copa oro

Estados Unidos golea a Guyana 4-0

Temas:

Tyler Boyd (Izq.) anotó dos de los cuatro goles de Estados Unidos. Tyler Boyd (Izq.) anotó dos de los cuatro goles de Estados Unidos. Expandir Imagen
Tyler Boyd (Izq.) anotó dos de los cuatro goles de Estados Unidos. AFP/ Hannah Foslien

Estados Unidos goleó 4-0 a Guyana este martes en el Allianz Field de Minnesota en su estreno en la Copa Oro y lidera el Grupo D por delante de Panamá.

Los de las barras y las estrellas, vigentes campeones del torneo, apenas pasaron apuros en su estreno y se hicieron con el triunfo gracias a los goles de Paul Arriola (28), Tyler Boyd (51, 81) y Gyasi Zardes (55).

Panamá había vencido justo antes 2-0 a Trinidad y Tobago y escolta en la llave a los locales.

Estados Unidos aterrizaba en el campeonato navegando un mar de dudas: luego de mantenerse invicto durante casi medio año bajo la batuta de su nuevo seleccionador Gregg Berhalter, dos tropiezos consecutivos en sus dos últimos juegos amistosos frente a Jamaica (1-0) y Venezuela (3-0) en su propio suelo hicieron saltar todas las alarmas.

Su fragilidad defensiva, poca cohesión y un estilo de juego indefinido eran los síntomas de un paciente que buscaba demostrar que estaba en forma desde la primera fecha ante el rival, a priori, más débil del grupo.

Con el veterano centrocampista Michael Bradley como eje y Christian Pulisic como estrella y referencia, los norteamericanos salieron a golear desde los compases iniciales.

Sus inmaculados antecedentes en el torneo, con 13 triunfos y un empate en sus estrenos en las 14 pasadas ediciones, hacían ser optimistas a los miles de aficionados presentes en el estadio, que no quisieron perderse la fiesta de los suyos.

Así, los locales asediaron a sus oponentes al comienzo con hasta cuatro remates en el primer cuarto de hora, a los que respondió Callum Harriott con un disparo que por centímetros sobrevoló el arco.

Estados Unidos dominaba por los costados y monopolizaba la pelota pero Guyana volaba a la contra y exponía de nuevo las costuras de un entramado defensivo endeble.

Pulisic gozó de la oportunidad más clara con un remate a bocajarro que se estrelló en el cuerpo del arquero Akel Clarke y, segundos después, Arriola hizo el primero al aprovechar un gran pase de Weston McKennie por la banda izquierda para fusilar el balón a las mallas.

A partir de ese momento, Estados Unidos se sacudió la presión y respiró. Como si se hubieran despojado de una pesada losa, los locales continuaron atacando y el marcador siguió creciendo.

Bradley dibujó primero un pase milimétrico a la espalda de la zaga para que Boyd ampliara la renta y sellara el tanto número 1000 de la historia de su selección.

Apenas cuatro minutos después, Zardes aprovechó una carambola para marcar el 3-0 de cabeza tras un rechazo con la testa de un zaguero visitante.

El control estadounidense era absoluto y Boyd cerró la goleada al final para insuflar de ilusión a un equipo que logró a base de goles recuperar la confianza perdida.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Visto Nuevo Comentado

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan