compañía pionera de los viajes turísticos

Gigantesca operación de repatriación tras la quiebra de Thomas Cook

Temas:

El turoperador había visto decaer su negocio en los últimos años. El turoperador había visto decaer su negocio en los últimos años. Expandir Imagen
El turoperador había visto decaer su negocio en los últimos años. AFP

El histórico operador turístico británico Thomas Cook quebró brutalmente este lunes, lo que obligó a las autoridades a lanzar una operación sin precedentes para repatriar a sus 600 mil clientes abandonados en España, Cuba y otros destinos de vacaciones en el mundo.

La compañía pionera de los viajes turísticos, de 178 años de antigüedad, negoció intensamente durante todo el fin de semana en busca de una inyección de 200 millones de libras −unos 250 millones de dólares, 227 millones de euros− para evitar el colapso.

Pero fracasó y el lunes tuvo que cerrar repentinamente. "Un rescate no habría sido un buen uso del dinero de los contribuyentes, habríamos tenido que repatriar a la gente más adelante y habríamos perdido más dinero en el proceso", defendió este lunes una portavoz de Downing Street. " 

Es un mercado muy competitivo y no es función del gobierno apoyar a las empresas cuando surge este tipo de problemas", agregó, asegurando que se investigará la responsabilidad de los directivos, que cobraron importantes primas mientras empeoraban los resultados del grupo.

El turoperador había visto decaer su negocio en los últimos años debido a la feroz competencia de las web de viajes y la reticencia de los turistas a viajar ante las incertidumbres que rodean al brexit, retrasado ya dos veces este año.

Thomas Cook tiene unos 22 mil empleados en todo el mundo, 9 mil de ellos en el Reino Unido.

Bajo el apelativo "Operación Matterhorn", las autoridades comenzaron a organizar el retorno de 150 mil turistas británicos, en la mayor operación de repatriación realizada por el país en tiempos de paz.

Se fletaron unos 40 aviones, con ayuda de varias compañías, y se preveía mil vuelos en una operación que podría costar hasta 100 millones de libras.

Los aviones movilizados por la Autoridad Británica de Aviación Civil (CAA) empezaron a despegar desde el archipiélago español de las islas Baleares, donde había entre 25 mil y 30 mil clientes del grupo.

En el aeropuerto de Palma de Mallorca, agentes del gobierno británico ayudaban a los turistas desconcertados. "Tenía que volar a las 10h30 esta mañana pero voy a salir a las 07h30 de la tarde", explicó a la AFP Donald, un turista inglés en la treintena que esperaba regresar a su hogar. 

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Visto Nuevo Comentado

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan