Tramitología

La maravilla de las placas

Ya no hay que llevar papeles. El revisado y la póliza aparecen en el sistema. Solo presente identificación.

Temas:

Un trámite que era tedioso y lento, ahora es, por lejos, más ágil. Archivo - Un trámite que era tedioso y lento, ahora es, por lejos, más ágil. Archivo - Expandir Imagen
Un trámite que era tedioso y lento, ahora es, por lejos, más ágil. Archivo -

Un trámite que era de los más tediosos para hacer, pues tomaba varias horas, se ha convertido en algo expedito y sencillo.

Durante años, obtener una nueva placa siempre fue un dolor de cabeza. Me toca en septiembre, pero siempre esperé hasta octubre. Prefería pagar la multa por atrasarte que ir a formar las filas interminables.

Sí, si hubiera ido a principio de mes, y no a finales, la fila no era tan ruda. Eso lo sé, pero qué les puedo decir, me gusta un poco dejar las cosas para última hora. Más aún cuando el trámite que debía hacer era tedioso y lento.

La maravilla de las placas Expandir Imagen
La maravilla de las placas

Siempre llevé mi carro a un mecánico cerca de mi lugar de trabajo, donde se quedaban con él hasta media tarde.

Con el revisado en mano y la póliza vigente, tomaba la mañana del día siguiente para ir hasta Balboa a formar una fila que salía de la oficina municipal.

Todo el mundo con caras largas, frustrado, con hojas de papel en la mano. Todos con la inseguridad que, de repente, llegara el agente de seguridad, preguntara qué trámite hacías y te advirtiera de que necesitabas un documento que no tenías, o del que no tenías fotocopia.

Por eso yo siempre llevaba papeles de sobra. Que si tres fotocopias de la cédula, de la póliza, de la licencia, del registro vehicular, del revisado, de mi tipaje de sangre, de mi árbol genealógico. En fin, tres copias de todo.

En la oficina municipal, la cosa iba extremadamente lenta. Que si primero alguien te revisa los papeles: fila de cuatro horas. Que si toca pagar: fila de 45 minutos. Que si ya hay que recoger la placa: otra media hora.

Varias veces, incluso, me sentí culpable de salir airoso con mi placa bajo el brazo y mirar todos esos rostros de confusión y desesperación afuera. Era, sin duda, uno de los peores trámites.

Por suerte eso ha cambiado. Confieso que fui con miedo, pensé que las instrucciones en la web del Municipio estaban erradas. Lo mejor, ya no tenía que ir hasta Balboa, pues las placas que se entregaban allí, y en otros centros, ahora se debían retirar en el parque Francisco Arias Paredes, frente a El Hatillo, muy cerca de mi casa. El revisado también lo hice en un centro cerca de mi casa, que tomó apenas 10 minutos. Era un buen comienzo.

Había mucho tráfico y los estacionamientos brillaban por su ausencia. Tuve que dejar el auto en la cuadra después de la Embajada de Cuba, que igual está muy cerca. Resulta que ya no hay que llevar papeles. El revisado y la póliza aparecen en el sistema, por lo que uno solo tiene que llevar su identificación. Primero hay que pagar, pero ya no es una caja, sino un centro de pago, en donde atienden más de 10 personas y el pago resulta expedito.

De ahí toca retirar la placa, que no requiere, como mucho, más de 10 minutos, incluida la fila. Muy expedito todo, al menos para mí.

No puedo decir lo mismo de un hombre a mi lado que le estaba haciendo el trámite a un amigo, que le firmó la carta correspondiente, pero que en aquel documento puso una raya extra a su firma, y le discutían que debía volver a pedirle la firma a su amigo. El tipo, furioso, discutía que la firma era la misma, solo que tenía una raya abajo, cual renglón. Al final tuvieron que escoltarlo con un agente de seguridad ya que el ambiente se tornaba violento.

Desde que salí de mi casa hasta que volví, transcurrió una hora, como mucho. El cambio anual de placa ahora se ha convertido en uno de los trámites menos complicados por hacer.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan