hoyporhoy

Temas:

Una de las facetas más tenebrosas y degradantes de la globalización es la explotación sexual con fines comerciales. En los últimos años, los fiscales, las autoridades de migración y los cuerpos de investigación policial han sido eficientes al descubrir las redes criminales que lucran con la trata de personas y distintas formas de prostitución. Además, algunas víctimas han tenido el coraje de acudir ante los agentes de la ley para denunciar esta situaciones, que en muchos casos adopta formas de esclavitud en pleno siglo XXI. El crecimiento de la economía del país en los últimos años, sumado a los diferentes problemas en los países de la región, hacen de Panamá terreno fértil para el reclutamiento y la manipulación de víctimas sumamente vulnerables que buscaban un mejor futuro. La erradicación de este mal social requiere de una vigilancia permanente por parte de los ciudadanos y las autoridades, ya que por tanto tiempo nuestra indiferencia y tolerancia han alimentado este crimen. Es hora de que dejemos de ser cómplices.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Visto Nuevo Comentado

Newsletter