EXPERIMENTO

Las papas pueden cultivarse en Marte, según investigación en Perú

La prueba consistió en sembrar este tubérculo originario de los Andes en un ambiente confinado especialmente construido para simular el planeta Marte. La prueba consistió en sembrar este tubérculo originario de los Andes en un ambiente confinado especialmente construido para simular el planeta Marte. Expandir Imagen
La prueba consistió en sembrar este tubérculo originario de los Andes en un ambiente confinado especialmente construido para simular el planeta Marte. NASA/Archivo

¿Papas fritas en Marte? La ficción puede dar paso a la realidad pues el tubérculo puede cultivarse en el planeta rojo, según los primeros indicadores de un experimento realizado en Perú en cooperación con la NASA.

“Los resultados preliminares (del experimento) son positivos”, señaló el Centro Internacional de la Papa (CIP) sobre una prueba realizada entre el 14 de febrero y el 5 de marzo en sus instalaciones en Lima, donde sembraron papas en condiciones atmosféricas marcianas simuladas.

“El crecimiento del cultivo bajo condiciones como las de Marte es una importante fase de este experimento”, expresó Julio Valdivia Silva, astrobiólogo peruano vinculado a la agencia espacial de Estados Unidos (NASA) en el ambicioso proyecto.

La prueba consistió en sembrar este tubérculo originario de los Andes en un ambiente confinado especialmente construido, cual domo, denominado CubeSat, que forma parte del proyecto “Papas en Marte” del CIP.

Los científicos del CIP concluyeron “que las futuras misiones a Marte que deseen sembrar papas tendrán que preparar el suelo con una estructura suelta y nutrientes para permitir que los tubérculos obtengan suficiente aire y agua”.

“Si los cultivos pueden tolerar las condiciones extremas a las que los estamos exponiendo en nuestro CubeSat, tienen una buena oportunidad de desarrollarse en Marte”, acotó Valdivia, citado en un reporte del CIP.

En la estación donde se lleva a cabo el experimento se colocó tierra similar a la de Marte, seca y salada, que los científicos recogieron del desierto de las Pampas de la Joya, en el sur del Perú, a la que se le agregó suelo fertilizado.

El experimento del CIP tiene una duración de cinco años. En la Pampa de la Joya, se encontró suelo muy semejante al hallado en Marte por el vehículo explorador Curiosity. 

Los científicos peruanos trasladaron en los últimos meses, 700 kilos de tierra y rocas de ese desierto al domo o laboratorio que construyeron en las instalaciones del CIP, en Lima.

“Hemos estado observando los suelos muy secos que se encuentran en el desierto del sur peruano. Estos son los suelos más parecidos a Marte que hemos encontrado en la Tierra”, señaló el investigador de la NASA Chris McKay.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Visto Nuevo Comentado

Newsletter