Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

TAL CUAL

Temas:

DENÚNCIALO. Con la decisión de la Corte de tumbar el decreto del contralor sobre las donaciones de los diputados, “porque el fondo de la materia que regula es inconstitucional”, el mensaje es claro: auditores, si observan una práctica de este tipo, pónganlo en sus reportes para que las autoridades (en este caso la Corte) tomen cartas en el asunto. Nada de regulaciones que rayan con la connivencia.

PUGNA. La Asamblea, presidida por el enmudecido Rubén De León, cierra su legislatura este 30 de abril y se abre la lucha por el control del Palacio Justo Arosemena a partir del 1 de julio próximo. Claro, al eliminar las donaciones, el cargo pierde varios kilos de afrodisíaco. Pero ahí hay mucho poder para hacer daño o cambiar las cosas.

HUMANOIDES. La historia de las 40 niñas de Guatemala, que el 8 de marzo sus carceleros dejaron morir en un incendio en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, tiene entre nosotros un doble significado. Primero, porque en la escuela casi todos recitamos aquel poema trágico de José Martí (publicado en 1891) escrito para consolar a una joven que sufría de tuberculosis: “Quiero, a la sombra de un ala, contar este cuento en flor: la niña de Guatemala, la que se murió de amor”. Y segundo, porque nos estremece la similitud con lo ocurrido en el Centro de Cumplimiento de Tocumen el 9 de enero de 2011, cuando siete policías ignoraron los desgarradores gritos de socorro de cinco adolescentes que se quemaron vivos en sus celdas.

RAREZAS. El Parlamento de Nueva Zelanda hizo lo inédito: otorgar personería jurídica a un río. Se trata del Whanganui, venerado por los aborígenes maoríes como una entidad viva. Ahora el río tendrá derechos y deberes jurídicos y podrá ser representado en un tribunal. ¿Les parece una excentricidad? Tanto como aquellas ficciones legales nuestras: empresas offshore para resguardar dinero o sociedades anónimas y corporaciones de las que dependen miles de personas, sin que tengan un cuerpo palpable. Nada extraordinario.

MUROS. Un reciente artículo de Miguel Ángel Santos, investigador del Centro para el Desarrollo de la Universidad de Harvard, publicado en el diario The New York Times plantea que “para mantener el ritmo de crecimiento y la competitividad en el sector servicios, Panamá necesita más inmigrantes calificados, no menos”. Aquí hay más de 25 ocupaciones, entre ellas químicos y médicos, a las que les ponemos trabas. En cambio, abrimos las puertas a personas menos preparadas. Lástima que los gritos pseudonacionalistas son cada vez más fuertes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Visto Nuevo Comentado

Newsletter