ópera

La soprano Diana Damrau revive al olvidado compositor Giacomo Meyerbeer

El álbum 'Meyerbeer: Grand Opera', que fue lanzado el viernes, abarca desde las óperas más conocidas del compositor hasta arias que nunca se habían grabado.

Temas:

La soprano alemana Diana Damrau. La soprano alemana Diana Damrau. Expandir Imagen
La soprano alemana Diana Damrau. AFP/Angela Weiss

En la primera mitad del siglo XIX, Giacomo Meyerbeer era quizás el compositor de ópera más exitoso del mundo, un pionero de la técnica teatral que trabajaba con comodidad con varias culturas europeas.

Su fama se desvaneció tras su muerte, en 1864. Pero ahora está renaciendo, y la soprano alemana Diana Damrau lanzó un nuevo álbum dedicado exclusivamente a las -a veces oscuras- de Meyerbeer.

Damrau, cuya exhuberante voz con ágil coloratura ha hecho de ella un gran atractivo de las óperas de todo el mundo, reconoció que hacer un álbum de Meyerbeer era uno de los objetivos de su carrera.

"Esta idea era un sueño", dijo Damrau, de 45 años, a la AFP en Nueva York, donde el domingo participa en una gala para celebrar los 50 años de la Ópera Metropolitana.

Su álbum Meyerbeer: Grand Opera, que fue lanzado el viernes, abarca desde las óperas más conocidas del compositor - Les Huguenots y Robert le diable- hasta arias que nunca se habían grabado.

También interpreta la Dinorah de Meyerbeer, que dijo que había servido como introducción a la coloratura, el arte vocal caracterizado por una continuación rápida de notas altas, trinos y otros ornamentos.

"No tengo antecedentes musicales, y no crecí en la ópera, como algunos de mis colegas. Lo que se escucha cuando se busca un repertorio de soprano de coloratura es naturalmente Dinorah", explicó.

Meyerbeer, un judío alemán, se sentía cómodo en muchas lenguas. Sus óperas más exitosas eran en francés, pero también escribió en alemán e italiano e introdujo motivos orientales, entonces de moda en Europa.

Creó un concepto moderno de gran ópera, con libretos profesionales y producciones elaboradas para reforzar el drama, e incluyó por primera vez la luz eléctrica sobre el escenario, en la presentación de Le Prophete en la Ópera de París, en 1849.

En pleno éxito, fue atacado por Richard Wagner, cuyo majestuoso estilo fue acogido por el Tercer Reich y quien denunció a Meyerbeer en el ensayo antisemita "Judaísmo en la música" tachándolo de poco creativo y de seguidor cobarde del gusto popular.

El esfuerzo nazi por eliminar cualquier influencia judía causó estragos en el legado de Meyerbeer, pero en los últimos años encontró una nueva audiencia. La Deutsche Oper de Berlín presenta un ciclo de óperas de Meyerbeer, a quien describe como el "mejor compositor" de la capital alemana, y la Royal Opera House de Londres llevó sobre las tablas Robert le diable en 2012, por primera vez en más de un siglo.

Además del antisemitismo, la obra de Meyerbeer se enfrenta a dificultades, como que las piezas resultan especialmente largas para la capacidad de atención del público del siglo XXI. Aunque Damrau intentó no trazar vínculos con el mundo actual, señaló que Meyerbeer mostraba fluidez en tres idiomas y culturas mucho antes de que comenzara la integración europea.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan