesa de modificar el pacto de paz por considerarlo indulgente con los rebeldes, aseguró que su gobierno mantendrá el “compromiso” con los excombatientes que honren lo acordado.

El pacto de paz entre la guerrilla y la administración del expresidente Juan Manuel Santos produjo el desarme de unos 7 mil combatientes y la transformación de las FARC en un partido político.

El grueso de los excombatientes permanece en la legalidad, pero, según inteligencia militar, las disidencias, que hasta ahora no tienen una unidad de mando, cuentan con 2 mil 300 hombres y mujeres y se dedican principalmente al narcotráfico y la minería ilegal.

¿Cómplices?

En su pronunciamiento, Duque afirmó que la “banda de narcoterroristas” liderada por Márquez “cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro” en Venezuela.

Dijo que habló con el presidente venezolano encargado, Juan Guaidó, para que capture a los exguerrilleros que, según él, se refugian en ese país.

A su vez, Guaidó escribió en su cuenta de Twitter: “rechazamos que se utilice territorio venezolano con el amparo de Maduro para difundir sus mensajes”.

Asimismo, confirmó que habló telefónicamente con Duque y que le reiteró su apoyo a la “lucha que ha emprendido contra el narcoterrorismo, que afecta a ambas naciones”.

Indicó que ordenó a su “comisionado presidencial para relaciones exteriores”, Julio Borges, reunirse con el canciller colombiano, Carlos Holguín, para “evaluar acciones conjuntas de gobierno”.

“Todos los venezolanos debemos rechazar este tipo de amenazas en respeto a nuestra soberanía”, subrayó.

Para el alto comisionado de paz del gobierno colombiano, Miguel Ceballos, el anuncio de Márquez demuestra “un claro apoyo de la dictadura de Maduro”.

“El hecho de que Iván Márquez recurra al ELN, cuyos máximos líderes están presentes en Venezuela, no hace sino confirmar que este grupo, esta pequeña banda, están siendo apoyadas por ese régimen”, dijo.

Según el funcionario, hay indicios de que el video habría sido grabado en Venezuela. “Lo intuimos por las mismas declaraciones del señor Iván Márquez al anunciar una alianza con el Ejército de Liberación Nacional, lo intuimos al saber que cerca del 47% [del ELN] estaría en territorio venezolano”, declaró.

El video

Vestido de militar, Márquez reapareció después de un año y proclamó que retomó las armas junto con otros jefes rebeldes apartados del pacto paz.

“Ha comenzado la segunda Marquetalia –cuna histórica de la rebelión armada–, bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”, dijo en el video.

Flanqueado por Santrich, el Paisa y otros 17 hombres y mujeres armados con fusiles, Márquez anunció una “nueva modalidad operativa”, que excluye, según él, los secuestros.

Márquez –que no se presentó como comandante de las disidencias– anticipó que el nuevo grupo armado buscará “coordinar esfuerzos” con “aquellos compañeros y compañeras que no han plegado sus banderas”, así como con el ELN, la última guerrilla activa en Colombia, que tiene un número similar de tropas (2 mil 300 hombres).

El video, de 32 minutos, se encuentra alojado en el portal farc-ep.info, un dominio web que, según la base de datos de la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números, se creó el 12 de agosto de 2019 en el estado Venezolano de Anzoátegui (este), según verificó la agencia noticiosa AFP.

Miguel Ceballos. Expandir Imagen
Miguel Ceballos. AFP

Reacciones

El anuncio supone el mayor revés a los acuerdos de paz y, a la vez, lanza un enorme desafío al gobierno de Duque.

Para el analista Michael Shifter, experto del centro de estudios Diálogo Interamericano, con sede en Washington, si bien no fue un anuncio “totalmente sorprendente”, sí es “un golpe y un revés terrible para Colombia”.

“El proceso de paz no está necesariamente muerto, pero sí en cuidados intensivos”, comentó.

Por su lado, Rodrigo Londoño, alias Tomochenko, excomandante de las FARC y ahora presidente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), consideró como un “golpe bajo” y una “desafortunada noticia” lo anunciado por sus excamaradas.

“La gran mayoría de la gente que se ha mantenido dentro del proceso se sigue manteniendo, porque cree en él, está convencida, tiene preocupaciones, pero ese mensaje sí puede calar en algunos compañeros que están indecisos, puede hacernos algún daño”, agregó.

De su lado, el expresidente Juan Manuel Santos tuiteó: “El 90% de las FARC sigue en el proceso de paz. Hay que seguirles cumpliendo. A los desertores hay que reprimirlos con toda contundencia. La batalla por la paz no se detiene!”.

La ONU, que sigue la verificación de los acuerdos de paz, expresó su condena enfática, pero también resaltó que se trata de “un reducido grupo de excombatientes” y que la “inmensa mayoría de hombres y mujeres de la antigua guerrilla “sigue cumpliendo con la paz”.

Sin mayores sorpresas

Aunque el gobierno de Iván Duque juzgó como “preocupante” el anunció de Márquez, coincidió en que no fue sorpresivo y pidió que se reactive la búsqueda internacional de los guerrilleros, no sin antes excluirlos de los beneficios jurídicos del acuerdo que dio origen al partido FARC.

“Desafortunadamente, estas personas ya habían dejado en claro, con su comportamiento, que le daban la espalda al acuerdo de paz”, sostuvo el comisionado de paz, Miguel Ceballos.

Márquez decidió apartarse del pacto de paz alegando los mismos incumplimientos del Estado que ahora invoca para retomar las armas en un país donde el tráfico de drogas sigue alimentando varios focos de violencia.

Santrich, entretanto, es prófugo dentro del proceso que se le sigue por presunto narcotráfico. El también congresista es acusado por Estados Unidos de haber conspirado para enviar cocaína después de firmar la paz a finales de 2016.

Por su parte, el Paisa –un temido jefe militar en épocas de las antiguas FARC– también tiene orden de captura por desatender los compromisos firmados con el gobierno de Santos.

Información publicada ayer por el diario El Tiempo de Bogotá da cuenta de que Velásquez es responsable del atentado contra el club El Nogal y el asesinato de los Turbay Cote en Caqueta, entre otros crímenes de lesa humanidad.

En el video también está Romaña, “cerebro de las tenebrosas ‘pescas milagrosas’ que dejaron centenares de secuestrados en las carreteras del centro del país desde mediados de los 90 hasta 2003”, dijo El Tiempo.

Los rebeldes son requeridos por el tribunal especial que juzga los peores crímenes cometidos durante el conflicto. A raíz de su decisión, se abrió el proceso que conduciría a su expulsión.

JEP abrió proceso de expulsión

Patricia Linares. Expandir Imagen
Patricia Linares. AFP

La justicia especial abrió ayer el proceso que derivaría en la expulsión del proceso de paz de los exguerrilleros que anunciaron su retorno a las armas.

“A la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) le corresponde adoptar decisiones frente a estos hechos”, dijo Patricia Linares, presidenta del sistema, encargado de juzgar los peores crímenes durante el conflicto.

Linares dijo que las salas encargadas iniciaron “de manera inmediata” las sesiones para definir las sanciones.

El acuerdo de paz de 2016 prevé “la pérdida de todos los beneficios” jurídicos, políticos y económicos para los rebeldes que se rearmen. En caso de que los expulsen, serían los primeros rebeldes en ser apartados del sistema. “Esta es una causal de exclusión de los comparecientes que se aplicará inequívocamente a quienes hayan incurrido en esa conducta”, agregó Linares.

El acuerdo de paz que dio origen a la JEP prevé otorgar penas alternativas de cárcel a quienes confiesen sus crímenes, reparen a las víctimas y se comprometan a nunca más ejercer la violencia, sean guerrilleros o militares.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan