Final de la NBA

LeBron contra Golden State, capítulo IV

Temas:

Stephen Curry (Golden State) y LeBron James (Cleveland) se vuelven a enfrentar en la final. Stephen Curry (Golden State) y LeBron James (Cleveland) se vuelven a enfrentar en la final. Expandir Imagen
Stephen Curry (Golden State) y LeBron James (Cleveland) se vuelven a enfrentar en la final. AP

El astro de los Cleveland Cavaliers, LeBron James, disputará su octava final consecutiva de la NBA cuando se enfrente a partir de este jueves a los Golden State Warriors por cuarta vez, en la serie por el título más repetida sin interrupción.

Cavaliers y Warriors chocarán por cuarta ocasión al hilo, pero la diferencia entre uno y otro parece más grande que nunca.

En Cleveland ya no está Kyrie Irving, decisivo en el campeonato de los Cavs hace dos años con un triple en los compases finales. 

Y James hace casi una década que no estaba tan solo como ahora.

Máxime si, como parece, el ala-pívot Kevin Love no está disponible para el primer encuentro por una conmoción cerebral.

LeBron, en su decimoquinta temporada como profesional, al borde del título por novena ocasión a sus 33 años, ha firmado unos playoffs solo a la altura de su leyenda, con promedios de 34 puntos, 9.2 rebotes y 8.8 asistencias por partido.

Los Cavaliers dejaron en el camino a los Celtics de Boston. Expandir Imagen
Los Cavaliers dejaron en el camino a los Celtics de Boston. AFP

Por el camino, él solo dejó afuera a los Indiana Pacers (4-3), a los Toronto Raptors (4-0) -el mejor equipo del Este en temporada regular- y finalmente a los Boston Celtics (4-3), después de remontar un 2-3 en contra el pasado domingo.

"Estoy intentando exprimir al máximo esta naranja hasta que no quede más jugo", resumió tras derrotar a los "Verdes" en un esfuerzo titánico, sin poder descansar ni un segundo en los dos últimos choques. "Este es el tipo de cosas que, cuando ya no estás jugando, sueñas y deseas con formar parte de ello una vez más".

Los Cavaliers necesitarán nuevas gestas del Rey para tener alguna chance de sumar su segundo anillo en cuatro años, pero los pronósticos hablan de una misión casi imposible.

Con Love entre algodones para el primer juego, secundarios como George Hill, Tristan Thompson y J.R. Smith deberán brillar con luz propia para, al menos, albergar alguna esperanza. Todos juntos.

Durante estos playoffs, LeBron ha echado en falta demasiadas veces no solo a un escudero de lujo sino también al resto de sus compañeros, a años luz de su nivel en pista.

"Cuanto más grande es el escenario, más grande es el jugador", dijo sobre él Tyronn Lue, técnico de Cleveland.

Pero Golden State es un reto casi tan inalcanzable como el que se le presentó en 2016, cuando volteó por primera vez en la historia una finales que iban 1-3 en contra para acabar levantando el primer título de la historia de la franquicia.

Golden State eliminaron a los Rockets de Houston. Expandir Imagen
Golden State eliminaron a los Rockets de Houston. AFP

Los Warriors no son Indiana, una de las sorpresas de la temporada. Tampoco los Raptors, que fueron barridos por el Rey. Ni Boston, un equipo lleno de estrellas emergentes y sin sus dos grandes fichajes de principios de temporada (Irving y Gordon Hayward) por lesión.

Los de la Bahía de San Francisco cuentan con Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant y Draymond Green -cuatro All-Stars en sus filas-, han ganado dos de los últimos tres anillos y aterrizan en la final tras remontar un 2-3 ante los Houston Rockets sin Andre Iguodala, cuya participación también es dudosa de cara a la última instancia.

"La gente me pregunta: '¿Aprecias llegar a la cuarta final de forma consecutiva?' Y yo respondo que sí, porque es muy difícil. Así que todas las sonrisas y los abrazos con tus compañeros y tus entrenadores son merecidos", dijo Curry.

"Es emocionante tener otra oportunidad y competir por el campeonato. Tenemos aún una serie por delante y, con suerte, la resolveremos y lo conseguiremos. Estoy contento de estar de vuelta", señaló por su parte Kevin Durant.

Luego de batir en 2016 el récord de victorias en temporada regular de los Chicago Bulls de Michael Jordan, con un balance de 73-9 (por el 72-10 de los de la Ciudad del Viento), todas las comparaciones sitúan a los Warriors a la altura de las mejores escuadras de todos los tiempos.

Las estadísticas, con varios de los mejores registros ofensivos de la historia, también están de su lado. Pero dos anillos no son suficientes para codearse con los más grandes. Por eso Golden State no se conforma y va en busca de la dinastía.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Visto Nuevo Comentado

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan