SECTOR EDUCATIVO

$1,100 millones en alza salarial

El salario base de los docentes del país es de $1,240 desde el 1 de julio. Este aumento de $300 puso en jaque a varios colegios particulares.

Temas:

El primer aumento de $300 en los salarios de los docentes ejecutado en junio de 2014 representó un incremento de $850 millones en el presupuesto de funcionamiento, dijo la ministra de Educación, Marcela Paredes. El primer aumento de $300 en los salarios de los docentes ejecutado en junio de 2014 representó un incremento de $850 millones en el presupuesto de funcionamiento, dijo la ministra de Educación, Marcela Paredes. Expandir Imagen
El primer aumento de $300 en los salarios de los docentes ejecutado en junio de 2014 representó un incremento de $850 millones en el presupuesto de funcionamiento, dijo la ministra de Educación, Marcela Paredes. LA PRENSA/Archivo

La inversión en educación en Panamá alcanzaría el 5.5% del producto interno bruto (PIB) para el año 2020, cifra que superará el porcentaje promedio del resto de América Latina y el Caribe (5%).

Una parte importante de este incremento se concentra en la reestructuración del salario base de los docentes, que aumentó en $300 en 2014 y otros $300 el pasado 1 de junio, hasta llegar a los $1,240. Así quedó establecido con la expedición del Decreto Ejecutivo No. 879 de septiembre de 2016, que además reconoce un último aumento de $300 en 2020 y que deberá afrontar la próxima administración gubernamental.

Para dicho año, y desde que comenzaron los aumentos de salariales en julio de 2014, el ajuste en el presupuesto de funcionamiento del Ministerio de Educación (Meduca) habrá sido de más de $1,100 millones ( ver tabla), según cálculos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y que la ministra de Educación, Marcela Paredes, reveló en su momento.

Estos aumentos se dan tras varios años de huelgas de gremios que agrupan a los 45 mil docentes que hay en el sector público.

Pero la expedición del Decreto Ejecutivo No. 879 de 2016 suscitó un problema colateral. El alza en el salario base de los educadores obliga a los 656 colegios particulares - de acuerdo con el Meduca- a equipararlos desde el 1 de julio de este año. Desde este sector, advierten que existen más de 750 de estos colegios en el país, que atienden a aproximadamente 150 mil estudiantes.

Esto ha generado no solo disconformidad en los gremios de este sector, que aseguran que no fueron consultados en el proceso de reestructuración, sino que amenaza con la continuidad de varios de estos centros educativos. Desde la Unión Nacional de Centros Particulares (Uncep) advierten que seis colegios no abrirán sus puertas para el año lectivo 2018, impactando a más de mil 500 estudiantes, y que varias decenas aún no han definido su futuro.

Sin embargo, la directora de Educación Particular del Meduca, Vidalis Castillo, indica que solo cuatro colegios han notificado formalmente su clausura y que no todos lo hacen por el impacto financiero del alza salarial.

Asimismo, señaló que al menos nueve colegios particulares en distintos puntos del país abrirán sus puertas próximamente.

Una reciente encuesta de la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco), que contabiliza una muestra de 60 colegios particulares ubicados en la ciudad capital, reveló que entre el 83% y el 86% de ellos aumentará sus costos de anualidad que pagan los padres de familia y entre el 61% y 64% sus costos de inscripción.

La vicepresidenta de la Uncep, Katya Echeverría, dijo que estos aumentos obedecen a los incrementos en los salarios: “Los colegios particulares están solicitando una solución al Gobierno, debido a que ese ajuste que se les hizo a los docentes del sector oficial no tomó en consideración el impacto negativo que iba a tener sobre el sector particular que nunca fue consultado”.

Hoy se reunirán dirigentes de este sector con las autoridades para avanzar en las posibles soluciones que se podrían tomar.

$1,100 millones en alza salarial Expandir Imagen
$1,100 millones en alza salarial

HOY, NUEVA REUNIÓN

“Es cierto que en los procesos de ajuste salarial las escuelas particulares no participan y se ven impactadas de inmediato”, explicó la ministra Paredes. “Y es un poco duro para un sector que no puede planificar si no sabe cuánto es el costo operativo, el más significativo, el de los educadores, si se verá disparado de un momento a otro”.

Es por ello que desde hace un año los gremios de los colegios privados y las autoridades han mantenido reuniones en búsqueda de una solución que les ayude a mitigar el impacto de la reestructuración salarial del sector oficial.

La más reciente se realizó el pasado 1 de noviembre. En ella, los colegios particulares presentaron un paquete de ocho propuestas, que el Meduca elevó al Ejecutivo para su análisis.

Algunas de ellas son: igualar los beneficios fiscales con los colegios religiosos y quedar exentos de pagar impuestos sobre la renta y de inmueble; flexibilizar el financiamiento de los bancos; otorgar un subsidio a ciertos colegios; o revisar la definición del concepto de docente de jornada completa y maestro de horario regular en este sector. Analizarían permitir que los colegios contraten a los docentes por horas de trabajo sin que sean regulares o fijos. De acuerdo con la ministra Paredes, esta última opción es la más viable para su ejecución en el corto plazo. Según las partes, en la reunión que mantendrán hoy se definiría el mecanismo legal para ello.

Sobre la disconformidad de los colegios particulares, la titular de Educación expresó que “los ajustes [salariales] son de aplicación inmediata, y si bien ellos saben que hay que mejorar los salarios de los docentes, no hay nada que permita una gradualidad, que es la única manera en que muchas de estas escuelas pudieran seguir dando sus servicios, porque algunas ni con el aumento de matrícula pueden cumplir con la diferencia salarial que ha propuesto el Gobierno”.

A inicios de este año, se aprobó que la beca universal también aplicará para los colegios particulares cuyo costo de educación sea de hasta $2,000. El presupuesto del Meduca para 2018 es de $2 mil 317 millones, un aumento del 7.3% frente 2017.

INVERTIR MEJOR

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reveló recientemente en su informe Aprender mejor: políticas públicas para el desarrollo de habilidades, que Panamá invierte en educación el 3.3% del PIB, porcentaje menor al 5% promedio del resto de la región.

Asimismo, diagnosticó que el país presenta un atraso de tres a cuatro años en los resultados de aprendizaje esperados para su nivel de desarrollo económico; y advirtió de bajas tasas de desempeño en matemáticas, lectura y ciencias frente a sus pares latinoamericanos.

Aunque la inversión en educación en Panamá va en aumento, el Banco señala que se debe “invertir mejor”, mediante la elaboración de programas que incluyen aquellos que mejoran la calidad de las interacciones en la casa y en la escuela, que ofrecen incentivos para que los jóvenes permanezcan escolarizados, y que ayudan a las empresas a promover un ambiente de aprendizaje en el trabajo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter