PETRÓLEO

Venezuela quiere duplicar producción de crudo en 2020

En agosto de 2019, su producción ascendía a 933 mil barriles por día, según cifras de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Temas:

Refinería en Puerto La Cruz, que está en la faja petrolífera del Orinoco, donde se produce más del 90% del decreciente flujo de esa nación. Bloomberg Refinería en Puerto La Cruz, que está en la faja petrolífera del Orinoco, donde se produce más del 90% del decreciente flujo de esa nación. Bloomberg Expandir Imagen
Refinería en Puerto La Cruz, que está en la faja petrolífera del Orinoco, donde se produce más del 90% del decreciente flujo de esa nación. Bloomberg

Venezuela, primer exportador de petróleo de América Latina, sumido en una profunda crisis, quiere duplicar su producción de crudo en 2020 a pesar de las sanciones estadounidenses, declaró ayer en Moscú su ministro del petróleo, Manuel Quevedo.

“Tenemos un plan para volver a los niveles [de producción de petróleo] de 2018, entre 1.5 y 1.6 millones de barriles” al día en 2019, declaró Quevedo, en un foro energético en Moscú.

Interrogado por la agencia rusa RIA Novosti, Quevedo, que es también presidente del grupo petrolero público venezolano PDVSA, precisó: “Apuntar a más de 2 millones de barriles por día en 2020”.

En agosto de 2019, su producción ascendía a 933 mil barriles/día según cifras oficiales citadas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (712 mil barriles/día según el mercado), frente a más de 2 millones en 2017.

Hace cinco décadas, Venezuela producía 3.7 millones de barriles diarios, según la agencia Bloomberg.

En los objetivos anunciados en su sitio web para el período 2013-2019, PDVSA indicó que quería “aumentar su nivel de producción de petróleo a 6 millones de barriles por día de aquí a 2019”.

Venezuela es, junto con Ecuador, uno de los dos miembros latinoamericanos de la OPEP y alberga las mayores reservas de petróleo probadas del mundo.

Debido a la falta de liquidez para modernizar los yacimientos petrolíferos, la producción cayó un 37% en 2018, según la OPEP, nivel más bajo de los últimos 30 años.

Afectado por el desplome de los precios del crudo desde 2014, Venezuela, que obtiene la casi totalidad de sus ingresos del petróleo, está inmerso en una grave crisis política y económica que ha provocado una emigración masiva de venezolanos que huyen de la escasez de alimentos y medicamentos.

Venezuela también es objeto de numerosas sanciones económicas de Estados Unidos para presionar a su presidente Nicolás Maduro, incluido un embargo de petróleo.

Rusia es uno de los últimos apoyos de Venezuela, en particular a través del grupo petrolero ruso Rosneft, que ha realizado numerosas inversiones muy políticas en el país.

Parte de la deuda venezolana con Moscú (miles de millones de dólares) se reembolsa en hidrocarburos, según acuerdos entre PDVSA y Rosneft.

Luis Pacheco, presidente de una junta de PDVSA nombrado por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó –reconocido por más de 50 países–, dijo a Bloomberg que el alcance del daño al sistema de producción es una cuestión de conjetura: la junta solo controla activos de PDVSA fuera de Venezuela. Pacheco pronostica un costo de $120 mil millones para restaurar la industria nacional.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan