Finanzas públicas

Ingresos tributarios caen 4.9%

La caída de la recaudación pone presión sobre las cuentas públicas en pleno proceso de transición gubernamental.

Temas:

Eyda Varela de Chinchilla, ministra de Economía y Finanzas. Eyda Varela de Chinchilla, ministra de Economía y Finanzas. Expandir Imagen
Eyda Varela de Chinchilla, ministra de Economía y Finanzas. Alexander Arosemena

Los ingresos tributarios en efectivo acumulados hasta el mes de abril sumaron $1,699 millones, cifra que representa una caída de 4.9% respecto al mismo periodo del año anterior.

Solamente en el mes de abril la recaudación tributaria en efectivo fue 11.8% inferior, lo que generó una alerta en el seno del Ministerio de Economía y Finanzas, al profundizarse el déficit en las cuentas públicas.

Al mes de abril, la diferencia entre ingresos y gastos totales fue de $1,497 millones, monto que equivale al 2.1% del producto interno bruto (PIB) y que estaría copando el límite establecido en la Ley de Responsabilidad Social Fiscal para el año completo.

La ministra de Economía y Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla, dijo ayer a este diario que la caída en los ingresos es producto del arrastre de la huelga de la construcción el año pasado, que se vio reflejado en el pago de impuesto sobre la renta que hacen las empresas en marzo.

También se aprecia una caída en el impuesto sobre la transferencia de bienes muebles y servicios (Itbms), un reflejo de la ralentización del consumo local.

Además, señaló que hubo 7,890 omisos, es decir, empresas o personas que debían presentar declaración de la renta y no lo hicieron, afectando la recaudación. La Dirección General de Ingresos está siguiendo estos casos haciendo llamadas y visitando las empresas.

Al cierre del primer trimestre, los ingresos corrientes fueron un 24.9% inferiores a lo que se había proyectado.

Infografía Expandir Imagen
Infografía

Consultada sobre esta brecha, Varela de Chinchilla dijo que cuando se elaboró el presupuesto, en la primera mitad del año anterior, las proyecciones apuntaban a un repunte de la economía este 2019, una reactivación que por el momento no se ha dado.

En cualquier caso, señaló que habitualmente el presupuesto de gastos no se ejecuta por completo, lo que alivia en cierta forma la presión sobre los ingresos.

La ministra vaticinó que en la segunda mitad del año habrá un repunte en la economía con el inicio de las exportaciones de cobre, la entrada en operación de la terminal 2 del aeropuerto de Tocumen y el fin de la incertidumbre que suele generar un proceso electoral.

El 65% de los ingresos se recauda en la segunda mitad del año, cuando entidades como la Autoridad del Canal de Panamá entregan sus principales aportes.

La tendencia que se vive este año sería un reflejo de lo sucedido en años electorales previos. Tanto en 2009 como en 2014 los ingresos tributarios cayeron, lo que obligó a los gobiernos entrantes a tomar medidas.

En la segunda mitad de 2014, la administración de Juan Carlos Varela aplicó una política de contención del gasto público, una moratoria a los impuestos para fomentar el pago de contribuyentes morosos y una dispensa para elevar el límite de déficit fiscal permitido por la Ley de Responsabilidad Social Fiscal.

Infografía Expandir Imagen
Infografía

Gobierno entrante

Aunque la ejecución presupuestaria en la primera mitad del año cerrará alrededor de 42.5%, no cubriendo todo el margen que permite la ley en año electoral (50%), si se mantiene la tendencia con los ingresos y la economía no despega, Varela de Chinchilla cree que la administración entrante tendrá que tomar alguna decisión similar a las seguidas en los últimos años electorales, aunque aclaró que dependerá de las nuevas autoridades el camino a seguir.

Por el lado del gasto, el gobierno de Laurentino Cortizo tendrá la presión de cumplir compromisos de pago de proyectos adjudicados en la actual administración, como el cuarto puente sobre el Canal o las ampliaciones de la carretera Interamericana entre el puente de las Américas y San Carlos, pero, además, deberá cumplir sus propios compromisos electorales, como el pago de cuentas pendientes a proveedores.

La ministra dijo que la reducción de los ingresos de este año es una situación coyuntural y defendió que en esta administración las finanzas públicas se han manejado de manera responsable, a diferencia del quinquenio anterior, cuando se modificaron constantemente los límites del déficit, además de dejar un desorden administrativo.

El gobierno entrante deberá tomar decisiones para equilibrar las cuentas públicas con la atenta mirada de las agencias de calificación de riesgo. Entre marzo y abril, Moody’s Investors Service y Standard & Poor’s Global Ratings elevaron la calificación de riesgo soberano de Panamá.

La semana pasada, Moody’s dijo que para mantener este nivel de calificación y aspirar a seguir creciendo, uno de los requisitos es que el país respete los límites de déficit fiscal para que la política fiscal gane credibilidad.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan