hoyporhoy

Temas:

El caso conocido como Fifagate –en el que también están involucrados exdirigentes del fútbol nacional– es un buen ejemplo del porqué los fondos que la Asamblea Nacional donó a ligas deportivas locales deben investigarse, en vez de utilizar el subterfugio legal para tapar lo que a todas luces debería salir a la luz pública. La razón por la que no vemos a diputados en organizaciones serias y de prestigio es porque en ellas no hay dinero, al menos, para sus fines. En su lugar, se inventan organizaciones no gubernamentales, incluidos supuestos beneficios para el deporte, como excusa para drenar el dinero de nuestros impuestos. Son decenas de millones de dólares que se gastan a su entera discreción, sin controles, como ya se ha visto, y sin dar explicaciones a la Contraloría, que tampoco parece estar muy interesada en saber el destino final de esos dineros. Así como se investigará al exdirigente de fútbol Ariel Alvarado, también exigimos que se abra una investigación prolija a todas las donaciones que dicen haber hecho los diputados, y si hay irregularidades, que respondan, así como lo tendrán que hacer los involucrados en el Fifagate.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Newsletter