hoyporhoy

Temas:

La seguridad alimentaria de los panameños requiere de un suministro confiable y seguro de productos, disponibles al mejor precio posible. Existe una tensión natural entre la necesidad de importar y el fomento de la producción nacional. En el caso de la leche, las importaciones están causando severas pérdidas a los pequeños productores y a los procesadores industriales, que deben reducir su oferta al mercado por la presencia del producto importado. En materia alimenticia, el país no puede vivir de las importaciones y eso requiere que la producción nacional sea competitiva, eficiente y rentable. Nada de esto se puede alcanzar cuando las reglas del juego se cambian para favorecer a un sector por encima de los demás. La economía del país se resiente cuando los pequeños ganaderos pierden su mercado y sus ingresos, mientras que todos los otros actores de la cadena de valor disminuyen sus márgenes. Esto sucede en condiciones que no facilitan la libre competencia. Estamos arriesgando nuestro futuro con políticas agropecuarias erráticas, que al final solo consiguen pan para hoy, y hambre para mañana.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter