En breve: Acto oficial de entrega de credenciales al presidente electo, Laurentino Cortizo

crisis humanitaria

Pérdidas millonarias en Venezuela

Entre el lunes y el martes hubo unos 400 saqueos en comercios y almacenes.

Temas:

‘Lo que hubo fue puro vandalismo’, dijo un comerciante afectado por los saqueos. Reuters ‘Lo que hubo fue puro vandalismo’, dijo un comerciante afectado por los saqueos. Reuters Expandir Imagen
‘Lo que hubo fue puro vandalismo’, dijo un comerciante afectado por los saqueos. Reuters

Ni los fabricantes de hielo se salvaron de la ola de saqueos que se presentó en los últimos días en el estado venezolano de Zulia y que dejó pérdidas millonarias y graves daños a empresas e industrias, que amenazan con agravar la escasez de alimentos y bienes básicos.

Escenas de supermercados, panaderías, carnicerías, ferreterías y centros comerciales completamente arrasados, con las vidrieras rotas y las puertas y paredes destruidas se hicieron recurrentes en algunos puntos de la ciudad de Maracaibo, capital del estado petrolero de Zulia, donde entre el lunes y el martes se reportaron unos 400 saqueos perpetrados por grupos de más 500 personas, que devastaron los comercios y almacenes dejando desolación a su paso, según describieron a The Associated Press algunos habitantes de esa localidad.

“Lo que hubo fue puro vandalismo. ¿Cómo es posible que si tienen hambre saqueen una ferretería?”, dijo a la AP un comerciante que se identificó como Mauricio, quien relató que logró salvar su fábrica de hielo tras conversar con el líder de un grupo de saqueadores al que le hizo pasar a las instalaciones de su planta para mostrarle que ya no tenía hielo, que fue uno de los productos que más demandaron los venezolanos durante los cuatro días del apagón nacional para tratar de salvar sus alimentos.

“Fue una locura total”, afirmó Ricardo Acosta, segundo vicepresidente de la mayor cámara de empresarios del estado Zulia, al precisar que fueron saqueadas hasta las instalaciones de una de las mayores fabricantes de cigarrillos del país y una iglesia cristiana donde fueron robadas todas las sillas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan