Pincharon a magistrados, periodistas y empresarios

La Fiscalía Auxiliar ordenó el arresto de Gustavo Pérez y Alejandro Garuz, exsecretarios del Consejo de Seguridad Nacional.
José Isabel Blandón José Isabel Blandón

José Isabel Blandón

Al periodista Rubén Polanco, de ‘La Prensa’, le interceptaron dos correos. Al periodista Rubén Polanco, de ‘La Prensa’, le interceptaron dos correos.

Al periodista Rubén Polanco, de ‘La Prensa’, le interceptaron dos correos.

José Luis Varela, hijo José Luis Varela, hijo

José Luis Varela, hijo

Edward SnowdenAP Edward SnowdenAP

Edward SnowdenAP

Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, periodistas de medios independientes, empresarios y políticos se encuentran entre las víctimas de las escuchas telefónicas realizadas durante la administración del presidente Ricardo Martinelli.

Así quedó confirmado ayer, cuando a la Fiscalía Auxiliar acudió un representante legal del magistrado de la Corte Víctor Benavides, así como el periodista de La Prensa Rubén Polanco y el analista político José Isabel Blandón, todos víctimas de los pinchazos.

Blanca Gómez, presidenta del Colegio Nacional de Periodistas, alegó que esto es “una flagrante violación de los derechos humanos y la libertad de expresión”.

Gómez dijo que esto, incluso, ha puesto en peligro la integridad física de los periodistas y de las víctimas de los pinchazos.

‘Flagrante violación a derechos humanos’

Un magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), un analista político, un periodista y el hijo de un diputado acudieron ayer a la Fiscalía Auxiliar para presentar querellas, reconocer correos electrónicos y comunicaciones telefónicas intervenidas durante la administración del presidente Ricardo Martinelli, y que se presume fueron realizadas por funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional.

Se trata del magistrado Víctor Benavides, cuyo abogado Ángel Gómez presentó ayer una querella penal contra quienes resulten responsables por los delitos contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad.

Gómez aseguró que un testigo protegido reveló en el expediente que Benavides era objeto de seguimiento e intercepciones telefónicas desde el año 2012.

Detalló que en el expediente de la Fiscalía Auxiliar se encuentra registrado el número del teléfono celular del magistrado.

Por su parte, el analista político José Isabel Blandón, quien fue citado por la fiscalía, aseguró que el equipo utilizado para interceptar sus llamadas telefónicas era altamente sofisticado, ya que permitía tener acceso a su teléfono celular a pesar de estar apagado, ubicar sus fotos, correos electrónicos y mensajes de WhatsApp.

Además, les permitía monitorear las conversaciones que se realizaban en grupos y activar los teléfonos de sus víctimas de forma remota.

Blandón aseguró que esto es “una flagrante violación de los derechos humanos de todos los ciudadanos objeto de este tipo de actos”.

Dijo que la información que mantiene la fiscalía es una fracción de la totalidad de escuchas telefónicas que se hicieron a empresarios, políticos y comunicadores sociales, pero que es suficiente para llevar un proceso judicial con éxito.

En tanto, el periodista Rubén Polanco, del diario La Prensa, confirmó que dos correos enviados a su persona por la diputada Zulay Rodríguez fueron intervenidos.

Polanco detalló que se trata de dos correos obtenidos de la cuenta de correo brat.pty507@gmail.com en los días 5 y 9 de junio de 2012. El primero de ellos era referente a un volanteo realizado en La Chorrera por el sector jurídico del Partido Revolucionario Democrático (PRD), que se manifestaba en contra del Fondo de Ahorro Soberano. El correo, además, contenía los número celulares de los responsables del sector jurídico del PRD en La Chorrera.

El segundo correo electrónico contenía un escrito sobre un recurso de conflicto de competencia presentado por la diputada Rodríguez, con relación a la autoridad competente para investigar los pinchazos telefónicos realizados a su teléfono y al de su esposo, Álvaro Testa, y cuya grabación ilegal fue subido al portal YouTube.

Esa denuncia fue presentada por Rodríguez ante el Ministerio Público el 24 de noviembre de 2011, contra el entonces presidente Ricardo Martinelli, que se envió a la CSJ.

Ayer, también acudió a la fiscalía José Luis Varela, hijo del diputado panameñista del mismo nombre, quien reconoció tres correos electrónicos que le fueron intervenidos. Aseguró que se trataba de correos que intercambiaba con su familia.

Inteligencia británica espió a comunicadores

La agencia de inteligencia británica GCHQ guardó correos electrónicos de periodistas que trabajaban para varias grandes organizaciones de medios de comunicación, según documentos divulgados por el excontratista de seguridad estadounidense Edward Snowden, informó el diario londinense ‘The Guardian’.

‘The Guardian’ reveló que la información, que era parte de un conjunto de 70 mil correos recabados en menos de 10 minutos en noviembre de 2008, fue obtenida mediante una intervención electrónica que la GCHQ hizo en cables de fibra óptica usados para comunicaciones de internet.

Agencia británica espió a periodistas

La agencia británica de vigilancia GCHQ interceptó los correos electrónicos de periodistas que trabajan en medios de alcance mundial, afirmó este lunes el diario londinense The Guardian.

Según el diario, GCHQ espió los correos electrónicos de periodistas de la BBC, Le Monde, la NBC, The New York Times, The Washington Post, The Guardian, el popular The Sun y la agencia Reuters.

Los correos electrónicos de los periodistas formaban parte de los 70 mil mensajes interceptados en menos de 10 minutos en 2008 por CGHQ, equivalente británico de la National Security Agency (NSA) estadounidense, según el análisis efectuado por The Guardian de los documentos revelados por el exasesor de la agencia estadounidense Edward Snowden.

Los correos los podían consultar por la intranet de GCHQ todos los empleados habilitados, según el artículo de The Guardian.

Según las directivas internas de seguridad citadas por el diario, los servicios secretos británicos consideran que los periodistas son “una amenaza potencial para la seguridad”, sobre todo los periodistas de investigación, al mismo nivel que los terroristas y los piratas informáticos. Más de 100 editores de prensa británicos publicaron una carta conjunta al Gobierno para que impida que las fuerzas del orden consulten las llamadas telefónicas de los periodistas sin autorización judicial.

El primer ministro David Cameron ha multiplicado los llamamientos de cara a reforzar los métodos de vigilancia después de los atentados yihadistas cometidos entre el 7 y el 9 de enero en París, que han dejado 17 muertos.

Después de los ataques, Cameron y el jefe de los Servicios de Seguridad, Andrew Parker, dijeron que el Reino Unido necesita reforzar su vigilancia en las comunicaciones por internet.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan