Oldboy de Spike Lee, una mediocre reposición

Temas:

Joe Doucett (Josh Brolin) es un hombre miserable en el amplio sentido de la palabra.

Está divorciado, no atiende a su niña de tres años y no cumple con sus responsabilidades en el trabajo.

Como si aquello ya no fuera suficiente para detestar a este sujeto, Joe es además borracho, grosero, misógino, prepotente, carece de palabras amables en su vocabulario y es acosador.

En la secundaria tenía un comportamiento igual o peor que ahora de adulto. O sea, el daño es de vieja data.

Un sádico se hará cargo de ponerlo en su sitio de la manera más cruel que el espectador pueda imaginar: lo va a encerrar durante 20 años y lo va a someter, humillar y a educar de una forma atroz y sistemática.

Una televisión es su único contacto con la realidad que hay afuera de esa habitación en la que ha vivido las peores vejaciones.

Un día, sin previo aviso, es liberado. ¿Qué hacer? ¿Buscar a su familia? ¿Ir tras su carcelero? ¿Escapar y olvidarlo todo?

Cuando sale ve todo distinto en su entorno, no solo por el paso del tiempo, sino porque la soledad y el encierro lo han hecho mejor persona, aunque su esencia violenta no ha desaparecido sino que ha aumentado.

Eso es lo que cuenta Oldboy (Días de venganza), el tipo de producciones que una audiencia sensible debe evitar al máximo, pues se va a enfrentar a escenas tan macabras, que le harán incomodar, rechazar y hasta salirse de la sala.

Oldboy será tolerable, y quizás hasta guste, solo a los que cultivan el cine gore, pero el sadismo no es lo condenable de esta inestable producción.

Estamos ante una fallida película de Spike Lee. Es difícil asociar la derrota con la filmografía de uno de los más relevantes cineastas estadounidenses del presente, pero sí, el estimado director falló en esta ocasión y mucho.

Spike Lee la tenía difícil desde el principio. Su propuesta es un remake de un clásico de 2003 de Corea del Sur que hizo el maestro Park Chan-wook.

En lo personal le tengo terror a las reposiciones, porque por lo general ofenden a la cinta original.

Claro que hay ejemplos soberbios de remakes, que incluso superan a la cinta anterior, como pasó con las magistrales Perversidad (1945), de Fritz Lang, y Con faldas y a lo loco (1959) y Primera plana (1974), ambas de Billy Wilder.

Pero en la mayoría de los casos, habría que llevar a prisión a los que ruedan, actúan y producen una reposición, y este Oldboy de Lee merece esa clase de sanción.

Como thriller, este Oldboy funciona a medias y a veces, y decae bastante cuando aparece el responsable de todas las pesadillas de Joe. Es absurdo que ese momento que debe ser crucial para la trama, no aporta suficiente energía al largometraje porque el personaje parece una parodia o una caricatura de un hombre enfermo.

El final, loco y demoledor, permite que no termine decepcionado por completo, aunque ese sentimiento regresa cuando vuelvo a recordar que este Oldboy es más de lo mismo, aunque peor. Entonces la desilusión regresa a mi alma.

¿Vieron el Oldboy de Spike Lee o de Park Chan-wook?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan