19 de diciembre

Temas:

El Chorrillo, blanco de los estadounidenses en la madrugada del 20 de diciembre de 1989. El Chorrillo, blanco de los estadounidenses  en la madrugada del 20 de diciembre de 1989. Expandir Imagen
El Chorrillo, blanco de los estadounidenses en la madrugada del 20 de diciembre de 1989.

Las Fuerzas de Defensa se preparaban para festejar la Navidad. Algo sorprendente, considerando que el país supuestamente estaba en “estado de guerra”, ante las “agresiones” estadounidenses.

En la sede de la Comandancia, en El Chorrillo, sacaron las guirnaldas y colocaron un letrero que rezaba: “Felices Pascuas y próspero Año Nuevo les desea sus Fuerzas de Defensa”. Noriega se mostraba feliz en televisión, empoderado gracias a su nueva condición de “jefe de Gobierno” absoluto.

Frente a este ambiente festivo, estaba la creciente tensión en las relaciones con Estados Unidos. En tres días se habían reportado dos incidentes armados: el primero, el 16 de diciembre, cobró la vida de un teniente del Comando Sur, de 24 años de edad, baleado cuando se dirigía con tres compañeros a cenar al Marriott, vestidos de civil y desarmados; y el segundo, el 18, cuando un miembro de las Fuerzas de Defensa y otro del Comando Sur protagonizaron una gresca en una lavandería, que acabó cuando el estadounidense desenfundó su arma e hirió a su oponente.

El vocero del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Pete Williams, reconoció a los periodistas en Washington que la relación entre ambos países estaba marcada por un creciente “deterioro”. “La gente teme por su vida en Panamá”, dijo, según un cable de la agencia Reuters. Previamente, George Bush reconoció que la situación con Panamá era una de las mayores frustraciones de su primer año como inquilino de la Casa Blanca.

Cuatro días antes, Williams negó que el Pentágono había autorizado un plan de movilización para buscar al narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, a quien un informante ubicaba en una casa de playa en Panamá. El supuesto plan fue divulgado por la cadena CBS.

A las 10 de la noche del 19 de diciembre, CNN informó que se estaba movilizando a la División 82 y que se creía que se dirigían a Panamá.

“Dije, ¡Díos mío!, se van a dar cuenta, porque el ataque era a la una. Entonces mandé a pedir a la tropa que me dieran indicaciones si se había alertado a la tropa panameña y recibimos muy pocas señales”, recordó Marc Cisneros, jefe del Comando Sur, en una entrevista anterior con La Prensa.

La población panameña, que los últimos días se había acostumbrado a ver helicópteros sobrevolando la capital, pronto entendería que no se trataba de un ejercicio más de rutina. Aquel con amigos o contactos en la Zona del Canal pronto fue avisado que esa noche era mejor quedarse en casa.

Ajenos a esto, en el bar Las Malvinas se concentraba un amplio número de capitanes, mayores y oficiales de las Fuerzas de Defensa, porque esa noche se presentaban Los Buitres –una banda especialista en covers de Los Beatles- y Ulises, pareja de Marcela Tazón, la secretaria privada de Noriega, tocaba con el grupo. Decían que el general se uniría a la velada, pero pronto se informó que se había ido a descansar al Centro de Recreación Militar (Ceremis) en La Siesta.

Y allá lo sorprendieron las primeras bombas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Sobre el blog

Una buena parte de la población panameña desconoce o no ha asimilado aún todo lo que ocurrió en 1989.
El año inició con la decisión de los grandes partidos de oposición de ir a las elecciones con una nómina única: la de Guillermo Endara, Ricardo Arias Calderón y Guillermo Ford. Aquellos comicios del 7 de mayo terminaron con una golpiza a los candidatos, su declaratoria de nulidad y la designación del entonces contralor Francisco Rodríguez como presidente de la República.

Post anteriores

Últimos posts

¿Aún no eres suscriptor de La Prensa?

Elija plan de suscripción

Aquí usted podrá elegir uno de nuestros planes de suscripción y disfrutar de los beneficios que le ofrecemos.

Elegir plan