James Cameron y 'Titanic': 20 años más tarde

Titanic, la épica película de Cameron de 1997, ganó 11 premios Óscar.

Esta producción tuvo una recaudación bruta de más de 2 mil millones de dólares en todo el mundo. 

El director James Cameron realizó más de 30 exploraciones submarinas a donde está el Titanic para construir los modelos a escala del barco. El director James Cameron realizó más de 30 exploraciones submarinas a donde está el Titanic para construir los modelos a escala del barco.

El director James Cameron realizó más de 30 exploraciones submarinas a donde está el Titanic para construir los modelos a escala del barco. Foto por: Cortesía

Cameron reunió a ingenieros, arquitectos navales, artistas e historiadores para hacer posible una película basada en un hecho real. Cameron reunió a ingenieros, arquitectos navales, artistas e historiadores para hacer posible una película basada en un hecho real.

Cameron reunió a ingenieros, arquitectos navales, artistas e historiadores para hacer posible una película basada en un hecho real. Foto por: Cortesía

Esta producción buscó dar respuestas a qué pasó con el transatlántico británico Titanic el 14 de abril de 1912, cuando chocó con un iceberg en el Oceáno Atlántico. Esta producción buscó dar respuestas a qué pasó con el transatlántico británico Titanic el 14 de abril de 1912, cuando chocó con un iceberg en el Oceáno Atlántico.

Esta producción buscó dar respuestas a qué pasó con el transatlántico británico Titanic el 14 de abril de 1912, cuando chocó con un iceberg en el Oceáno Atlántico. Foto por: Cortesía

Titanic, uno de los melodramas más populares de la historia del audiovisual, cumple 20 años desde su estreno en las salas de cine.

Esta película, dirigida por James Cameron, ingresó al devenir del séptimo arte de Hollywood, entre otras, por recibir 11 premios Óscar, incluyendo los de mejor película y mejor director, y porque recaudó a nivel mundial 2 mil 200 millones de dólares, un récord que se mantuvo hasta que llegó el largometraje de ciencia ficción Avatar (2009), también filmada por Cameron, y que obtuvo a nivel del planeta 2 mil 800 millones de dólares en la taquilla.

A lo largo del mes de diciembre se transmite por el canal de cable National Geographic un documental titulado  Titanic 20 años después, en el que se estudia tanto la producción de ficción como el hecho histórico en torno al hundimiento del llamado a ser el barco indestructible.

Les comparto una entrevista a James Cameron sobre cómo se rodó Titanic, un documento que reproduzco con la autorización de la National Geographic.

EL LOGRO DE LO IMPOSIBLE

¿Había algo que querías incluir en la película 'Titanic', pero debido a las limitaciones que tuviste en 1997 no pudiste hacer?

Creo que solo hacer la película fue sacar algo que no imaginábamos que iba a suceder realmente. Cuando estábamos en la etapa de postproducción, todo parecía imposible y desalentador, pero teníamos un buen equipo. Logramos llevarlo a cabo. En términos de cosas que me hubiera gustado incluir, realmente fue más una limitación de tiempo que cualquier otra cosa. Prácticamente todo lo que nos propusimos hacer lo hicimos. Creamos este enorme escenario.

Construimos modelos grandes. Los destruimos. Los hundimos, todo ese tipo de cosas. Logramos lo que nos propusimos, pero también rodamos muchas escenas que eran de carácter histórico, sigo llamándolas personajes, pero no son personajes. Son las historias de personas reales. Filmamos muchas de esas cosas que se sacaron. Probablemente se retiraron unos 20 o 25 minutos, y todavía terminamos con una película que duró más de 3 horas. Supongo que tal vez deseé vivir en un universo alternativo donde la gente pudiera ver una película de tres horas y media, pero pensé que estábamos presionando mucho nuestra suerte, creo que son 3 horas y 15 minutos con créditos. Cosas como Ida e Isidor Straus y ella diciendo que iba a permanecer a bordo del barco con él y morir con él porque habían vivido juntos por tanto tiempo. Una de las cosas buenas de este especial de National Geographic es que mostramos un poco de lo que se sacó que tenía que ver con las figuras históricas asociadas con el hundimiento.

"Hoy no construiríamos un modelo físico de la nave en absoluto. Todavía tengo el modelo. Está en uno de mis escenarios de sonido en Manhattan Beach. Tiene 42 pies de largo. Es intensamente detallado", James Cameron.

Si estuvieras haciendo 'Titanic' hoy con todos los avances tecnológicos que han sucedido desde 1997, ¿cuál sería la diferencia?

Construiríamos mucho menos del barco. Dividiríamos las cosas de manera muy diferente con lo que sabemos ahora y sin compromiso. Me refiero a que la imagen final sería tan buena, pero realmente más detallada y bien texturizada, los modelos CG (generados por computadora) estaban a la vuelta de la esquina cuando hicimos esa película. Hoy, por ejemplo, no construiríamos un modelo físico de la nave en absoluto. Todavía tengo el modelo. Está en uno de mis escenarios de sonido en Manhattan Beach. Tiene 42 pies de largo. Es intensamente detallado. Probablemente es uno de los mejores, si no el mejor modelo de la nave que se haya hecho. No construiríamos en absoluto.

Construiríamos un modelo CG y lo usaríamos para establecer la extensión del escenario. Construiríamos secciones mucho más pequeñas del barco y haríamos muchas extensiones. Haríamos mucho más con multitudes digitales y captura de movimiento que en ese momento. Cuando se trata de hundir el barco y el agua fluye sobre el barco y sobre la cubierta y todo el mundo corre y grita y se sienten abrumados por lo que está pasando, no creo que haya mucho sustituto para lo que hicimos en ese momento que era tomar los 200 pies delanteros de la superestructura de la nave y hundirla 40 pies.

Probablemente terminaríamos haciendo eso. Porque cuando llegas al agua y las personas interactúan con el agua, es bastante difícil animar y predecir lo que va a suceder. Tengo mucha agua en las nuevas películas de Avatar. Si estuviera haciendo Titanic hoy en lugar de dos años a partir de ahora, lo haría con una combinación de escenarios físicos de gran tamaño y muchas extensiones de escenarios generados por computadoras.

¿Qué tan difícil fue hacer 'Titanic' sin saber si lo estabas haciendo todo bien?

Tuve algunos excelentes asesores, y no fueron la clase de asesores que estaban algo molestos y dijeron que sabían todo. Estaban perfectamente dispuestos a admitir que había muchas lagunas en el conocimiento general, y estaban dispuestos a mirar las cosas desde nuevos ángulos. Estaba allí también para sacudir las cosas y desafiar algunas de las suposiciones que se habían hecho históricamente porque quería la respuesta correcta. Realmente lo planteé como un desafío personal para hacerlo bien. No está necesariamente bien de acuerdo con los relatos, pero sí está bien en relación con el naufragio en sí mismo y con lo que podríamos aprender de él.

"Lo que pusimos en escena en la película era en realidad un compuesto de lo que se sabía sobre el hundimiento del Titanic, lo que se aceptaba, y muchas ideas nuevas que eran bastante radicales", James Cameron.

¿Hicieron varias inmersiones?

Antes de filmar la película ya habíamos estado en el naufragio el año anterior e hicimos 12 inmersiones, por lo que todo tipo de cosas no fueron bien explicadas por la sabiduría convencional de la comunidad de Titanic. Lo que pusimos en escena en la película era en realidad un compuesto de lo que se sabía sobre el hundimiento del Titanic, lo que se aceptaba, y muchas ideas nuevas que eran bastante radicales. Fue una especie de provocación para la comunidad de Titanic mirar las cosas, cuestionarlas y realmente resolverlas. Esto desencadenó una gran cantidad de investigaciones posteriores, tanto por nosotros mismos como por otros investigadores en el sitio del naufragio, y es satisfactorio que la película a pesar de los 20 años transcurridos de intervención es bastante similar a lo que mostramos en la película. Obviamente, tenemos algunas cosas mal. No son atrozmente incorrectos, pero estaban equivocados en algunos detalles como era de esperar y no tanto como para sentirme obligado a hacer otra película de Titanic. Solo quiero dejar constancia de eso ahora.

¿Debió ser una experiencia gratificante y ambiciosa?

Ha sido un viaje interesante. Me encanta la arqueología marina y la exploración marina, y realmente sentí que entrar en el barco con nuestra pequeña robótica era la clave para entender realmente lo que sucedió. Creo que ese fue el caso. Esta película obviamente tenías muchos personajes principales y miles de extras. Tiene la reputación de ser una experiencia agotadora para todos los involucrados, incluyéndote a ti mismo, y en el documental, mencionaste que había una escena en particular en la que filmabas la escalera que se inundó y que atrapó a dos de los dobles. Fue un momento algo aterrador.

"Contratas a los mejores expertos del mundo. Obtienes las mejores personas de efectos prácticos, las mejores dobles y todavía habrá algo en lo que nadie pensó", James Cameron

¿Hubo un punto en el que temías que llevaras las cosas demasiado lejos?

Una escalera se rompió y eso nos sorprendió, y debo señalar que solo teníamos dobles en esa escena. Estaban bien entrenados en el trabajo con agua, y todos mantuvieron la cabeza. Cuando surgió, los atrapó brevemente contra la parte inferior de la parte superior del conjunto.

Literalmente, todos saltamos al agua, empujamos la escalera hacia abajo para liberarlos, nadie salió herido. Siempre hay un factor X cuando haces cosas grandes con grandes efectos, dobles y ese tipo de cosas. Siempre hay lo que yo llamo el factor X, lo que nadie pensó. Contratas a los mejores expertos del mundo. Obtienes las mejores personas de efectos prácticos, las mejores dobles, y todavía habrá algo en lo que nadie pensó. Si alguna vez dudaba en pedirle a alguien que hiciera algo, simplemente no rodaría, y eso sucedió un par de veces. Hubo un par de escenas que me molestaron. Había un factor de peligro en algunas de las cubiertas inferiores inundadas donde íbamos a arrojar 100 mil galones de agua a través de un corredor con un par de dobles.

"Tuvimos a uno de los dobles que se torció un tobillo cuando todos caían por la nave y golpeaban piezas grandes de equipo de cubierta y ese tipo de cosas, pero en general, se hizo con una disciplina rigurosa", James Cameron.

-¿Algún ejemplo?

La escena en la que Jack y Rose se estrellan contra una puerta de metal con cientos de toneladas de agua cayendo detrás de ellos era una escena peligrosa. Hubo un momento en el que tienes una especie de sexto sentido de que hay algo mal. De hecho, caminé solo por el set durante 20 minutos, pensando en silencio sobre la física de todo lo que estaba por suceder antes de apretar el gatillo. En el último segundo, les pedí que pusieran cables de seguridad en esa puerta y, por supuesto, esa puerta falló. Si los cables de seguridad no hubieran estado allí, los dobles hubieran sido expulsados del set, pero fueron eliminados del set de forma segura. De lo contrario, habrían salido del set con esa compuerta metálica expandida, y eso podría haberles causado un daño grave.

Nunca procedí con un pensamiento en el que sentí que existía un peligro que no se había explicado, pero ciertamente dejaría todo y detendría el tren a veces durante horas para descubrir si habíamos pensado en todo antes de hacerlo. Creo que valió la pena porque no tuvimos lesiones graves en el set. Tuvimos a uno de los dobles que se torció un tobillo cuando todos caían por la nave y golpeaban piezas grandes de equipo de cubierta y ese tipo de cosas, pero en general, se hizo con una disciplina rigurosa y alta en torno a la seguridad. Ese es siempre el caso en todas mis películas.

¿El nivel de agotador fue igual que en otras de sus películas?

Sí, fue agotador, pero no tan agotador como The Abyss. The Abyss era mucho más agotador físicamente que el Titanic. Titanic fue una sesión agotadora, pero todas mis películas son así. Realmente fue más una postproducción extenuante porque todos los medios centrados en Hollywood estaban afilando sus cuchillos para desgranarnos con gran delicia mientras nosotros estábamos sudando y terminando la película, y esa fue probablemente la peor sensación que a un cineasta le puede pasar. Fuimos juzgados, condenados y sentenciados antes de que alguien viera un pie de la película.

¿Eso te atrapó mientras estabas trabajando en la película?

Absolutamente no. Fue difícil, pero eventualmente tú tienes que desconectarte y mantenerte enfocado. Fue entonces cuando pegué una cuchilla de afeitar en la pantalla de Avid con una nota que decía: "Úselo en caso de que la película apeste".

Con todos los avances tecnológicos que hay para hacer películas, ¿hay algo que te parezca imposible o es cuestión de descubrir cómo hacerlo?

Hay muchas cosas que son imposibles, como viajar más rápido que la luz, y no estoy involucrado en eso. No, yo pienso en términos de tecnología y exploración submarina y creo que querer es poder. Ahora entendemos cómo lidiar con las presiones más profundas de los océanos del mundo.

Es solo una cuestión de financiamiento y perseverancia en este punto. Si quisiéramos entrar y explorar con mayores detalles el interior del Titanic o cualquier otro naufragio, podríamos hacerlo mejor ahora con los nuevos equipos que puedo imaginar construyendo. No tengo la intención de hacerlo, pero toda la tecnología y la innovación son interactivas. Se repite en la tecnología del pasado, y creo que saltamos muchas cosas construyendo máquinas para ir al Titanic, a Bismarck y finalmente al Challenger Deep a siete millas de profundidad. Y luego otras personas construirán sobre eso, y continuará de esa manera.

¿Dónde hubo momentos especiales que no estaban en su guion que aparecieron durante el rodaje?

Hay uno en particular que realmente funcionó maravillosamente en la película. Según el guion, el momento en que Cal se aferra a Rose y ella intenta separarse. Él la abraza y le dice: "¿A dónde vas? ¿Para ser una puta de ese golfo? O cualquiera que sea la línea. Ella dice: "Prefiero ser su puta que tu esposa". Y luego él la agarra con fuerza, y ella se aleja. En la película, ella se aleja escupiéndole en la cara, lo que lo impresiona tanto que simplemente la deja ir. En el guion, ella sacó un alfiler de sombrero y se lo clavó, eso es todo lo que pude pensar cuando lo escribía. Parecía estar bien, pero Kate fue a la que se le ocurrió la idea de conectar los puntos entre las escenas donde Jake le enseña a escupir como un hombre y cuando ella se lo hace a Cal.

El genio de esa elipse y el cierre de esa elipse es enteramente suyo. Con la preparación que uno debe tener como director, especialmente en un proyecto tan enorme, uno también tiene que ser muy abierto en cada segundo para cuando lleguen las grandes ideas, ideas que provienen de los actores todo el tiempo. Estoy seguro de que el actor Billy Zane lo apreció.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan