El Francotirador: ¿verdad histórica o propaganda política?

‘El Francotirador’ está nominada a seis premios Óscar: película, actor principal, guion adaptado, montaje, sonido y efectos sonoros.

Su aura patriota colaboró a que triunfara en la boletería de Estados Unidos con hasta ahora 307 millones de dólares.

‘El Francotirador’ muestra  las complejidades de la guerra, opinan los republicanos. Los liberales dicen que es propaganda.

Temas:

En diciembre de 2012 el guionista Jason Hall terminó ‘El Francotirador’. A las semanas asesinan a Kyle y el guion tomó entonces otro rumbo. En diciembre de 2012 el guionista Jason Hall  terminó ‘El Francotirador’. A las semanas asesinan a Kyle y el guion tomó entonces otro rumbo. Expandir Imagen
En diciembre de 2012 el guionista Jason Hall terminó ‘El Francotirador’. A las semanas asesinan a Kyle y el guion tomó entonces otro rumbo.

El Francotirador, nominada a seis premios Óscar, puede llevar al espectador a que brinde emocionados aplausos cuando acabe la proyección de este drama bélico, basado en hechos reales por su firmeza y su fluidez. O que la audiencia cuestione cómo se vanagloria la capacidad letal de un marine estadounidense que alcanzó el grado de leyenda: Chris Kyle.

Si mira por uno de los lados de la moneda, en la nueva producción del director Clint Eastwood verá una película que humaniza la profesión de soldado, en particular la del francotirador, razón por la cual American Sniperse convirtió en un éxito de taquilla entre el sector republicano de Estados Unidos, así como entre los grupos cristianos y las asociaciones de veteranos de guerra.

Si observa el otro reverso sobre este francotirador que participó en cuatro arriesgadas misiones en Irak, puede considerar que esta intensa y electrizante producción glorifica la guerra como forma de resolver las diferencias y pondera las funciones de policía del mundo que se autodesignó desde hace años el Ejército de Estados Unidos.

La Seal de la marina de la Unión Americana señala que Chris Kyle eliminó a 160 enemigos, entre 1999 y 2009, gracias a su mirada de águila y su puntería, aunque el tejano afirma que acabó con 200 enemigos (entre hombres, mujeres y niños), que ponían en peligro la vida de sus compañeros de armas.

Acabar con 160 personas que atacaban con rifles, granadas o bombas a los marines significó, de acuerdo con los Seal, que Kyle salvó a 600 marines a los que les cuidaba las espaldas desde los techos de las casas en Irak.

Clint Eastwood explica en El Francotirador que Kyle no mató a un ser humano, sino que eliminó a un atacante en medio de los fragores de la guerra.

El cineasta, de 84 años, que está en plena forma a la hora de narrar una historia de acción como demuestra con El Francotirador, recalca que Kyle no quería recompensas ni felicitaciones por su trabajo, y que se lamentaba por disparar contra una mujer y un chiquillo, a los que no identificaba como terroristas, pero tenían en sus manos una granada y había que erradicar ese riesgo de forma permanente.

Kyle (interpretado por Bradley Cooper) cuidaba a sus compañeros que estaban en las calles de Irak buscando terroristas. Él avisaba que había un sospechoso con potencial de peligro y un superior le daba luz verde para que procediera, salvo en los casos en que el francotirador estaba en una mejor posición para evaluar, entonces el alto mando le indicaba que fuera él quien tomara la decisión de actuar o no.

DETRÁS DEL FUSIL

De niño, el padre de Chris Kyler le enseñó a cazar animales en Texas. Su progenitor fue el primero en descubrir que su chico tenía un “don” con las armas.

De su papá también aprendió que hay tres tipos de seres humanos: las ovejas, los lobos y los perros pastores. Que hay quienes no saben protegerse a sí mismos, esas son las ovejas. Están los lobos que maltratan al más débil y los perros pastores se enfrentan a los lobos porque “están benditos con el don de la agresión y tienen la necesidad de proteger a los débiles”, le dijo su padre.

Durante esa jornada de aprendizaje, su padre sacó su correa del pantalón y les advirtió a sus dos hijos que él no iba a criar ni a ovejas ni a lobos, solo a perros pastores.

Por eso, cuando ocurren los sucesos terroristas contra las Torres Gemelas y el Pentágono, Kyle decidió que había terminado su carrera de vaquero que participaba en rodeos y que formaría parte del ejército para ser un perro pastor.

El drama estadounidense ‘El Francotirador’ fue el mejor debut de una película estadounidense en enero

SU OBJETIVO

Kyle, plantea Clint Eastwood en El Francotirador, que está basada en una autobiografía que publicó este soldado en 2012, no disfrutaba matando civiles y hay más de una escena en que aparece rogando que los niños iraquíes desistan de atacar a sus colegas, porque los tendrá que acabar con su fusil.

El Francotirador resalta que él solo deseaba cumplir con su misión y regresar a su casa con su esposa Taya ( Sienna Miller) y sus dos hijos, aunque descubriera que en su país le esperaba algo igual de riesgo que una detonación: la incomprensión de la sociedad liberal.

Queda claro en el filme que a Kyle no le atormentaban las vidas que había terminado al accionar el disparador de su rifle, que para eso rendiría cuentas cuando estuviera ante Dios, sino que su lamento eran los compañeros que no pudo salvar.

El Francotirador, que tiene a Bradley Coopercomo protagonista y uno de sus productores, educa a la audiencia que soldados como Kyle pasan 300 días al año fuera de sus hogares para cumplir sus objetivos militares, que tanta ausencia y traumas que van acumulando tienden a terminar sus matrimonios en divorcio.

Y que cuando están de vuelta en Estados Unidos los soldados se vuelven paranoicos, sin dejar de lado que más de uno viene lisiado.

¿Hay derecho a estar en contra de la intervención militar de Estados Unidos fuera de su territorio? Clint Eastwood, en boca de Kyle, contesta que no. Por eso, al marine le ofendió que su propio hermano menor, a quien defendió de niños lobos cuando ambos eran pequeños, esté harto de la guerra en Irak y de formar parte de ella.

Kyle renunció a seguir siendo un francotirador, a pesar del olor que le causaba no seguir protegiendo a los soldados en Irak.

Para no abandonar su condición de perro guardián, pasó más tiempo con los veteranos heridos de la guerra en Irak, sin imaginar que uno de los suyos se transformaría en un lobo.

El Francotirador acaba con escenas reales de los homenajes tras su asesinato en un campo de tiro a manos de un veterano de guerra con problemas mentales que Kyle (1974-2013) ayudaba.

OTROS MATICES

El Francotirador, que se estrenó solo en cuatro salas en Estados Unidos, pasó a triunfar en la boletería de Estados Unidos con hasta ahora 310 millones de dólares, más 87 millones en el resto del planeta. Abrió una puerta que otros filmes sobre conflictos bélicos que ocurren en Medio Oriente y donde Estados Unidos ha tenido participación no habían logrado abrir: ser rentables en Estados Unidos.

Los liberales y demócratas acusan al filme de Eastwood de irresponsable por idealizar a Kyle y su labor.

Eastwood, el director más republicano en activo que tiene Estados Unidos, en los últimos tiempos hizo un cine que curiosamente complació más al sector demócrata de su país con títulos como Río místico (2003) y Million Dollar Baby (2004).

Con El Francotirador presenta la guerra de Irak desde los ojos de los soldados y, además, muestra el dolor de los familiares de los que han muerto en batalla.

Su película nunca le da a un iraquí la posibilidad de explicar su punto de vista, ni Eastwood explica la situación política en el Medio Oriente. Al único iraquí que le da notoriedad en su largometraje es a un francotirador de ese país, cuya misión es acabar con su colega estadounidense.

Eastwood cae en el error de idealizar a Kyle como hizo otra cinta también nominada este año al Óscar en la categoría de mejor película del año: La teoría del todo.

Se trata del más destacado estreno en términos financieros para un drama sobre una guerra reciente que cuenta con censura para mayores de edad

La BBC de Londres hace referencia a ese otro Kyle que Eastwood no evidenció en El Francotirador.

Por ejemplo, en su autobiografía, Chris Kyle calificó a los iraquíes como salvajes, que le sentaba fatal no acabar a más enemigos o que en 2009 mató a dos hombres en una gasolinera de Texas porque le intentaron robar.

Tampoco incluyó que el Gobierno de Estados Unidos, según Kyle, le solicitó en 2005 que disparara contra los saqueadores que abundaron en las zonas afectadas por el huracán ‘Katrina’.

Para el historiador militar Martin Pegler, consultado por la BBC, “uno de los problemas del filme de Clint Eastwood puede hallarse en el hecho de que en EU cualquiera que lleve puesto un uniforme es considerado un héroe, lo que no siempre es cierto”.

¿Cuál es su película predilecta del Clint Eastwood director o actor? ¿Qué les pareció El Francotirador?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan