MEDIACIÓN LABORAL

Proponen arbitraje en paros

El arbitraje obligatorio cuando haya una declaración de paro en las terminales portuarias busca garantizar que la actividad en los puertos continúe sin que se trastoque el movimiento de mercancías.

Temas:

El año pasado los puertos panameños en su conjunto lograron 7 millones de TEU. Alexander Arosemena El año pasado los puertos panameños en su conjunto lograron 7 millones de TEU. Alexander Arosemena Expandir Imagen
El año pasado los puertos panameños en su conjunto lograron 7 millones de TEU. Alexander Arosemena

Seis huelgas han sacudido a los puertos panameños desde 2012, causando pérdidas millonarias y falta de confianza de la industria marítima mundial. Estas paralizaciones, en su mayoría, se han registrado como un mecanismo de presión para solicitar incrementos salariales y beneficios laborales. Una lucha constante entre quienes trabajan y gerencian las terminales.

Parte de los efectos colaterales de las huelgas ha sido la disminución del crecimiento en el movimiento de carga. Hubo cinco años sin crecimiento en el sector hasta el año pasado, en que los puertos panameños en su conjunto lograron 7 millones de TEU o unidad equivalente a 20 pies de largo.

Proponen arbitraje en paros Expandir Imagen
Proponen arbitraje en paros

Aunque en estas huelgas las autoridades del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral han intervenido, las paralizaciones ha continuado hasta que se llega a un punto sin retorno y las pérdidas son agobiantes.

Una alternativa, sin suprimir los derechos de los trabajadores, que podría garantizar que no se paralice la actividad portuaria es aprobar por ley que se establezca el arbitraje obligatorio cuando los trabajadores decidan ir a un paro, propone el expresidente de la Cámara Marítima de Panamá Rommel Troetsch. “Que no sea una medida de fuerza, sino que se respete el procedimiento de declaración de huelga, pero que no se detenga el trabajo”, afirmó.

Sería un proyecto de ley que se canalice a través de los diputados de la región interoceánica de Panamá y Colón para que se pueda garantizar el crecimiento de la industria, así como los empleos y los clientes. Es un tema que va mucho más allá de la actividad portuaria, porque Panamá está planeando desarrollar centros logísticos para establecer empresas que generen más empleos.

“Nadie va a traer carga a Panamá para que se le de un valor agregado si ya le ha ocurrido que su carga se ha quedado atrapada o se le ha retrasado por un paro en los puertos”, reflexionó Troetsch.

Como parte de la iniciativa se debe incluir al aeropuerto, porque la carga se mueve tanto por vía marítima como por vía aérea, dice Troetsch. Sin embargo, cuando ocurre una huelga en los puertos se trastoca todo el sistema, porque también se afecta la carga que entra o sale de la Zona Libre de Colón.

“Es importante que Panamá cuide el centro de trasbordo que tiene y que en los últimos años ha estado muy inestable producto de las huelgas”, dice. Panamá aspira a convertirse en un centro similar a los de Singapur, Dubái, Hong Kong o Rotterdam. En esos centros de trasbordo, los más grandes del mundo, no se escucha de huelgas, añadió Troetsch.

Pero, cómo toma el Sindicato Industrial de Trabajadores del Transporte por Vías Acuáticas y Afines de Panamá (Sitravaap) esta propuesta. Bruno De Toma, uno de los sindicalista de este gremio que ha liderado algunas huelgas en los puertos de Balboa y Cristóbal, dice que la paralización es el único mecanismo de presión que tienen “los hijos de la cocinera” para que las empresas que operan los puertos atiendan sus peticiones y reclamos. En muchos casos, como el de la última huelga en el puerto de Balboa, Panama Ports Company hizo un aumento salarial de 2%, cuando debía ser 5%, explicó De Toma. “Aquí tienen mucho que ver las empresas para que respeten los acuerdos y leyes”, recalcó De Toma.

Mientras tanto, parece que las agitaciones laborales de los trabajadores portuarios continuarán. El próximo jueves 14 de marzo van a la Corte Suprema de Justicia a protestar para que se resuelvan un amparo de garantías y una casación presentados. También se debe negociar la próxima convención colectiva de los trabajadores de Panama Ports Company y definir qué sindicato es el que se sentará a negociar con la empresa.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan