COMPRAS AL MENUDEO

Comprando con olor a nuevo

Con instalaciones más espaciosas, iluminadas y suficientes estacionamientos, el Merca Panamá busca ocupar el lugar del deteriorado Mercado de Abastos, en Curundú.

Temas:

Los comerciantes estiman que en unas semanas llegarán más clientes al Merca Panamá. Elisabel Fermín Los comerciantes estiman que en unas semanas llegarán más clientes al Merca Panamá. Elisabel Fermín Expandir Imagen
Los comerciantes estiman que en unas semanas llegarán más clientes al Merca Panamá. Elisabel Fermín

Alrededor de las 11:00 a.m., los pasillos de la principal galera de comercialización de la Unidad Alimentaria Merca Panamá lucen desolados. Se ve poca gente, muy pocos comprando.

“Los clientes se irán acercando”, aseguran los comerciantes. La esperanza está puesta en el hecho de estar en unas instalaciones nuevas, limpias y cómodas, alejados de las aguas negras, los alimentos podridos, ya en descarte, y el hacinamiento de la pasada sede en Curundú.

Algunos vendedores aprovechan el momento para arreglar los productos en exhibición. Afuera el tranque en la vía Centenario hierve. El sol de esta época es inclemente. Y de eso dan fe los obreros que trabajan sobre la vía.

¿Qué le ofrecemos? ¿Qué busca? ¿En qué le ayudamos? Sobran las ofertas de los vendedores de la galera Volcán. Papa en 60 centavos la libra, tomate nacional en 75 centavos por libra, la cebolla en 75 centavos la libra, el apio en 75 centavos por libra, y la piña en $1.50 la unidad. Los precios se dejan ver en letreros, a mano alzada, sobre los mesones improvisados en donde duermen los vegetales, verduras y frutas.

Comprando con olor a nuevo Expandir Imagen
Comprando con olor a nuevo

Mirna, una consumidora que visita por primera vez el Merca Panamá, detalla su experiencia. “El mercado es cómodo, espacioso, iluminado y con suficiente lugar para estacionar. Sin embargo, la señalización para entrar es pésima. Preguntamos y preguntamos y así fue que llegamos”, dijo.

Desde la ciudad de Panamá, tras pasar el retorno que conduce hacia la Ciudad de la Salud y Merca Panamá, enseguida hay una entrada hacia el mercado que no está operativa. Barricadas y muros impiden el acceso. Hay que transitar aproximadamente 100 metros para encontrar a mano derecha el acceso.

Para los clientes con experiencia, esta es una etapa superada. Iris, una consumidora que visita por segunda vez el mercado, reconoce que las condiciones son mejores que la del antiguo Mercado de Abastos. “Se puede comprar sin caos”, dijo, sosteniendo dos cartuchos en cada mano con verduras y vegetales.

Entre los clientes hay nacionales y extranjeros. Amas de casa y comerciantes. Aun así, el movimiento de comercialización es menor al acostumbrado.

“La proyección es que en unas semanas ya estemos trabajando a toda máquina”, dijo Isamel, un comerciante de vegetales y verduras.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan