Liga de campeones

Liverpool hace historia con sus cuatro goles en el Anfield

Sin dos de sus principales figuras, el equipo inglés consiguió una remontada histórica en la que pocos creían. Un partido que queda registrado en la historia.

Temas:

Divock Origi (Der.) sal e a festejar junto a sus compañeros del Liverpool. Divock Origi (Der.) sal e a festejar junto a sus compañeros del Liverpool. Expandir Imagen
Divock Origi (Der.) sal e a festejar junto a sus compañeros del Liverpool.

Liverpool cumplió ayer en el Anfield la más grandiosa de sus memorables remontadas para acceder a la final de la Liga de Campeones, al vencer 4-0 al Barcelona de Lionel Messi en Anfield para revertir un déficit de tres goles tras el partido de ida.

Divock Origi (7 y 79 minutos) y Georginio Wijnaldum (54 y 56 m) firmaron sendos dobletes para catapultar al club inglés a su segunda final seguida en la máxima competición europea.

La cita será el 1 de junio en Madrid, a la espera de conocer el ganador de la otra serie entre Ajax y Tottenham.

Fue apenas la tercera vez en la historia de la Copa de Europa que un equipo le da la vuelta a un marcador de tres goles en contra tras la ida de una semifinal para instalarse en la final. Los otros fueron Panathinaikos en 1970-71 y Barcelona en 1985-86. Nadie lo había hecho en la era de la Liga de Campeones. La remontada asomaba como una quimera, dado que Liverpool se presentó sin dos de sus delanteros titulares, Mohamed Salah y Roberto Firmino.

El técnico Jurgen Klopp celebra con sus jugadores.Reuters Expandir Imagen
El técnico Jurgen Klopp celebra con sus jugadores.Reuters

Jugadores, jubilosos

Los jugadores del Liverpool destacaron la fe del equipo en la remontada.

“Desde el principio creímos que podíamos ganar 4-0”, declaró tras el partido el holandés Georginio Wijnaldum, uno de los héroes del partido con su doblete.

“La confianza en el vestuario era increíble. Sabíamos que podíamos lograr algo. Es una noche especial en Anfield, con los mejores. Todo era irreal”, destacó, por su parte, el capitán Jordan Henderson.

El defensa Andy Robertson insistió en la confianza de los hombres de Jürgen Klopp: “Creímos, muchas personas nos descartaron, pero en ese vestuario creímos que si empezábamos bien, podríamos hacerlo”. “¡Dios mío, qué equipo!”, añadió exultante.

El gol del 4-0 reflejó lo que fue el partido. En una jugada de pillería, el lateral Trent Alexander-Arnold lanzó un saque de esquina cuando la defensa azulgrana estaba despistada y Origi anotó el tanto de la remontada. “Fue simplemente instintivo, uno de esos momentos en los que ves la oportunidad”, explicó el joven Alexander-Arnold.

Klopp: ‘es increíble’

Dado el rival, un equipo con un Messi considerado por muchos el mejor futbolista de todos los tiempos, esta debe encasillarse como la mayor epopeya europea de Liverpool, al menos a la par de la remontada de tres goles ante el Milan en la final de la Liga de Campeones en 2005.

“Es demasiado. He visto tantos partidos en mi vida, pero no recuerdo muchos como este”, recalcó el técnico de los Reds, Jurgen Klopp. “Ganar es difícil, pero ganar con el arco en cero, no sé cómo lo hicieron. Es increíble”.

Messi, junto a sus compañeros, no lo puede creer.Reuters Expandir Imagen
Messi, junto a sus compañeros, no lo puede creer.Reuters

Fueron mejores

Para el Barcelona, fue el segundo año sucesivo que dilapida una ventaja de tres goles: le ganó 4-1 a la Roma de local en los cuartos de final en 2018 para luego capitular 3-0 en la vuelta y quedar fuera. “Han sido mejores que nosotros”, afirmó el volante barcelonista Sergio Busquets. “Han ido a por el partido desde el inicio y nos ha costado mucho su presión, sobre todo en los comienzos de las dos partes. Cuando te hacen un gol, te aprietan arriba y te roban el balón, es muy difícil”.

Doloroso

El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, se mostró devastado.

“Las cosas se nos pusieron cuesta arriba después de esos dos goles rápidos”, comenzó diciendo Valverde sobre los tantos del holandés Giorginio Wijnaldum al comienzo de la segunda parte (54 y 56), que suponía la igualada en la eliminatoria tras el tanto inicial del belga Divock Origi (7). “No logramos marcar y nos remontaron”, tras el segundo de Origi en el 79. “Intentamos buscar más profundidad, pero la eliminatoria terminó con el cuarto gol. No pudimos responder”.

Especialmente doloroso fue el cuarto gol, conseguido en un córner lanzado por Trent Alexander-Arnold cuando la defensa del Barcelona no estaba colocada. “Estábamos realmente preparados para situaciones a balón parado porque son muy fuertes en ellas, pero nos sorprendieron en esa jugada”. “Fueron mejores que nosotros y tenemos que aceptarlo”. “Cuando un equipo remonta una ventaja como la que teníamos y se defiende como lo han hecho, no puede haber excusas. Sospechamos que el Liverpool jugaría con una presión más alta que la semana pasada, lo hicieron y no fuimos capaces de solventar esa alta presión”, añadió.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan