TRASPLANTE ES UN ÉXITO.

Mostrando la cara al mundo

Los médicos responsables de la operación solicitaron permiso para realizar otros cinco trasplantes faciales.

Isabelle Dinoire, en una foto tomada el 6 de febrero de 2006.  Isabelle Dinoire, en una foto tomada el 6 de febrero de 2006. Expandir Imagen
Isabelle Dinoire, en una foto tomada el 6 de febrero de 2006. AFP/Denis Charlet

Con el atisbo de una sonrisa, la primera mujer con un trasplante de cara del mundo se presentó ayer lunes ante la opinión pública en una conferencia de prensa.

"Mi operación puede ayudar a otras personas a volver a vivir", afirmó la francesa Isabelle Dinoire, de 38 años, en el Hospital Universitario de Amiens.

Dinoire agradeció a los médicos, psicólogos y a la familia de la donante y aseguró: "Desde la operación tengo un rostro como el de cualquiera". Ahora quiere "volver a tener una vida normal".

La paciente habló con dificultad, porque aún no puede cerrar del todo la boca. Al principio pareció nerviosa, pero después se expresó con voz segura aunque muy difícil de entender porque no controla aún su labio inferior.

"Ya puedo abrir la boca y comer. Desde hace poco siento mis labios, mi nariz y mi boca", declaró.

Los médicos responsables de la operación señalaron que ya han solicitado el permiso para realizar otros cinco trasplantes de cara ante el Ministerio de Salud de París.

En 2005, Dinoire fue atacada por su perro, que le dañó gravemente la cara. El 27 de noviembre le fue injertada la parte inferior de un nuevo rostro, un triángulo compuesto por la nariz, la boca y el mentón de una donante en muerte cerebral.

Con tranquilidad, Dinoire relató cómo en mayo pasado había tomado pastillas "para olvidar" y se había desmayado. Fue entonces cuando su perro la atacó. Al despertar intentó sin éxito sostener un cigarillo entre los labios y no entendía qué había pasado, hasta que vio "el charco de sangre y al perro al lado". Al mirarse al espejo se dio cuenta del alcance del daño.

El cirujano Bernard Devauchelle defendió la operación ante los críticos. Mostró una foto de la paciente antes de la intervención, en la que se la ve sin labios ni nariz, con los dientes al aire.

Siete días después del trasplante, Dinoire pudo volver a alimentarse por la boca. El décimo octavo día, poco antes de Navidad, puntos rojos en el labio inferior mostraron que había un rechazo a los tejidos, una reacción que fue impedida con el uso de medicamentos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan