'Stormborn', segundo episodio de la séptima temporada de 'Juego de Tronos'

Los mejores momentos del capítulo 'Stormborn', que se destacó por escenas 'gore' y de un tono épico al mejor estilo de las películas de piratas.

Temas:

Jon Snow (Kit Harington) junto a Littlefinger (Aiden Gillen). Jon Snow (Kit Harington) junto a Littlefinger (Aiden Gillen). Expandir Imagen
Jon Snow (Kit Harington) junto a Littlefinger (Aiden Gillen). Cortesía

Stormborn, el segundo episodio de la séptima temporada de Juego de Tronos, cumple con la meta de mostrarnos cómo les va a los personajes que en el primer capítulo (Dragonstone) vimos de forma rápida o que simplemente quedaron por fuera para no enredar más las tramas con los subtemas.

ENCUENTRO ESPERADO

Se da el primer paso para que dos de los personajes favoritos del programa se vean las caras: Daenerys (Emilia Clarke) y Jon Snow (Kit Harington). De paso, qué curioso, que la idea viniera precisamente de parte de Melisandre.

Entre ellos se necesitan. Ella no puede quedarse con Westeros sin la colaboración del exmiembro de la Guardia Nocturna y él necesita la mayor cantidad de ayuda posible, en particular tres jóvenes dragones, para tratar de eliminar a los Caminantes Blancos.

El lío será quién se doblegará ante quién y los acuerdos a los que deberán llegar para ponerse de acuerdo e ir tras sus respectivos objetivos y luego, en algún momento, ir tras los Caminantes.¿Terminarán recorriendo los Siete Reinos cada quien en su respectivo dragón? ¿Se confirmará que son familia?

Por otro lado, es positivo que Daenerys, que no tiene madre a quien pedir opinión y tan rodeada de figuras masculinas, reciba los consejos de otra mujer, esta vez mayor y más vivida como lady Oleanna Tyrell (Diana Rigg).

Sin dejar a la madre de Dragones fue también interesante la discusión entre ella y Varys sobre la representación del pueblo dentro de una sociedad que aspira a ser representativa.

Entre tanto, antes de irse de Winterfell, el bastardo Stark le pasa el poder, de forma transitoria, a su hermana Sansa (Sophie Turner), quien en el fondo bien que deseaba ese honor y esa prueba de confianza.

Aunque a quien le agradó más ese ascenso fue a Littlefinger, quien, más por astucia que por sinceridad, le recuerda al héroe que: "Usted es nuestra última y mejor esperanza". Si esa frase le pareció sospechosa, lo que lo sacó de quicio fue cuando le habló del amor que tuvo por Catelyn y ahora por Sansa, a lo que Jon le deja un pensamiento para que reflexione durante su ausencia: "Toca a mi hermana y yo mismo te mataré".

¿CÓMO MATAR A SUS DRAGONES?

Cersei (Lena Headey) recibe de parte de Qyburn (Anton Lesser) una clase práctica sobre cómo eliminar dragones enemigos con una ballesta tamaño familiar, y claro, cabría agregar que se debe tener una buena puntería. ¿De esa manera se anuncia que morirá alguno de esos seres voladores?

La reina está confiada en que el triunfo está de su lado, y le dice ayuda a los Tarly que Daenerys es una amenaza para el reino.

LA PIEL QUE HABITO

Otro momento didáctico del episodio fue cómo Sam (John Bradley) pasa de la lectura a los hechos, cuando intenta curar a Ser Jorah Mormont (Iain Glen) de psoriagris, una escena digna de la etapa gore del cineasta Sam Raimi.

La elipsis entre que está Sam arrancando piel enferma y pasar a un hombre que come una sopa, haría la delicias en cualquier producción de John Waters y Takashi Miike.

Sam demuestra que tiene tanta vocación médica, que se merece estar entre los grandes galenos de todos los tiempos, y estar al lado de Alexander Fleming ó William Harvey.

HACIA EL SUR

Para los que añoraban las escenas de sexo en Juego de Tronos, Missandei (Nathalie Emmanuel) y Grey Worm (Jacob Anderson) les brindan una erótica y romántica escena de amor. El de ellos es el romance “más normal” dentro de un programa poco dado a esa clase de emociones del corazón. Salvo la relación entre Sam y Gilly.

COMER, BEBER Y MATAR

Mientras que Arya (Maisie Williams) tuvo la responsabilidad del momento sangriento y vengativo del episodio anterior, ahora pasa a una escena casi lúdica cuando se reencuentra con Hot Pie (Ben Hawkey), quien le informa que Jon es el rey del Norte y que debería ir en pos de ese miembro del clan.

Entonces Arya cambia sus planes originales, matar a Cersei, para ir en busca de su hermanastro, aunque tendrá que conformarse con Sansa. Aquí cabe la pregunta si llegará ella con vida a su nuevo destino, ya que los Stark han tenido una existencia de lo más atribulada, por decir lo mínimo.

DESEMBARCO PIRATA

Cuando uno pensaba que el capítulo Stormborn se iría tranquilo aparece la fabulosa escena del ataque de los barcos de Euron Greyjoy (Pilou Asbaek) contra la flota que transportaba a sus dos sobrinos, Yara (Gemma Whelan) y Theon (Alfie Allen), y a lo que quedaba del clan Martell.

Estamos ante escenas de acción tan elaboradas que recuerdan las populares películas de piratas y corsarios de Hollywood hechas por directores como Michael Curtiz y Henry King.

Parece que Euron (Pilou Asbaek) sí le llevará un presente interesante (las Serpientes de Arena) a Cersei cuando se vuelvan a ver.

Sin palabras, la actitud cobarde de Theon al dejar a la libre a su hermana, y es triste que el plan de Tyrion no funcionara.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan