2014, el mejor año para el cine hecho en Panamá

2014 será recordado como el mejor año de la joven historia del séptimo arte nacional.

Se estrenaron en salas cuatro películas y dos para la televisión.

Se enviaron representantes istmeñas a dos premios internacionales: el Goya (España) y el Oscar (Estados Unidos).

Temas:

Historias del Canal representa a Panamá en el Goya. Historias del Canal representa a Panamá en el Goya. Expandir Imagen
Historias del Canal representa a Panamá en el Goya.

Con la verdad por delante, hasta ahora era casi imposible recopilar lo hecho por el cine nacional, entre otras razones porque pasamos varios años en que no se estrenaba un largometraje.

2014 ha sido diferente, para bien. Cuatro producciones se presentaron en las salas comerciales: los documentales Reinas, de Ana Endara; Invasión, de Abner Benaim, y Rompiendo la ola, de Annie Canavaggio, y una de ficción, Historias del Canal, a cargo de Carolina Borrero, Pinky Mon, Luis Franco, Abner Benaim y Pituka Ortega Heilbron.

Lo que se debe pulir a futuro es que los dueños de salas y los distribuidores colaboren para que no se proyecte nuestro cine durante un mismo mes.

En principio, parece positivo que Invasión, Historias del Canal y Rompiendo la ola se estrenaran en agosto, pero no fue saludable porque tuvieron que seducir a la misma audiencia al mismo tiempo y además se disputaron las pocas salas que se les dieron a las tres.

Hay desigualdades que hacen que la lucha por traer público no sea justa.

Ninguna cinta istmeña cuenta con los altos presupuestos de promoción que trae consigo una producción del Hollywood industrial.

Por otro lado, la cantidad de salas dadas al cine panameño fue menor, y eso que muchas veces nuestras películas convocaron una cantidad considerable de público. En otras ocasiones las presentaban en horarios poco atractivos.

Mientras que la nueva Ley de Cine en 2012, con los 3 millones de dólares anuales para concursos de producción, es el impulso central para que 2014 no sea la excepción, sino la regla.

Se espera que en 2015 se estrenen entre cuatro y seis películas nacionales, y hay una veintena en distintos niveles de producción.

Sin olvidar que el otro año llegará a las salas el drama deportivo Hands of Stone (coproducción entre Estados Unidos y Panamá) sobre el boxeador Roberto Durán.

Además, el país fue sede de los premios Platino a lo más destacado del cine iberoamericano, y el istmo volvió a ser escenario del rodaje de más de una producción extranjera, lo que dejó importantes beneficios económicos al país.

2014 fue el año de las primeras veces para el séptimo arte nacional.  

La primera vez que estrenamos tantas producciones: cuatro en salas y dos para televisión ( El héroe transparente, de Orson Wagua,

y Prohibido olvidar, de Oscar Faarup).

Nunca habíamos sido país invitado en un certamen internacional y lo fuimos en noviembre pasado en el Festival Iberoamericano de Cine de Huelva (España).

No teníamos una Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, y ahora sí. Nunca habíamos enviado a una representante para que aspirara a estar en el premio Oscar en el aparte de mejor película en idioma no inglés, y se hizo con Invasión.

Por segunda vez estamos preclasificados para el premio español Goya en la categoría de mejor película iberoamericana. Primero ocurrió con Chance en 2010 y ahora con Historias del Canal. Mientras que Rompiendo la ola participó en el Festival de Cine de Varsovia e Invasión pasó por el Festival Internacional de Documentales de Amsterdam.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

Newsletter