‘Warcraft: The Beginning’: las aventuras del videojuego al cine

El estreno de ‘Warcraft: The Beginning’ da pie para indagar sobre las posibles relaciones entre los videojuegos y la industria cinematográfica.

Entre el 2017 y el 2020 se estima que habrán una veintena de títulos por estrenar basados en videojuegos.

Temas:

Entre 1982 y 2016 se han filmado unas 630 producciones inspiradas en videojuegos. Entre 1982 y 2016 se han filmado unas 630 producciones inspiradas en videojuegos. Expandir Imagen
Entre 1982 y 2016 se han filmado unas 630 producciones inspiradas en videojuegos. Cortesía

Más de un videojuego tiene una factura que es heredera del lenguaje cinematográfico. En cuanto a cómo narra su historia, así como la edición, el ritmo y los encuadres de sus escenas de acción, las que llegan a un realismo inverosímil.

Esta estrecha relación no termina en darle un mejor acabado al videojuego, sino que también esta forma de entretenimiento siempre ha intentado ganar terreno en el séptimo arte.

¿Por qué? Son, por lo menos, seis los motivos que impulsan a tomar esta decisión a industrias como las de Hollywood.

Uno. Son populares. El estadounidense Ron Gilbert, creador de videojuegos como “ Putt-Putt” y “ Pajama Sam”, lo dijo con estas palabras al periódico español El Mundo: “A la gente le gusta estar entretenida, y los videojuegos son la nueva manera”.

Dos. La consultora especializada Newzoo calcula que unos mil 900 millones de personas se divierten con los videojuegos en la Tierra. Una cantidad de potenciales espectadores que irían al cine a ver su aventura gráfica favorita traducida en imágenes.

Tres. La edad promedio del consumidor está entre los 20 y 35 años, la misma franja de edad que con más frecuencia asiste al cine en Occidente.

Cuatro. De acuerdo con un estudio de la versión electrónica de Escuela de Negocios, el mercado mundial de los videojuegos en 2015 llegó a 18 mil 500 millones de dólares.

Cinco. Son Estados Unidos, Japón y Alemania los países donde más se adquieren videojuegos.

Seis. Entre 2013 y 2015, las ventas globales totales de esta industria cultural superaron a la compra de entradas para ver filmes en Occidente.

Lo contradictorio es que las versiones fílmicas de los videojuegos no son tan exitosas en la taquilla como se podría esperar (ninguna de las 200 producciones más lucrativas de la historia se inspiran en un videojuego), y en términos artísticos, por lo general, dejan mucho que desear.

DE UN FORMATO AL OTRO

Por ahora, de acuerdo a sitios web dedicados a evaluar el cine como imdb.com, metacritic.com y rottentomatoes.com, no hay una sola cinta con personajes de carne y hueso, basada en un videojuego, que valga la pena en términos de excelencia.

De acuerdo a los expertos de estas páginas lo único bueno ha sido Scott Pilgrim vs. the World (2010), del director Edgar Wright, con una nota de B.

Claro, el asunto cambia cuando se habla de películas y series de televisión basados en videojuegos. Allí sí hay muestras que merecen aplausos como Wreck-It Ralph (2012), de Rich Moore, así como los programas Clannad: After Story (2008), Clannad (2007) y Steins Gate (2011), entre otros.

Un ejemplo reciente de trasladar con puntos en contra a la pantalla grande a un videojuego sería Warcraft.

Para rottentomatoes.com, esta producción dirigida por Duncan Jones recibió un 30% de aprobación entre los críticos (de un total de 100%), y metacritic.com la calificó con un 32%.

Es decir, si Jones estuviera en la universidad y hubiera entregado su largometraje como un trabajo de fin de curso, reprobaría la materia.

Los productores dirán que lo importante es la respuesta del público. Si es así, entonces le fue genial a Warcraft (su versión en videojuegos tiene más de 100 millones de usuarios) en Estados Unidos, pues la audiencia le ha puesto una media de B-, en especial, como comentó un amigo, si ingresas a la sala de cine con las más bajas expectativas posibles.

CASOS

Entre 1982 y 2016 se han filmado unas 630 producciones inspiradas en videojuegos.

Mientras que entre el 2017 y el 2020 se estima que habrán una veintena de títulos por proyectarse.

Esta cantidad parece reflejar el deseo que tiene un sector de los consumidores de ver en la pantalla grande, las aventuras que disfrutan en sus computadoras, en sus televisores o en sus ipads.

En la agenda más inmediata está el estreno en Estados Unidos de Assassin’s Creed, dirigida por Michael Lesslie y protagonizada por Marion Cotillard y Michael Fassbender. La cita es diciembre de 2016.

En enero de 2017 será el turno de Resident Evil: The Final Chapter, escrita y dirigida por Paul W.S. Anderson y con la incondicional del género Milla Jovovich. En cuanto a cantidad y rentabilidad, es la principal saga cinematográfica a partir de un videojuego, irónicamente no todas han sido producidas por Hollywood.

También en el 2017 llegarán largometrajes como Uncharte, realizada por Seth Gordon; Rampage, de Brad Peyton, de Brad Engle y el reparto principal cuenta con Dwayne Johnson, y Gears of War, con un guión de Chris Morgan y Len Wiseman (no hay director ni actores oficiales).

Luego, el 24 de mayo de 2019 vendrá Minecraft y en el 2020 pasará por el mismo proceso Shadow of the Colossus con un guión de Seth Lochhead.

DINERO

Entre 1980 y junio de 2016, las películas a partir de videojuegos han recaudado en Estados Unidos y Canadá un total de mil 331 millones de dólares, de acuerdo al sitio web boxofficemojo.com.

De manera individual, está a la cabeza en el ejercicio de vender tiquetes de cine Warcraft (2016) con 415 millones de dólares (una cifra que irá em aumento a medida que llegue a más mercados) y tras esta va The Angry Birds Movie (2016), de Clay Kaytis y Fergal Reilly, con 333.5 millones de dólares.

Le siguen Prince of Persia: The Sands of Time (2010), de Mike Newell y protagonizada por Jake Gyllenhaal con 336.3 millones de dólares; Resident Evil: Afterlife (2010), de Paul W.S. Anderson y lideriza el elenco Milla Jovovich, con 296.2 millones de dólares, y Lara Croft: Tomb Raider (2001), de Simon West y estelarizada por Angelina Jolie, obtuvo a nivel global 274.7 millones de dólares.

A la primera estas cantidades tienen pintas de fabulosas, luego recuerdas que a nivel mundial Avatar recaudó dos mil 787 millones de dólares; Titanic hizo dos mil 186 millones de dólares y Star Wars: The Force Awakens recibió 2 mil 68 millones de dólares y el entusiasmo se acaba.

Avatar hizo más dinero en el planeta que todas las producciones a partir de videojuegos en la unión americana. También significa que la más exitosa de estas películas, Warcraft no está entre las 200 películas más vistas a nivel global.

Significa que sí existe en el negocio del cine un deseo de aprovechar la popularidad de los videojuegos, pero sus seguidores no son lo suficientemente seducidos por los resultados fílmicos o simplemente no son muchos los que quieren experimentar su traspaso a este otro formato. Como va su recaudación, parece que la excepción a la regla será Warcraft.

Siga a Daniel Domínguez en Twitter: @DanielDomnguez1 y en  Instagram: Daniel.Dominguez2006

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Post anteriores

Newsletter