Sistema de pensiones de la CSS

Programa mixto reporta $2,457 millones en activos

La entidad que maneja el presupuesto más grande entre todas las entidades estatales, por más de $5 mil millones, no ha sido capaz de generar estados de cuenta actualizados para cada cotizante.

Temas:

La CSS informó que tiene más de un millón de cotizantes activos, pero se desconoce cuántos de ese total están en el sistema mixto. La CSS informó que tiene más de un millón de cotizantes activos, pero se desconoce cuántos de ese total están en el sistema mixto. Expandir Imagen
La CSS informó que tiene más de un millón de cotizantes activos, pero se desconoce cuántos de ese total están en el sistema mixto. Luis García - LP

La reforma al sistema de pensiones de la Caja de Seguro Social (CSS) se dividió en dos ejes desde hace más de una década, dando vida a un ahorro personal al que tendrá acceso una porción de los futuros pensionados y jubilados del país.

Estas cuentas individuales o ahorros personales, computados en el subsistema mixto de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) acumulan reservas por $821 millones, de acuerdo con la información no auditada de la CSS, que data de 2016.

Este subsistema precisamente se llama mixto porque, además de la cuenta de ahorro individual de cada cotizante, tiene un componente de solidaridad.

En sus reservas también existe un pilar definido, es decir, que parte de la cuota obrero-patronal que pagan los cotizantes de ese programa va a un ramal en el que todos los miembros del sistema se benefician.

Dicha segmentación se hizo pensando en que el dinero que se iba acumulando de forma conjunta sirviera para pagar una porción de la jubilación de todos los pensionados, y tuviese una franja de solidaridad de hasta $500 para los que entraran a partir de 2007.

Ese componente solidario del subsistema mixto tiene reservas por $1,635 millones. Es así como el programa mixto, todavía siendo un adolescente, totaliza activos por $2,457 millones, según la CSS.

El programa comenzó a ser operado desde 2008, y a diferencia de un fondo común tipo pirámide, los cotizantes tienen una cuenta individualizada de jubilación para garantizar que recibirán parte de lo que han aportado. Esta decisión se tomó con las reformas al sistema público de pensiones, cuya estructura hasta 2005 implicaba una quiebra inminente. Los egresos, producto de todas las personas que se jubilaban, crecía a un ritmo imparable en comparación con sus ingresos, y el programa de carácter definido no era sostenible.

Ahora que el sistema lleva poco camino recorrido, en términos de existencia, no han faltado las voces que intenten proyectar su comportamiento en el tiempo.

Pero como ha sucedido con la mayoría de la información que maneja la CSS, es imposible hacer un análisis profundo por falta de información pública actualizada, como la cantidad de cotizantes que entran por año, salario promedio y sus edades.

Infografía Expandir Imagen
Infografía LP

En este momento l a CSS tiene 1 millón 143 mil cotizantes activos, pero la entidad no es capaz de disgregar cuántos pertenecen al subsistema mixto y cuántos al viejo esquema, que es el que maneja los aportes únicamente como beneficio definido.

“La separación [de los cotizantes] por subsistema depende de las auditorías de los estados financieros que está efectuando la Contraloría General de la República”, dijo la CSS a través de una solicitud de información hecha por este diario.

Se refieren a las auditorías de estados financieros de cinco años, contando de 2012 a 2016, cuando estamos en 2018.

Ni siquiera los asegurados pueden conocer cuánto han ahorrado en su cuenta individual.

Hace 13 años, la CSS prometió que daría esta información a través de un sistema que permitiera hacer las consultas de forma electrónica. Pero ha sido imposible cumplir con tal propósito.

La CSS advierte de que la información de las aportaciones es personal y sensitiva, por lo que solo el cotizante debe poder tener acceso a ella. Pero ni siquiera el ahorrista conoce las sumas aportadas de forma personal.

Si un cotizante quiere saber cuánto ha ahorrado, debe ir a las oficinas de la entidad y depender de la discrecionalidad del funcionario que le atienda, y tener la suerte de que el sistema no esté caído. Si consigue la información, puede que esta sea entregada en un pedazo de papel, a mano alzada. Esta información se generó de manera oficial en 2012. Ahora, dice la CSS, los cotizantes deben esperar a que se reporte un nuevo estado de cuenta para contar con una base de datos más actualizada. En mayo aseguraron que los próximos estados de cuenta del subsistema mixto serían entregados este mes, pero con la información hasta agosto de 2017 “debido a que no se tendrá tiempo necesario para emitirlos hasta el primer semestre de 2018”. Sería inimaginable que un banco o un fondo de ahorro privado se niegue o no pueda dar a conocer el estado de una cuenta a un cliente. Además, que sería sancionado por el ente que regula la actividad.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter