El maestro Guillermo Trujillo, un eterno chamán

Temas:

Guillermo Trujillo presenta obra en la galería Habitante.

Guillermo Trujillo presenta obra en la galería Habitante.

En sus telas, Guillermo Trujillo funde en una misma visión la fábula con los mitos, lo real con lo mágico, lo poético con lo lúdico y lo rupestre con lo moderno.

Su obra sigue en el estudio profundo del alargamiento de la figura humana, en especial en sus enormes chamanes y nuchos estilizados.

Se trata de hombres y mujeres enormes, delgados y en eterno movimiento, que están inmersos dentro de una naturaleza colorida y  ondulante, en que los árboles parecen gigantes verdes que desean atrapar un cielo luminoso, rodeados siempre de un paisaje donde todavía el manto gris de la deforestación no ha dejado su marca permanente.

Todo esto queda en evidencia en las pinturas que conforman su individual “Armonías telúricas”, que se presenta hasta el mes de noviembre en la galería Habitante.

“La exposición está compuesta por 25 trabajos realizados en acrílico”, explica este maestro de la plástica nacional sobre esas montañas, cielos y ríos que plasma en sus labores que usted podrá ver en Habitante.

“Es el recuerdo de mi juventud en Chiriquí”, detalla Trujillo, quien nace en 1927 en la comunidad de Horconcitos, provincia de Chiriquí.

Este arquitecto, profesor universitario, pintor, grabador, ceramista, muralista, dibujante y bordador de tapices tiene otro motivo para seguir adelante en su misión de recobrar ese pasado siempre huidizo y melancólico.

Es que el escritor español Manuel R. Mora acaba de publicar el ensayo Guillermo Trujillo y su realismo poético, que presentará en noviembre venidero tanto en la ciudad de México D.F. como en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

PROCESO

Hace dos años, la fundación Sebastián de México, creada e impulsada por el escultor Enrique Carbajal (mejor conocido como Sebastián), le propuso al escritor español Manuel R. Mora llevar a cabo ensayos sobre los logros de figuras de la plástica latinoamericana.

Así en 2014 surge la Serie Trayectoria, en la que aparecen las publicaciones Gilberto Aceves Navarro y su visión irónica; Sebastián, escultor y las raíces de su geometría y Guillermo Trujillo y su realismo poético.

El bautizo formal de estos títulos será el 29 de noviembre en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México).

A Mora le parece que este evento ferial es un “gran escaparate tanto para los ensayos en sí como para que, en el caso particular de Guillermo Trujillo, su obra –ya suficientemente conocida en los círculos artísticos americanos– pueda llegar a un público más amplio”.

Preguntado sobre si hay la posibilidad de presentar sus obras en Panamá, Mora dijo que le gustaría hacerlo, pero “esa es una decisión que yo no puedo tomar. Ya veremos”.

En los primeros meses de 2016, resalta Mora, saldrán a la luz otros libros suyos que estarán dedicados “a un pintor peruano, el otro a un artista mexicano y el tercero está por decidir”.

21-1b-Chorcha

EL MAESTRO

Sobre esta novedad editorial, el istmeño Guillermo Trujillo manifiesta a este periódico su “emoción al leer sobre mi trabajo en el libro de Mora”.

Trujillo explica que su colaboración fue brindar a Manuel R. Mora toda la información que han escrito sobre su labor los críticos de arte nacionales de la talla de Angela de Picardi, Adrienne Samos, Pedro Luis Prado, René De Obaldía y Ela Urriola, así como el parecer de expertos extranjeros del calibre de Raquel Tibol, Donald Kuspit y Carol Damian.

Guillermo Trujillo y su realismo poético le permite al maestro nacional recordar que “mi arte vino a través de mis estudios de arquitectura” en la Universidad de Panamá en la década de 1950.

También le causa alegría que “cada día aparecen nuevos jóvenes” que se enfrentan con dedicación y talento a las faenas artísticas.

Tanto el libro firmado por Mora como la exposición “Armonías telúricas”, que se presenta en la galería Habitante hasta noviembre de 2014, le dan motivos de alegría a Guillermo Trujillo, quien antes pintaba cada día por espacio de hasta seis horas seguidas, pero que por motivos de salud ha tenido que bajar la marcha a “dos horas de trabajo y descanso poco a poco”.

La exposición en Habitante no solo demuestra que Guillermo Trujillo no ha perdido su maestría en resolver cuadros de notable belleza, sino que además estas nuevas pinturas son una fuerza creativa para que siga activo y venza la batalla a los dolores que a veces trae consigo el paso del tiempo.

RASGOS

Manuel R. Mora, autor de novelas como Los caminos encontrados (2006) y Violencia, perfume y humo (2010), destaca que la inclusión de Guillermo Trujillo en la Serie Trayectoria de la fundación Sebastián era “incuestionable”.

Trujillo, a quien conoce desde hace tres décadas, “es seguramente el mejor pintor panameño de todos los tiempos. Pero no solo es un grandísimo pintor, sino que tiene esos rasgos totalizadores que estaban dotados en tantos artistas del Renacimiento: casi todo lo que tocaban lo convertían en obra de arte”.

Trujillo no solo ha ofrecido “una lección magistral en la pintura, sino que su incursión en la cerámica es recordada con nostalgia, y sus esculturas y sus tapices han dejado constancia de su dominio de las formas y las texturas, y sus dibujos, sobre todo sus dibujos”.

En palabras de Mora, Trujillo es “un destrísimo dibujante, pues su lápiz parece movido con la energía de una mano segura y firme, y al mismo tiempo, capaz de captar el más leve escorzo”.

Resalta que en la pintura es donde el mundo imaginativo de Guillermo Trujillo “se despliega en toda su intensidad y belleza”.

Su universo pictórico “es quizás una de las muestras más brillantes del realismo mágico visual. Huyó, ya en sus obras más tempranas, de la tentación de una pintura ´nacionalista´ al uso, lindera casi con el folclore, pero supo rescatar toda la magia de leyendas y mitos típicamente panameños; es decir, de lo más profundo de sus vivencias. Ahí están esos nuchos de Trujillo como una soberbia expresión del rescate más inteligente que se puede hacer de una mitología arqueológica para convertirla en escenas casi cotidianas”.

¿Qué opinan de la pintura y el resto de las obras firmadas por el maestro Guillermo Trujillo?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan