AVANCE: En la #Ruta2019 sigue el debate presidencial hoy por @prensacom, desde las 8 p.m.

Charlie Sheen, de arriba a abajo

Temas:

Podrá ser un desordenado en su vida privada, que cada vez se volvió más pública, con sus casos de drogas, sexo y rock, pero al final logra salir adelante cuando se trata del trabajo.

Cuando más de uno pensó que su fin llegó luego que lo despidieran de la serie Two and a Half Men (2003-2011), regresó de sus cenizas al protagonizar la también comedia televisiva Anger Management.

En este nuevo momento de su vida artística, vuelve a confirmar que es un actor de peso dentro de la pantalla chica estadounidense.

Cuando estaba al frente de Two and a Half Men recibía 1.9 millones de dólares por cada capítulo.

Por estos días acaba de firmar un acuerdo con los productores de la cadena FX y la productora Lionsgate, responsables de Anger Management, lo que se traducirá en 200 millones de dólares para su cuenta bancaria.

Su sueldo será aumentado en un 40% a partir de la grabación del episodio número 100 de Anger Management.

De esta manera, los productores y Sheen se aseguran mutuamente que la serie siga en el aire, ya que además de su paga semanal, el artista recibirá un porcentaje de las ventas de transmisión de cada capítulo.

“No estaba seguro en absoluto del éxito de Anger Management. Ha sido una colisión cósmica conjugada con una gran idea”, manifestó el intérprete, que se ha casado en tres ocasiones, al periódico ABC de España.

La meta es que esta relación monetaria lleve a que Anger Management alcance los 150 capítulos, por lo menos.

Claro, los problemas personales no abandonan a Sheen, que este año rodó la película Machete Kills, a las órdenes de Robert Rodriguez y cuyo estreno ocurrió el pasado mes de octubre.

Regresemos a los líos de Charlie, quien ha confesado más de una vez que sus dos hijos han sido víctimas de daños físicos y psicológicos cuando han estado bajo la tutela de su ex esposa Brooke Mueller, quien ha tenido serias dificultades con su adicción a las metanfetaminas.

Él, tan fino y delicado, calificó a su ex media naranja como una “prostituta diábólica”.

Cabe resaltar que Mueller ha ingresado 21 veces a diversos centros de rehabilitación en Estados Unidos y de nada ha servido. Su residencia más reciente fue la Clínica Betty Ford. Esa visita sí le resultó, pero no fue suficiente para que las autoridades le dieran a sus retoños de 4 años.

Los chicos están por el momento con otra de las ex esposas de Sheen, Denise Richards, quien a su vez ha manifestado que los gemelos tienen un comportamiento violento y que se debe a la influencia de su madre.

La actriz cita que a veces Bob y Max patean a sus perros en la cabeza y los aprietan por el cuello con deseos de estrangularlos. Agrega que ha visto cómo los dos chicos han golpeado en repetidas ocasiones a Lola (fruto de la relación de cuatro años entre Richard y Sheen) y Eloise (adoptada).

Richards, asustada, le ha pedido al Departamento de Niños y Servicios Familiares del condado de Los Angeles que le quiten pronto la responsabilidad de cuidarlos.

Casi nada.

¿Qué tal les parecen las más recientes temporadas de Two and a Half Men sin Charlie Sheen? ¿Les gusta Anger Management? ¿Por qué será que alguien con talento como Sheen lleva una existencia tan complicada?

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Post anteriores

Newsletter