PERSONAJE

Adiós al entrañable Jirafales

Ayer falleció Rubén Aguirre, actor mexicano que dio vida a uno de los personajes más recordados de la vecindad de ‘El Chavo del Ocho’.

Temas:

Rubén Aguirre, quien personificó al profesor Jirafales, junto a Roberto Gómez Bolaños (Chespirito); Florinda Meza (Doña Florinda); y Edgar Vivar (El senor Barriga). Rubén Aguirre, quien personificó al profesor Jirafales, junto a Roberto Gómez Bolaños (Chespirito); Florinda Meza (Doña Florinda); y Edgar Vivar (El senor Barriga). Expandir Imagen
Rubén Aguirre, quien personificó al profesor Jirafales, junto a Roberto Gómez Bolaños (Chespirito); Florinda Meza (Doña Florinda); y Edgar Vivar (El senor Barriga). AP

Televisión Independiente de México le ofreció al comediante Roberto Gómez Bolaños un espacio en el Canal 8. El propio Chespirito iba a protagonizarlo; solo faltaba un personaje de contrapeso encarnado por un buen actor de soporte. Entonces pensaron en la espigada figura de 1.90 metros de Rubén Aguirre.

Era 1969 y el programa Ciudadano Gómez hizo su gran debut en la pantalla chica mexicana. Pero no resultó. El primer proyecto que reunió a Chespirito y Rubén Aguirre fue un rotundo fracaso, reconoce Gómez Bolaños en su autobiografía “Sin querer queriendo”.

Luego de un breve tiempo de incertidumbre, convocaron a Chespirito para un nuevo proyecto y Aguirre se sumó sin dudar. Iban a tener un espacio de 10 minutos para hacer “lo que quisieran” dentro del programa Sábados de la fortuna. Y se les ocurrió algo que llamaron Los supergenios de la mesa cuadrada, en el que debutó el Profesor Jirafales, que más adelante se convertiría en el eterno enamorado de Doña Florinda y en un gruñón maestro con su particular grito de protesta: “¡Ta ta ta!”.

Ramón Valdés, María Antonieta de las Nieves, Aníbal de Mar (el popular juez de la Tremenda Corte) y Chespirito, como del Doctor Chapatín, completaban los genios de la mesa de aquella propuesta que pronto evolucionó, cambió su nombre a Chespirito y que registró un éxito sin precedentes dentro de la comedia televisiva. El resto es historia conocida.

Aguirre, también intérprete del querido personaje Lucas Tañeda, secuaz de locuras de Chaparrón Bonaparte, había empezado en la televisión desde antes, pero su época de gloria llegó luego de su encuentro con Gómez Bolaños.

Ayer se conoció la noticia de su muerte en horas de la madrugada, tras sufrir complicaciones por una neumonía. Tenía 82 años.

Nació en 1934 en Monterrey, México, y llevaba años retirado del mundo del espectáculo, muy cansado por todo el “kilometraje recorrido”, según reconoció en varias entrevistas, pero satisfecho por haber trabajado en algo que le apasionó.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Newsletter