TAL CUAL

Temas:

DANZA DE MILLONES I. Con la delación del ejecutivo de Odebrecht Luiz Antonio Mameri, que implicó a los príncipes en una coima de $35 millones, queda muy claro que los sobrecostos de las obras no eran otra cosa que la reserva para pagar las coimas del reinado de las zapatillas de oro.

DANZA DE MILLONES II. Los $35 millones de la coima de los príncipes son un equivalente al presupuesto anual de la Secretaría Nacional de Discapacidad, la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, y del Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Panamá, juntos. La dimensión humana puede quedar más clara, si se entiende que $35 millones son suficientes para ofrecerles una comida caliente al día a 100 mil niños desnutridos, por un año. Así de terrible es la corrupción, mata de hambre a un pueblo ingenuo que votó por un presidente que iba a cambiar las cosas.

APARECIDO. Ayer circuló una grabación que supuestamente realizó el exdirector de Inteligencia del Consejo de Seguridad Nacional Ronny Rodríguez Mendoza, en la cual exculpa al detenido de Miami, alegando que nunca se hicieron pinchazos. Convenientemente, no indicó cuándo se presentará a la justicia para aclarar en persona este y otros muchos misterios más de su conocimiento.

¡YUPI! Las erogaciones para pagar la planilla estatal aumentaron este año en un 15.7% por encima de lo que se pagó en el año 2016. Esto, a pesar de que la economía solo creció alrededor de 5%. De seguir esta tendencia de maniflojas, no hay impuestos que alcancen para pagar el fiesto. Y faltan los nuevos contratos de los diputados.

MINISTERIO BICÉFALO. En la hacienda La Montana, en Antón, hubo un brote de tuberculosis bovina, que después de meses de reclamos ciudadanos la Dirección de Salud Animal del MIDA enfrentó sacrificando únicamente las reses que marcaron positivo en las pruebas de la enfermedad. Los protocolos internacionales exigen el sacrificio de todo el hato. El ministro ordenó que se cumpliera con la norma internacional, pero la Dirección de Salud Animal se resiste. Si no se ponen de acuerdo en el MIDA, arriesgamos que los panameños nos enfermemos y que nuestra industria ganadera caiga en cuarentena.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter