ENERGÍAs renovables

Generación solar atrae a clientes

Hace una década había 10 kilovatios de energía solar instalados en Panamá; hoy ya suman 13 mil 294 kilovatios en autoabastecimiento.

Temas:

Motivados por la disminución que ha habido en el precio de los equipos, el beneficio de los incentivos que ofrece la ley y ayudar a disminuir la contaminación ambiental, decenas de clientes residenciales y comerciales del país están apostando al uso de paneles solares para ayudar a abastecerse de energía eléctrica.

En 2007 había 10 kilovatios instalados de energía solar en el país, pero 10 años más tarde hay 13 mil 294 kilovatios en autoabastecimiento o 13 megavatios de potencia.

Esto equivale a la capacidad de una pequeña planta de generación, como las que participan en el mercado, si se suman todas las instalaciones de los 218 clientes residenciales y comerciales del país.

Los sistemas de generación están instalados mayoritariamente en los techos de las residencias o locales comerciales. Del total de clientes, 136 son residencias que consumen más de 400 kilovatios al mes y el resto, locales comerciales.

Si se compara con lo que había hace 10 años, ha habido un gran crecimiento en el autoabastecimiento, reconoce Daniel Mina, jefe de Normas Técnicas y Comerciales de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), y a quien le correspondió participar en la redacción de la primera legislación aplicable a este sector en Panamá en 2008.

Por ejemplo, para un cliente que tiene un consumo promedio de 400 kilovatios hora al mes se requiere instalar un sistema de 4 kilovatios, que actualmente puede tener un costo estimado de entre $4 mil y $5 mil. Hace 10 años este mismo sistema costaba entre $20 mil y $25 mil.

Para estos sistemas de generación fotovoltaica se debe tomar en cuenta que, en promedio, el día de 24 horas solo tiene 4 horas de plena luz, aunque esto puede variar, dependiendo la temporada del año. Si esto se multiplica por los 30 días del mes, se refleja que en promedio una residencia con un consumo de 500 kilovatios hora al mes requiere una instalación de 4 kilovatios.

Mina reconoce que, pese a este crecimiento, todavía no hay tantos clientes que tengan disponibles $4 mil o $5 mil para invertir en un sistema de generación eléctrica con paneles para una residencia. Sin embargo, ya hay empresas en el mercado que están financiando estos equipos para que el cliente lo cancele en un periodo de cinco o más años.

En Panamá, el 70% de los clientes que facturan energía eléctrica consumen hasta 300 kilovatios hora al mes, rango que desde hace más de 10 años recibe un subsidio en la tarifa a través del fondo de estabilización tarifaria.

El restante 30% factura más de 400 kilovatios hora al mes y son los potenciales clientes que podrían instalar un sistema fotovoltaico o con alguna otra fuente renovable.

Generación solar atrae a clientes Expandir Imagen
Generación solar atrae a clientes

En el caso de los comercios, la mayoría de los establecimientos que han instalado paneles solares son aquellos locales que tienen áreas amplias que requieren una gran iluminación para atender a sus clientes, como ferreterías, mercados de venta minoristas, etc.

REGULACIÓN

El procedimiento de autogeneración lo establece la legislación como una opción que se le permite a los clientes regulados para producir parte o la totalidad de la energía que requieren. Estos clientes no se desvinculan de la red de distribución eléctrica de las empresas ENSA, Edemet o Edechi, que prestan el servicio de electricidad en el país.

El sistema de generación eléctrica que se instala en las residencias o locales comerciales incluye un medidor bidireccional que permite contabilizar la energía que ingresa a la red producida por los paneles y la que consume el cliente que viene de la red. La regulación que está vigente permite que el cliente pueda tener un sistema de paneles u otra fuente renovable que genere hasta un 100% del requerimiento de su consumo y podrá inyectar a la red hasta un 25% de su consumo semestral o anual. Este control se logra con el registro que lleva el medidor bidereccional.

El medidor bidireccional lo instala la empresa distribuidora a su costo. Las especificaciones aplicables son las estipuladas en la Resolución 5999 de Electricidad de la ASEP del 13 de marzo de 2013, por la cual se establece la norma de medición aplicable a clientes regulados.

El regulador establece que las empresas distribuidoras deberán mantener conectado al cliente en el mismo nivel de tensión que estaba antes de solicitar la conexión de la planta de generación del cliente. Además se deja estipulado que un tercero no podrá utilizar las instalaciones del cliente para conectarse a la red de distribución. Esto es así porque las empresas distribuidoras son las únicas que tienen autorización para comercializar energía eléctrica.

CÓMO OPERA 

La generación fotovoltaica ocurre durante el día, cuando se inyecta carga a la red y es registrada por el medidor. En la noche, cuando merma la generación, el cliente recibe energía de la red, que también registra el medidor. Al final, dependiendo de si el acuerdo con la distribuidora es para contabilización semestral o anual, se verifica cuánta energía se inyectó a la red y si hay un excedente producto del sistema de autoaprovisionamiento. Si el cliente tiene crédito, la empresa distribuidora le debe pagar por el excedente generado. El cliente recibe el pago por generación en distribución a un precio promedio de los contratos que tiene la empresa distribuidora con las generadoras.

Aunque en Panamá este sistema apenas comienza a crecer, las autoridades buscan los mecanismos para establecer una metodología regulatoria en la cual el sistema se pague a sí mismo y evitar lo que ha ocurrido en otros países, sobre todo de Europa, donde hay una gran cantidad de autoabastecimiento.

Ello obedece a que actualmente los costos de mantenimiento de la red de distribución lo cargan las empresas concesionarias. Se requiere hacer un estudio para saber o determinar hasta cuánto porcentaje de autoabatecimiento soporta la red para evitar las fluctuaciones.

Por ahora, la regulación establece que entre todos los clientes que opten por instalar un sistema de generación podría ser hasta el 10% de la demanda máxima de consumo. Es decir, actualmente la demanda máxima del país es de mil 657 megavatios, o sea que se podrían instalar hasta 160 megavatios en autoabastecimiento. En estos momentos hay 13 megavatios instalados, con un espacio o ventana de más de 100 megavatios para que otros clientes se incorporen a generar con fuentes renovables.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Newsletter