X-Men: días del futuro pasado: triunfo mutante

Temas:

Decir que una película reciente basada en la casa editorial Marvel es meritoria no es una novedad para ningún cinéfilo en activo, ya que gracias al traslado de sus cómics a la pantalla grande somos testigos de la época de oro de los superhéroes en el séptimo arte.

Si dejamos por fuera la extraordinaria trilogía de Batman (de su rival D. C. Comics), firmadas por Christopher Nolan, el resto de las sobresalientes producciones en torno a esos seres de poderes increíbles corren por cuenta de la Marvel.

El punto más alto de la Marvel llega ahora con X-Men: días del futuro pasado, de Bryan Singer, la que en definitiva es, junto a El caballero oscuro (2008) de Nolan y The Avengers (2012, Marvel), de Joss Whedon, el mejor largometraje sobre esos hombres y mujeres que tienen la responsabilidad de salvar a unos terrícolas que no siempre dan las gracias por los servicios recibidos.

El fuerte de Singer es este grupo de marginados rescatadores de humanos, ya que previamente había demostrado control creativo sobre la saga con X-Men (2000) y X2: X-Men United (2003).

Lo menciono porque todos sabemos el desastre que hizo Singer con Superman Returns (2006), el mediático integrante de la D.C. Comics.

Me agradó la sobriedad de X-Men: días del futuro pasado, pues salvo dos o tres escenas de catástrofe (increíbles por cierto), es espectacular sin caer en mostrar un desastre tras otro como pasa en exceso en más de un título industrial enmarcado en los géneros fantástico y de ciencia ficción.

Que además unieran dos generaciones de mutantes y que el argumento ocurra en dos momentos históricos diferentes, es otra razón para aplaudir a esta propuesta, sin dejar de lado que en esa mezcla de tantos aspectos hacen que el guión tenga uno que otro desfase.

ELEMENTOS

Humor preciso, una carga emocional sin desperdicio, un drama humano sin caer en extrema sensibilidad, efectos especiales que no aspiran a robarle la atención al espectador, un grupo de actores que cree en el personaje que encarna y un director maduro y dueño del partido como Bryan Singer, dan como resultado esa maravilla que es X-Men: días del futuro pasado.

Esta película también funciona en el aspecto de unir en la trama a los personajes y rostros ya conocidos de X-Men desde hace 14 años (representados por Ian McKellen y Patrick Stewart, entre otros actores) con las nuevas caras de la misma franquicia (James McAvoy y Michael Fassbender, más otros intérpretes), así como presentar nuevos personajes, y Singer lo hace con frescura y sin presión para la audiencia que disfruta el talento de tanto actor junto.

De igual forma, es interesante que esta entrega de la empresa Marvel le debe más a la ciencia ficción que al fantástico, pues del género de la anticipación pertenece la máquina del tiempo, los robots, el futuro apocalíptico y la seguridad orweliana planteadas en X-Men: días del futuro pasado.

De esta forma, este capítulo de mutantes le sigue los pasos a clásicos como Star Trek, Back to the future y Terminator.

La historia en mayúscula también tiene su espacio en la cinta, ya que además de saber más detalles sobre la enemistad entre Xavier y Magneto, más mutantes en disputa territorial, y siendo a su vez víctimas de letales robots, hay oportunidad para incluir en la trama lecciones sobre sucesos reales como el mandato del expresidente Richard Nixon, la crisis de los misiles en Cuba y hasta una interesante teoría sobre el asesinato del exmandatario John F. Kennedy.

ECONOMÍA

Entre 1986 (con Howard the Duck) y 2014 ( Captain America: The Winter Soldier, The Amazing Spider Man 2 y X-Men: Days of Future Past), han pasado 34 producciones de la Marvel por las salas de cine.

En un gran total han obtenido 14 mil 544 millones de dólares en la taquilla global, una cantidad que va a aumentar de forma notable cuando termine su viaje por más de 95 paíse s X-Men: Days of Future Past.

De forma individual, los peso pesados de la Marvel son The Avengers (2012) con mil 518 millones de dólares e Iron Man 3 (2013) con mil 215 millones de dólares.

Otra historia es si vemos el dinero recolectado solo de los X-Men.

Entre los seis largometrajes sobre X-Men hay un acumulado mundial de 2 mil 304 millones de dólares en taquilla, siendo The Last Stand, con un presupuesto de 210 millones de dólares, el miembro de la saga que ha obtenido más beneficios económicos con 459.3 millones de dólares después de su viaje por la Tierra.

Estas cifras animan a la productora y distribuidora Fox para confirmar más regresos de estos chicos de la Marvel a la pantalla grande: X-Men: Apocalypse se estrenará en Estados Unidos el 27 de mayo de 2016 y una tercera producción de Wolverine pasará por las salas de la unión americana el 3 de marzo de 2017.

Si van a ser tan solventes como X-Men: Days of Future Past, vamos a tener mucho por festejar.

Por otro lado, estoy regalando un suéter y una libreta de este nuevo capítulo de X-Men. Si quieres participar debes mandar un correo a ddominguez@prensa.com y decirme cuál es la mejor película sobre X-Men y por qué. Las dos mejores respuestas obtendrán los premios. Les escribiré directamente a los ganadores el viernes 6 de junio.

¿Qué les parece la saga de X-men? ¿Les gustó X-Men: Days of Future Past?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

Newsletter